Manolo Suárez: “Hemos pagado algunas novatadas”

El recién ascendido conjunto catalán (castigado por su falta de experiencia) ocupa la última posición de la liga Iberdrola de División de Honor Femenina con cero puntos en su casillero al paso de la sexta jornada del Campeonato

La falta de experiencia suele ser un gran problema para los equipos recién llegados a la máxima categoría. Es lo que le está ocurriendo al CN Sant Feliu, actual colista de la División de Honor Femenina. Y es que el regreso a la élite del conjunto catalán, a pesar de que su entrenador, Manolo Suárez, considera que sus jugadores crecen tras cada partido, no está siendo un camino de rosas.

Según el técnico, está siendo un comienzo de campaña marcado por un aprendizaje que les está sirviendo para darse cuenta de sus carencias y de sus virtudes, para ver que todos los encuentros son complicados y que nadie regala nada. En este sentido, Suárez destaca que, en muchas ocasiones, no han sido capaces de cerrar partidos cuando tenían el resultado completamente a favor.



En esta misma línea, el entrenador, quien afirma que su equipo es consciente de que es competitivo y que puede complicarle la vida a cualquiera, considera que la clave está en dominar el tempo del juego: “Tienes que saber jugar con el marcador en contra y a favor, qué es lo mejor en cada momento, cuándo hay que enfriar el partido y cuando revolucionarlo”. Además, cree que resulta vital no dar nada por hecho, ya que cada segundo es decisivo, y tener confianza tanto en uno mismo como en los compañeros que te acompañan dentro del agua.

Un equipo con ambición

Todo esto debe ayudar a que el equipo tenga más luces que sombras. Como comenta el técnico, se trata de un equipo joven, competitivo, con mucha ilusión y convicción por hacer las cosas bien, algo que les hace pensar que los resultados positivos acabarán llegando. Al otro lado de la balanza tienen su inexperiencia, la precipitación y las pérdidas de concentración. “Nos falta madurar en el juego, pero lo vamos consiguiendo. Lo importante es que podemos competir y tenemos calidad para disputar los encuentros”, asegura Manolo Suárez, quien cree que el margen de error en la División de Honor femenina es muy pequeño.

Básicamente, porque, dejando al margen a clubs como el Sabadell, el Mataró y el Sant Andreu, que están a otro nivel, todos están muy igualados. “Si haces las cosas bien, aunque sean equipos más experimentados, puedes competir con cualquiera”, afirma el técnico, quien dice que ahora les llegan los enfrentamientos más directos (Rubí, Dos Hermanas) y que la segunda vuelta, si todos siguen evolucionando, estará llena de sorpresas.



Aparte de contar con la meta de que las jugadoras crezcan tanto en lo personal como en lo deportivo, el objetivo prioritario que tiene Sant Feliu es muy claro: lograr la permanencia. Y como todavía cuentan con opciones de entrar en la Copa del Reina, no descartan lograr una plaza en la misma. “En el deporte siempre hay que ser ambicioso”, concluye Suárez, quien afirma que, desde la humildad, siempre hay que luchar por todo lo que está a nuestro alcance, ya que cada partido es oportunidad que tienes para conseguir un sueño.

twitter-bird@nicolasarlanzon

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.