La primera parada del reto holandés

Aunque aún están algo verdes para luchar de tú a tú con las grandes potencias, Holanda será una de esas selecciones que aspiran a incomodar en el próximo Europeo, mientras perfila su camino a los próximos Juegos de Tokyo en 2020

Mucho se ha escrito sobre lo que nos deparará el próximo Europeo en Barcelona, en el que los nuestros saldrán a por todas en la búsqueda de la primera plaza de grupo. No obstante, me voy a parar un momento en la participación de Holanda, donde el director técnico y seleccionador holandés se marco como objetivo justamente la presencia en los Juegos de Tokio 2020. Para ello, creyó que debía de crear un programa en que sus jugadores jóvenes tuvieran una formación competitiva, por lo que pensó en España cómo medio en el que ganar bagaje.

Asi fue como aterrizaron los primeros holandeses. En la segunda experiencia de este programa se duplicó la cantidad de jugadores justo antes de que llegará la fase de clasificación para las pasadas Olimpiadas. En aquella ocasión para sorpresa de los propias jugadores, se quedaron a las puertas de obtener el billete para Río, por lo que ahora tienen entre ceja y ceja entrar para la próxima cita olímpica.

En la segunda fase de este ambicioso proyecto, esos jugadores que ya habían estado en la liga española dieron un salto de calidad y la mayoría tuvieron ofertas muy importantes a nivel económico (y deportivo) de otras ligas y han ido a otros equipos. No de más entidad pero si que a nivel profesional intentando cobrar unos sueldos un poco más altos de los que estaban cobrando en España hasta el momento.

Algo ‘verdes’

Esta muestra de intenciones pasa por seguir intentado formar a una generación de jóvenes jugadores que deben complementar a esa primera hornada para formar un equipo potente para los JJOO Tokio 2020. Por el momento tienen asegurada su presencia en el Europeo. No obstante, a título personal todavía los veo muy verdes para poder dar guerra a los favoritos de su grupo (Croacia y Grecia). Holanda aspira a priori a la tercera plaza. Sin embargo, bien es cierto que en un campeonato de estas características siempre será una selección incomoda como lo fue en su momento en unos años atrás.

Para mí una de las claves de su actual momento pasa en que no acaban de encontrar un jugador determinante que marque diferencias. Aunque tienen buenos jugadores, falta ese deportista que ejerza el liderazgo que les permita dar ese salto de calidad para poder enfrentarse a las que llamaríamos las ocho potencias. Normalmente estas son las que están marcando el paso en Europa. Creo que Holanda será tercera de grupo e insisto que en un cruce de cuartos siempre es un rival incomodo que aún está en maduración

twitter-bird@colet_wpcoach

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.