La eterna capitana de la EWZ pone punto y final

Tras llevar 17 de sus 27 años ligada activamente al waterpolo por medio de la Escuela Waterpolo Zaragoza, la capitana del equipo estos últimos años ha decidido colgar el gorro y cerrar una etapa "muy feliz"

La Escuela Waterpolo Zaragoza logró con sus más y sus menos el gran objetivo del año, la permanencia directa en la Liga PREMAAT Femenino. Y lo hizo después de una temporada “algo complicado”, según reconoce a WATERPOLISTA.com Patricia Genzor capitana del equipo, quien reconoce que el equipo no esperaba “sufrir tanto y mucho menos no depender de nosotras, aunque el bajar directas lo salvamos mucho antes del final de Liga“, comenta la deportista maña, quien recuerda que la temporada empezó en si “extraña por la falta de espacio para poder entrenar con normalidad”, aunque pone valor. que al final el equipo se adaptó de la mejor manera posible a las circunstancias. “No ha sido fácil, pero siempre con una idea: darlo todo hasta el final en una una temporada más llena de de retos y logros“, puntualiza una jugadora que después de llevar 17 de sus 27 años ligada al waterpolo en activo ha decidido colgar el gorro.

Justo por este motivo, retirarse después de garantizar la permanencia del equipo en la máxima categoría del waterpolo español es motivo de orgullo, y más, tras un año en el que se han tenido que superar a si mismas. “Nos hemos preocupado de nosotros, pensado partido a partido todo lo que teníamos planteado hacer en cada uno de ellos, e ir trabajando cada día en los objetivos“, explica la jugadora zaragozana, quien dice marcharse “muy feliz, al poder haber disfrutado de este deporte”. “Me voy muy satisfecha“, apunta, Genzor, quien tras una dilatada trayectoria tiene dos importantes recuerdos: el primer gira entorno a la participación europea con la Escuela, y el segundo sobre el partido que jugaron ante el CW Dos Hermanas a vida o muerte, con el que salvaron la categoría. “Fue a la vez una de las peores y mejores sensaciones, pero también nos hizo crecer mucho como equipo“, relata.

Por todo lo vivido en primera persona, la deportista aragonesa sabe que este club se resumen en una palabra: “familia“. “He vivido mis mejores y peores momentos aunque siempre con final feliz. Sentirte como en casa, rodeada de gente para lo bueno y para lo malo, que todos reman en la misma dirección. Éstas sensaciones no se dan en muchos aspectos de tu vida. Va a ser un recuerdo muy bonito siempre“, insiste Patricia quien seguirá con los benjamines del club y echando una mano en las categorías que haga falta. “Es un nuevo reto desde fuera del agua y una buena manera de seguir vinculada con lo que me gusta“, sentencia.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.