Maria Empar Ballbé: historia viva de nuestro waterpolo femenino

Esta amante del waterpolo ha sido parte activa de la historia del waterpolo femenino en España: miembro del primer equipo del CN Catalunya, máxima goleadora en dos ocasiones e integrante de la primera selección en un torneo internacional

En el año 1983, Maria Empar Ballbé formó parte del primer equipo femenino de la historia del CN Catalunya. Fue a partir de ese año, cuando la pasión por el balón amarillo de esta catalana comenzó y se fue expandiendo a pasos agigantados hasta nuestros días. “El waterpolo me ha dado, a parte de una buena condición física, muchas satisfacciones a nivel personal. Ha sido gran parte de mí, ha sido algo familiar que además he trasmitido a mis hijos. El waterpolo me ha acompañado toda mi vida”, reconoce a WATERPOLISTA.com una ex – jugadora que durante diez años formó parte del Cata. Ocupaba la posición de boya, y entre otras cosas fue máxima goleadora del Campeonato nacional hasta en dos ocasiones. Alargó su trayectoria deportiva hasta el momento que se tuvo que retirar. Antes dejó grandes hitos personales como la participación en la primera selección nacional que disputó un torneo de índole internacionales.

| El día de su retirada

Sin embargo, lo cierto es que el día que tuvo que colgar el gorro las sensaciones fueron cruzadas. “Quería ser madre, a pesar de que ese año quedamos terceras del campeonato de España y fui la máxima goleadora. A parte, ese verano teníamos por primera vez un campeonato importante con la selección. Todos estos acontecimientos, que a priori tenían que hacerme continuar… decido dar por terminada mi carrera deportiva para ser madre… No lo recuerdo con ninguna angustia, pero si un punto de nostalgia”, explica ahora Ballbé, quien durante muchos años siguió vinculada al waterpolo por medio de sus hijos. Además en el año 2010 ayudó a crear una nueva sección de waterpolo femenino en el Catalunya, donde dirige a sus equipos unos años. Actualmente, forma parte del grupo master con quien mata el gusanillo del waterpolo.

Por otro lado, la ex – waterpolista considera que “actualmente el waterpolo femenino en España está a un nivel muy profesional y poco a envidiar respecto a otros deportes. Aunque está creciendo en otras comunidades todavía queda mucho camino para igualar el número de jugadoras y clubs que hay por ejemplo en Cataluña“, explica Maria Empar, quien marca los retos que debe perseguir el waterpolo femenino: “mayor visualización, llegar a tener las mismas condiciones a todos los niveles que el waterpolo masculino, en definitiva, como en la mayoría de deportes”, comenta al igual que entiende que para ella las mujeres dentro del waterpolo “tienen mi máxima valoración porque está llegando a las mayores metas y éxitos a pesar de todos los obstáculos que como mujeres puedan ir encontrando“, concluye.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.