‘Mayor volumen… más fatiga’

Se trata de proporcionar elevados contenidos condicionales con la esperanza de conseguir la obtención de óptimos resultados por el hecho de realizar un amplio dispendio de tiempo y esfuerzo

Desde el principio de los tiempos, toda cabeza pensaba en la obtención de resultados de la manera más intuitiva. Se trataba de proporcionar elevados contenidos condicionales con la esperanza de conseguir la obtención de óptimos resultados por el hecho de realizar un amplio dispendio de tiempo y esfuerzo. No había ninguna justificación científica, pero, por si acaso.

El doctor Ernst Van Aaken creador del maratón training por los años 50 ya preconizaba un entrenamiento elevado en horas de dedicación y rápidamente ejecutadas para conseguir un resultado en las disciplinas de resistencia. En ningún momento se citaban los deportes de esfuerzo alternos, de intensidad variable intensidad con alternancia en el reposo y en el esfuerzo, como es el caso de los deportes colectivos y concretamente con el waterpolo. Ya en anteriores conversaciones con los grandes técnicos consiguieron grandes gestas. Tenían una idea al respecto cuando menos meditable.

En una reunión casual con el gran técnico conseguidor de platas en Mundial de Perth y JJOO de Barcelona para más datos. Nos referimos al entrenador serbio Dragan Matutinovic que dirigió al equipo nacional tras la sombría edad media de los años 80 en los que no se ganaba nada, a la total explosión y oropeles de los 90 con sus medallas. No sería malo considerar que el grupo ya venía trasteando pasado el Mundial del 86 con jóvenes talentos y sin contar precisamente con las ayudas y prebendas proporcionadas por los planes ADO. En esta conversación se preguntaba por las razones de nadar los 11.000 en una sóla sesión por el equipo. No de forma puntual sino con bastante asiduidad.

¿Quizás buscar una condición al estilo Van Aaken? ¿Conseguir un elevado nivel aeróbico para más pronta recuperación, tal vez? La respuesta fue contundente y clarificadora: “Se hacen estas sesiones para hacer perder la resistencia y voluntad de los jugadores”. Finalizada la sesión las voluntades pertenecerían al entrenador. Nada más convincente y sencillo.

Ciñéndonos al programa alternativo que nos planteamos podríamos explicitar que: Se trata de conseguir un nivel idóneo de forma sin llegar a tener que realizar un bagage excesivo de cargas. Los enormes volúmenes de metros realizados por sesión con lo que conlleva de tiempo en la piscina. Recortan dramáticamente el tiempo para la preparación técnica y táctica o bien alargar la duración de las sesiones. Y es que el programa en cuestión , está pensado para las necesidades de los equipos que participan en competiciones de segundo nivel como pueden ser las ligas de segunda categoría. Dedicadas también a Equipos de Autonomías con poco horario a su disposición y a su vez con jugadores que tienen poco tiempo para su entrenamiento por las necesidades y obligaciones que no les permiten dedicar un tiempo excesivo en las piscinas.

Los microciclos semanales constan de tres sesiones. En cada sesión hay repartidas las diferentes fases y los contenidos de condición, técnica y táctica para proporcionar una adecuada puesta en forma para las competiciones que se les reclama. La duración de cada sesión es de 150 minutos (2 horas y media). El reparto de este total estaría así distribuido:

Fase 1: Condición en seco (30 minutos)
  1. Preparación en seco con programa de obtención de fuera dinámica en función de la velocidad de ejecución y no de volumen .
  2. Tal preparación nos proporciona una fuerza y velocidad adecuada y evita por su corta duración e intensidad la ausencia de las agujetas y dolores musculares que podría alterar la actividad posterior en agua.
  3. Este tipo de preparación se controla diariamente con unos test con programas como el BarSense y la toma de gráficos con el programa Kinovea y por My Jump 2 para comprobar en la altura del CMJ ( salto en contra movimiento) en seco que tiene una relación directa con la fuerza y la fatiga del jugador en sesión por el que podríamos obtener los resultados diariamente y el conocimiento de la obtención de la fuerza deseada sin error apreciable.
  4. Cada día se trabaja un grupo muscular principal Pecho, espalda y Piernas diferenciando y dedicando el trabajo deseado a cada grupo muscular y a cada sujeto.
Fase 2: Condición en agua (30 minutos)
  1. Fuerza con sobrecargas en piscina (ejercicios de fuerza con sobrecargas en el agua: mancuernas ,chalecos lastrados y balones medicinales, etc)
  2. Utilización de gomas monster de gran resistencia para incrementar la fuerza de salto y de propulsión de piernas en ejercicios específicos del juego
  3. Nado de intensidad alta y duración variables
  4. Medición mediante test como el de RST (Resistance speed training) 6x10m cada 20 seg en los que se mide el descenso de velocidad a lo largo de las series y la eficacia en función de la eficacia obtenida por la pérdida de velocidad  a causa de la fatiga acumulada
  5. Medición y práctica de nado en línea interválico con descenso de tiempo de recuperación.
Fase 3:Técnica y habilidad de desplazamientos con lanzamientos (30 minutos)
  1. Lanzamientos estáticos y dinámicos. En forma de cascada con multi pases en los diferentes puestos específicos combinados con varios jugadores y consiguiendo la eficacia a pesar de la fatiga.
  2. Mejora de la técnica en estos ejercicios para conseguir los resultados exigidos en cada tarea
  3. Control de velocidad mediante el control de lanzamiento con radar medidor de velocidad en los diferentes gestos y la grabación del gesto con gráficos medidos de la velocidad y gesto técnico en cada acción.
Fase 4: Drills y formar jugadas (30 minutos)
  1. Jugadas y combinaciones de ejercicios de ataque y defensa en una portería buscando la eficacia del grupo de arco
  2. Combinación de ejercicios de ataque en boya y su defensa con diferentes combinaciones de ataques con y sin cargas variando el número defensas y diferentes variantes en el ataque de boya
Fase 5: Juegos en dos porterías con equipos combinados
  1. Contrataques progresivos
  2. Jugada combinada
  3. Superioridad numérica
  4. Juego test

A grandes rasgos se trata de elaborar con este programa, un trabajo corto pero intenso en los que un equipo podría mantener un alto nivel de forma y la suficiente recuperación para el óptimo rendimiento en los partidos de fin de semana o de Torneo. Como ejemplo de este programa contamos con el  equipo de jugadores seniores del VILLALKOR  en la temporada 2017/2018. Han conseguido ganar la liga Madrileña de Tercera División para aspirantes al ascenso a Segunda Categoría Nacional. Dicho equipo ha ejecutado 73 sesiones en esta temporada y ha quedado invicto en la fase ordinaria a falta de jugar los puestos de clasificación para el ascenso. Como condición inexcusable de esta propuesta es imprescindible reafirmar:

  • Asistencia obligatoria de todos y de cada uno de los miembros del grupo
  • Al menos dos técnicos para poder conseguir un buen tándem y la eficacia y contribución idónea de todos los jugadores
  • Piscina completa al menos en la fase 4 y 5
  • Material suficiente y variado para cada fase
  • Gimnasio cercano a la piscina para evitar la pérdida de tiempo

Tratar de probar este método durante un tiempo podría  dar al traste con la reiterada idea de que de la masa sale la calidad y que cuanto más…mejor. Nosotros pensamos que cuanto más… ¡fatiga!

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.