Pere Robert: “Estamos haciendo un gran seguimiento a aquellos deportistas con proyección en las distintas Territoriales”

Hablamos en WATERPOLISTA.com con el vicepresidente tanto de la RFEN como de la Federación Catalana, así como el vocal de waterpolo en la Junta Directiva nacional que nos hace su particular radiografía en relación a la coyuntura actual del waterpolo español

El waterpolo, como la sociedad en general, ha entrado ya en una fase de normalidad, y poco a poco se va recuperando de las graves consecuencias derivadas del Covid19, que inevitablemente ha trastocado los proyectos deportivos, principalmente de los clubes, que no sólo han perdido masa social, sino que se han visto afectados en el plano económico. “Si que ha habido periodos de en las Ligas Nacional que la presencia del Covid19 ha sido destacada y se fueron aplazado varios partidos, pero lo cierro es que se ha cumplido el objetivo de terminar en las fechas previstas”, reconoce a WATERPOLISTA.com la cabeza visible de la vocalía de waterpolo en la Junta Directiva de la Real Federación Española de Natación (RFEN), Pere Robert quien considera que aunque desde el punto de vista deportivo el camino a seguir está fijado, en lo institucional la recuperación es algo más lenta. “A nivel de club es más complicado la vuelta a la normalidad, ya que por un lado ha habido un bajón importante de socios, y luego ya está el tema energético que está castigando mucho a los clubes con instalaciones propias. Las piscinas básicamente se alimentan de electricidad y gas. La subida de los precios ha sido muy importante y las entidades están sufriendo económicamente. En todo caso la ilusión hace que se siga apostando a pesar de la situación actual”, explica.

| El principal objetivo de la RFEN

Por otro lado, en el plano federativo, desde la RFEN busca continuar con sus proyectos ya iniciados, y el más importante pasa por continuar apostando de lleno por la expansión del waterpolo en todo el territorio español. “Esto es complicado porque implica que los clubes dispongan del espacio, y también de muchas instalaciones que son municipales y por tanto no dependen de las gestión de los clubes. Lo que pasa es que particularmente en Cataluña esta situación es diferente, pero nosotros insistimos. Tenemos un crecimiento importante en las federaciones territoriales. La prueba ha sido el campeonato de España de Federaciones Territorales, donde han participado 15 Comunidades en el masculino, y 10 en el femenino. Ahora la normativa que hemos aplicado en las fases de ascenso con dos grupos: uno con los equipos que tienen representación territorial y otro de los equipos que su Comunidad no tiene representación en las ligas nacionales”, asegura Pere Robert, el cual considera la tecnificaciones como claves para llevar a cabo la expansión. “Tenemos un plan de tecnificación para poder realizar un seguimiento de aquellos jugadores y jugadoras con proyección de futuro en las distintas territoriales. También se hace con los entrenadores. Se hacen convocatorias regulares en el CAR de Sant Cugat con deportistas y técnicos para incidir en la formación, ya que consideramos clave que no sólo los jugadores, sino también los entrenadores mejoren técnicamente en las distintas fases del waterpolo. En el CAR llamamos más específicamente a jugadores y entrenadores con más proyección y lo hacemos durante todo el año, ya que nos permite hacer una radiografía en todas las territoriales y aportar los conocimientos. Tenemos que seguir trabajando en esta dirección, puesto que es un trabajo que va dando sus frutos y lo vemos en casos puntuales de jugadores de fuera de Cataluña que llegan al más alto nivel”, asegura.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que a medida que se van a ir desarrollando tanto las fases de ascenso a Nacional, como los diferentes Campeonatos de España, el waterpolo en nuestro país está pendiente de las dos grandes citas internacionales del año: primero el Mundial de Budapest, y después el Campeonato de Europa que se celebrará a finales de agosto en Split (Croacia). “Nuestro primer objetivo es el Mundial. En el masculino el CN Atlétic Barceloneta Barceloneta terminará la temporada en junio y quedaran diez días para llegar a la cita mundialista, y veremos en que condiciones llegan. En caso femenino es distinto y tendrá un ritmo de entrenamiento mucho mayor. Aún así es complicada una temporada con dos picos de competición. Será labor de los técnicos gestionar una vez terminado el Mundial como se llega al Europeo. El año que viene hay un Mundial en Fukuoka (Japón), pero luego el 2024 se complica muchísimo. Tendremos el mundial de Doha a finales de diciembre o principios de enero, seguidamente el Europeo, entre los meses de enero y febrero. Si tenemos que ir o no al Preolímpico, habrá la Liga Mundial, Liga Nacional, las competiciones europeas de clubes. Haber como podemos gestionar todo esto para llegar con las mejores condiciones a los Juegos Olímpicos de París. Lo que está claro es que no se piensa en el jugador, sino sólo en la competición. Pero sabemos que dentro del Comité Técnico de la FINA hay un representante de deportistas y ya le hemos transmitido nuestra particular queja”, concluye.

twitter-bird@jove_grada

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.