Pepe Alcázar: un amante del balón amarillo

Conocemos a un profesional de los pies a la cabeza que cuenta con una envidiada trayectoria deportiva tras haber liderado desde el banquillo diferentes proyectos en varios puntos de la geografía española

Los inicios de Pepe Alcázar en el mundo de los deportes acuáticos se dieron a los nueve años en el Real Canoe NC. En aquella época practicaba tanto la natación como el waterpolo, algo “muy habitual”. Ya a los 15 años se centró en el balón amarillo. Cuando Pepe hizo sus primeros pinitos el waterpolo en Madrid estaba “un nivel más bajo” que el que se vivía por aquel entonces en Cataluña. “Siempre estábamos luchando para mantener el equipo en la División de Honor. “Creo que fue una época de aprendizaje para ir conociendo todos los esfuerzos necesarios para llegar a ser un buen equipo“, reconoce ahora a WATERPOLISTA.com Alcazar, quien pronto dio el salto a Barcelona a través de una beca en la Residencia Blume, donde entrenó a las órdenes de Pepe Brascó, por aquel momento seleccionador nacional. Junto a él llegaron una destacada camada de jugadores jóvenes de diferentes puntos de la geografía española a quienes le dieron la oportunidad de dar un salto profesional. Deportistas como Antonio Sánchez o Albert Estiarte y Pere Estefanell.

A todo esto, al final de la temporada 1974/1975 Pepe abandonó las filas del combinado madrileño, para marcharse a Zaragoza para formar parte del ambicioso proyecto del CN Helios en el que Joan Jané ejercía de entrenador – jugador. “Fue una etapa muy bonita, y no solamente por el buen hacer del equipo, que quedó en cuarto lugar, llegando a ganar a todos los equipos que pasaron por Zaragoza, sino que además sirvió para que estos dieran el paso de querer formar parte de los equipos de élite dentro del waterpolo nacional”, reconoce Alcanzar, quien de la mano de Imre Szikora militó entre los años 1978 y 1981 en el CN Montjuic. Ya en las filas de la entidad catalana tuvo la oportunidad de formar parte del equipo olímpico que participó en los Juegos de Moscú. Un equipo que en palabras del protagonista estaba repleto de “ilusión y ganas, con grandes jugadores entregados a este deporte“. “En aquella época éramos amateur pero con muchas ganas de ver conseguidos esos sueños que todo deportista tiene cuando se inicia en un deporte. Fue la primera vez que se conseguía un cuarto lugar, rozando la medalla. Jugadores como, Delgado, Ventura, Esteller, Carmona, S. Franch, M. Estiarte, Torres, Sabría, Alonso,. Un equipo que siempre recordaré y unos juegos inolvidables“, explica.

| La etapa en el CN Montjuic

A partir del año 81 Pepe Alcazar pasó del agua al banquillo para asumir el cargo de primer entrenador del CN Montjuic, donde estuvo seis temporada. Una exitosa etapa en la que lograron ganar, entre otras cosas, tres títulos nacionales. Durante esta etapa, su notable participación en el equipo hizo que le confiaran la selección junior que disputó el Campeonato de Europa. Después de una exitosa trayectoria en Barcelona en el 87 firmó por el equipo de Pez Volador hasta que fichó por el CE Mediterrani donde se mantuvo durante ocho temporadas. En sus inicios en El Barrio de Sants, el equipo se encontraba en Primera División y con él al frente consiguieron el ansiado ascenso a la máxima categoría del waterpolo español sin perder ningún partido. No fue el único éxito, puesto ya en la élite lograron un titulo de Copa del Rey e innumerables participaciones en los playoffs por el título, sin dejar a un lado la participación en Europa, logrando en todo caso una final y dos semifinales de la Recopa de Europa.

En el año 2000 tras un etapa de cuatro meses en la Federación Japonesa, Pepe se incorpora al CN Olivar que en su segunda temporada logra el ascenso a División de Honor. “Esto fue uno de los mayores logros que la entidad quería conseguir por todos los medios, también mencionar que la mayoría de los jugadores eran de Zaragoza menos dos americanos y un japonés. Verdaderamente fue una temporada perfecta y muy motivante para la entidad, ya que se logró el objetivo“, reconoce Alacar que tras una segunda etapa en el Canoe de algo más de cuatro años regresó a las filas del CE Mediterrani. Allí asumió el rol de liderar el proyecto del primer equipo femenino entre los años 2008 y 2014. Seis temporadas al frente de un equipo que en 2010 logró el mayor de sus hitos: el título de campeón de Liga a costa del todopoderoso CN Sabadell. En su última etapa en el club centró en la dirección deportiva de las disciplinas de agua, hasta el año 2019, cuando puso punto y final a su trayectoria profesional en el club. “Me trae muchos recuerdos muy satisfactorio por lograr objetivos marcados al inicio de las diferentes temporadas y cuando no se conseguía, era el momento de trabajar con más ilusión y ganas, para en la siguiente temporada volver a intentarlo. En general estoy muy satisfecho con los muchos y grandes recuerdos de todas las temporadas finalizadas“, comenta un entrenador que tras haberse tomado un año sabático reconoce estar preparado y con la ilusión necesaria para ayudar al club que “quiera contar conmigo“.

twitter-bird@waterpolistacom

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.