Miquel Moyano lleva la ‘escuela catalana’ al CDW Málaga

Después de siete temporadas al pie del cañón en CN Rubí, el deportista catalán ha querido dar un cambio de aires a su vida llegando a las filas del CDW Málaga donde afronta con ilusión alcanzar nuevas aspiraciones

Empezó muy temprano en las categorías inferiores del CN Sabadell, donde se formó tanto deportiva como académicamente hasta que dio el salto a los 18 años al CN Rubí, donde se mantuvo las últimas siete temporadas. Ahora con la intención de dar un cambio de aires a nivel personal, Miquel Moyano se marchó al CDW Málaga con la intención de tener “nuevas aspiraciones y vivir el waterpolo de forma distinta”.Fue en mayo cuando se puso en contacto con la entidad andaluza y una vez le explicaron el proyecto, no se lo pensó dos veces. “Me atraía la idea de probar formarme como entrenador, el sentimiento de ‘equipo familiar’ que envuelve el club, y además seguir formándome como árbitro en un nuevo territorio con un waterpolo en gran proyección y tan agradecido“, explica a WATERPOLISTA.com el deportista catalán, quien se considera “un boya puro”, que es de aguantar en los dos metros, “y si el balón entra con un buen paso, normalmente soy de sacar la expulsión más de acabar”.

En este sentido, Moyano desvela que es “una persona que crea buen rollo y hacer equipo, y justo aquí en Málaga puedo aportar conocimientos de la ‘escuela catalana’ para completarlo con el ‘descaro’ que tienen los andaluces“, puntualiza el deportista, el cual considera que “la pretemporada empezó muy dura, pero también gratificante al ganar la Copa Andalucía, trofeo que hacía 10 años que el club no conseguía.Hemos llegado en buen nivel de forma y tras tres partidos aún no conocemos la derrota, llegando a rascar un punto en dos partidos fuera de casa. Somos consciente que el principal objetivo es salvar la categoría y a partir de ahí, todo lo que venga será fruto del resultado de nuestro trabajo”, explica alguien que conoce a la perfección la Primera División, que para él “lleva varios años siendo una de las ligas mas disputadas, por lo que no hay partido fácil y todos los clubes tienen su piscina como un fortín difícil de ganar puntos“.

Justo por este motivo considera que en “Inacua, nuestra piscina, nos da igual quién sea el rival, que le haremos nadar, le haremos exigirse al 100×100 para sacar un punto porque nosotros, junto a nuestra gran afición, lo haremos. Creo que hay tres equipos que a priori serán los cocos: Molins de Rei, Rubi y Sant Feliu. Y otros equipos que se han reforzado muy bien como Horta. Esta liga tiene piscinas que sacar algo positivo siempre es difícil como en Bilbao o en Ceuta. Y al final, los equipos más regulares fuera de casa serán los que estén en la parte alta”, explica a la par que marca su hoja de ruta personal: “el primer objetivo, disfrutar. No menos importante, trabajar y vivir al máximo esta oportunidad y experiencia. Aportar al equipo todo lo que esté en mi mano con expulsiones y goles”, sentencia.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.