Natalia Naya, estandarte de la cantera maña

A pesar de caer en cuartos de final, las aragonesas dejaron una buena impresión en su novena participación en la Copa de la Reina con una notada presencia de jóvenes de la cantera aragonesa como es el caso de Natalia Naya

La jugadora en la Copa / JOSEP ARNAU (ATELIER PHOTO)

La Escuela Waterpolo Zaragoza, que lleva ya trece temporadas en la máxima categoría, fue el único participante no catalán de la Copa de la Reina disputada este fin de semana en las instalaciones del CE Mediterrani. Las aragonesas, que se ganaron el derecho a participar por novena vez en la competición del KO después de finalizar la primera vuelta de la Liga Iberdrola en la sexta posición, cayeron en cuartos de final tras perder por 7-13 ante un Terrassa que acabó convirtiéndose en finalista.

La eliminatoria, según la joven jugadora del conjunto zaragozano, Natalia Naya, se decantó, tras dos primeros cuartos igualados, por la intensidad defensiva de las egarenses, que provocó que tuvieran que jugar lejos de la portería, algo que dificultó mucho sus ataques. “En la segunda parte tuvimos ciertas deficiencias que nos desfavorecieron y desmoralizaron”, afirmó tras el encuentro la waterpolista, quien aseguró que, a pesar de estos problemas, intentaron dar en todo momento, como siempre, lo mejor de ellas mismas.

Sensaciones encontradas

[bs-quote quote=”Es una verdadera suerte poder jugar en esta categoría a esta edad” style=”style-11″ align=”left” author_name=”Natalia Naya” author_job=”Jugadora de la Escuela Waterpolo Zaragoza”][/bs-quote]

Naya, que ya ha formado parte en diversas ocasiones de las convocatorias de la selección española femenina en categoría juvenil, es una de las grandes promesas de una Escuela de Waterpolo Zaragoza a la que define como un equipo muy unido, algo que les permite, a pesar de no ser profesionales, rendir al máximo nivel ante cualquier rival. El hecho de ser una escuadra muy compacta, les ayuda, especialmente, al competir como visitantes, cuando tienen que doblar sus esfuerzos. “Acostumbradas a la de casa, nos cuesta un poco más cuando jugamos en piscina grande”, dijo la jugadora del conjunto aragonés, quien añadió que gracias a su empeño y ganas de superación siempre acaban superando todos los problemas con los que se encuentran.

Algo que ya hicieron el año pasado, cuando demostraron ser una plantilla muy bien avenida y superaron la fase de promoción a vida o muerte que les enfrentó al WP 98 02. Este año, Natalia Naya espera que el equipo no sufra tanto. De hecho, como a sus compañeras, le gustaría que su club, del que dice que en el futuro cree que acabará compitiendo a nivel europeo, finalizara la campaña lo más arriba posible. Todo ello, en una División de Honor femenina en la que considera que es toda una suerte poder competir a su edad, ya que no todas las jóvenes jugadoras tienen la oportunidad de jugar en la máxima competición.

twitter-bird@nicolasarlanzon

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.