Max Batlle, el jugador que transmite ‘química’

Después de haberse iniciado a los 10 años por medio del CE Mediterrani, el deportista catalán ha ido creciendo y madurando en el agua hasta el punto de ocupar un rol importante en el CN Montjuic

Los comienzos de Max Batlle en el waterpolo fueron algo peculiares a la par que atípicos. Antes de empezar a jugar a waterpolo, él era nadador del Club Natació Joan Pelegrí del barrio de Hostafrancs, pero debido a que tuvo una entrenadora con la que no se entendía, dejó de nadar a los nueve años, y por un momento dejó a un lado el mundo acuático durante un tiempo y no fue hasta la edad de diez años cuando su madre le propuso que debía volver a practicar algún deporte. “Como no era demasiado hábil jugando al fútbol, mi madre me propuso probar el hockey sobre hielo y el waterpolo. Por proximidad a mi casa, fui a probar primero el waterpolo, al club de mi barrio, el Club Esportiu Mediterrani, y recuerdo perfectamente el primer entreno que hice, con la generacion 97-98 del club, y con Pau Vendrell como mi entrenador. Me sentí tan integrado y cómodo con el grupo que decidí que quería seguir. Nunca llegue a probar el hockey, ya que me decidí por el balón amarillo“, explica un deportista que pasó por todas las categorías del Club, incluso por el absoluto. Ahora su trayectoria deportiva pasa por el CN Montjuic.

En este sentido, el deportista catalán explica que jugar en esta entidad supone hacerlo en un club histórico con unas instalaciones espectaculares. “Le estoy muy agradecido, ya que me acogió y confió en mi hace un par de años, cuando salía del CN Sant Feliu, y me encontraba en una situación anímica y deportiva complicada“, puntualiza Batlle, el cual se define como una persona “trabajadora, humilde y competitiva, que no da nada nunca por perdido y que anuque me lleve palos siempre encuentro alguna forma de sobrepasarlos y seguir adelante”, reconoce un jugador que considera por otro lado que el equipo de este año está siguiendo una buena dinámica de trabajo. “Somos un grupo que ya se conoce desde hace tiempo, ya que la mayoría hemos coincidido en diferentes equipos (Sant Feliu, Medi, Hospitalet…). Hay mucha química entre los jugadores y el grupo social que se ha creado es inmejorable“, puntualiza.

Por otro lado, Max entiende que bajo estos mimbres, “a día de hoy los objetivos pasan por competir con Molins y Caballa para el liderato del grupo. Más adelante ya veremos… Si seguimos trabajando los resultados iran llegando”. Y para tales retos, él espera aportar “experiencia deportiva, liderazgo y su trabajo del día a día“, si tenemos en cuenta que tiene unos retos deportivos a título personal: “siendo realistas creo que mi objetivo es disfrutar lo máximo de este deporte mientras pueda. Hace unos años los retos hubieran sido diferentes (jugar en division de honor…), pero ahora mismo acabo de terminar la carrera de psicología y estoy dando los primeros pasos en mi camino profesional. Es por eso que mi objetivo es competir y disfrutar todo lo posible de este bello deporte”, concluye.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.