Unai Casas: el entrenador forjado en Askartza que ha cumplido ya un sueño

Conocemos a uno de los integrantes del actual staff técnico de Askartza donde se inició y disfrutó primero como jugador y ahora continúa creciendo en los banquillos, concretamente en el del absoluto femenino

El primer equipo femenino de Askartza se quedó muy cerca de consumar el salto a categoría nacional. El director de orquesta de este ascendente equipo no es otro que Unai Casas, quien es un hombre de club, ya que en la entidad vasca se inició en el waterpolo a los ocho años. Allí ha venido creciendo, primero como jugador y ya después como entrenador. “Mis comienzos como entrenador fueron con 15 años, recuerdo que Isusko Arias nos pidió ayuda para hacer diferentes ejercicios con los benjamines y me ofrecí voluntario. Desde ese día empece a ayudar todos los días en diferentes ejercicios o entrenamientos, hasta que un día me ofrecieron empezar a ayudar también los fines de semana en los partidos de categorías”, detalla en WATERPOLISTA.com el técnico que desvela que para él, Askartza es su segunda familia. “Llevo toda la vida en Askartza, tanto de estudiante del colegio como parte del club. Pero en lo que se refiere a Askartza como club, es algo de lo que no me podría desprender, es compartir mi tiempo libre con mis amigos de toda la vida haciendo lo que nos gusta“, detalla un técnico que considera que para él una de las principales claves es “el buen ambiente y cercanía que hay entre todos los miembros del club. Somos como una pequeña familia en la que nos conocemos entre todos y eso hace que el ambiente sea muy bueno”, apunta.

En este sentido, el hecho de ser de Askarzta de toda la vida hace que entrenar allí sea para él “muy especial. “Para mí entrenar en Askartza supone la oportunidad de poder enseñar lo que me han enseñado a mi en este club. Además es increíble poder ver como crecen y evolucionan los niños y niñas con los que has trabajado desde hace tanto tiempo“, explica Casas que en cuanto a la temporada entiende que ha sido “casi perfecta. “Los resultado que hemos obtenido en todas las categorías hablan por sí solos. No solo eso, después de volver a la normalidad estamos consiguiendo que los más pequeños del club se enganchen y les empece a picar el gusanillo por el waterpolo y creo que está es una de las mejores noticias que podíamos tener“, comenta, así como desvela que el haberse quedado tan cerca del ascenso ha sido “un golpe duro”. “Pensar en el trabajo realizado durante la temporada y quedarte a un paso de conseguirlo no es nada fácil. Pero por otro lado, el equipo es muy joven y tendrá muchas más oportunidades de conseguirlo. Nos llevamos está experiencia muy positiva, y con ganas de prepararnos para la siguiente temporada y con el objetivo firme de poder ascender a Primera División Femenina”, detalla, así como desvela su hoja de ruta en el plano deportivo: “como primer reto y junto al equipo, creo que nos marcaremos el reto de subir el próximo año a Primera División Femenina. Creo que no es un reto personal, es algo más a nivel de club y de equipo. Pero, esta claro que a nivel personal y tras la experiencia de este año lo tengo marcado para el año que viene. Además, considero que una de las cosas mas importantes es seguir creciendo y aprendiendo. Por ello, a nivel personal me marco el objetivo de seguir aprendiendo y formándome para el día de mañana“, concluye.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.