Xavi Vallés: “Para cuidar la salud física y mental es necesario el desentrenamiento”

Hablamos en WATERPOLISTA.com con el que fuera uno de los jugadores de más peso en nuestro país y que ahora está vinculado con el deporte pero de otra manera bien diferente

Un 3 de agosto de 2013 Xavi Vallès vivió su último partido de waterpolo como jugador profesional. Fue en una abarrotada Picornell en la que la selección española de Rafa Aguilar vencía a Grecia obteniendo el quinto puesto del Campeonato del Mundo que acogió la ciudad condal aquel año. La afición española le brindó un bonito homenaje que a día de hoytodavía recuerda con emoción. “Fui todo un privilegiado”, declara en esta entrevista a WATERPOLISTA.com Vallès, quien mantiene su vínculo particular con el mundo del waterpolo gracias al CN Sabadell donde ejerce de responsable dentro del Departamento de Sistemas, Redes y Conunicaciones del Club.

– ¿Qué es hoy día de Xavi Valles?
“Disfrutando del waterpolo, como gran aficionado que soy de este deporte, pero desde el otro lado, donde se disfruta de otra manera. Por otro lado, trabajando como cualquier otra persona, en mi situación, en el departamento de Sistemas, Redes y Comunicaciones en el CN Sabadell, de alguna manera u otra, sigo vinculado a la “piscina”.

– ¿Cómo matas el gusanillo por el waterpolo?
“Creo que los grandes deportistas siempre encuentran la manera de ‘matar el gusanillo’ competitivo que llevan dentro y mirar de seguir siendo competitivos… de la forma en que su cuerpo y su forma física les permite, en mi caso, antes de la pandemia de la Covid, jugando al Básquet con mi grupo de amigos, el otro deporte que me apasiona. Referente al gusanillo del waterpolo, creo que son etapas, ciclos, que se tienen que cerrar y seguir adelante, aunque me gusta ver si puedo resúmenes, partidos, noticias de las grandes ligas Europeas”.

– ¿Echas en falta algo de la alta competición?
“Como te comentaba antes, creo que en la vida, hay varias etapas, una de ellas la deportiva. Este éxito, que te lleva a ser el centro de atención, los tratos personalizados, viajes, concentraciones, medios de comunicación, este conjunto de elementos logran que en cierto momento sientas que vives en un mundo paralelo y a veces ficticio. Por ello, creo que hay que cerrar etapas o ciclos en la vida de uno mismo, porque si no pueden girarse en contra de uno mismo. El ‘desentrenamiento’ deportivo es necesario tanto para cuidar la salud física y mental”.

– ¿Cómo decide un jugador con tantos años dedicándose al waterpolo colgar el gorro?
“Hay dos tipos de retiro, el voluntario y el involuntario. En mi caso, pude decidir retirarme antes que el deporte me retirase a mí. Era el momento, la ciudad, la competición, la sensación deportiva ideal para llevarlo a cabo delante de mi familia y público”.

– ¿En algún momento te has arrepentido de haberlo hecho?
“No me he arrepentido, porque lo decidí yo. No fue una lesión ni algo externo. Fue una decisión mía. No hay nada malo en dejarlo, y estoy disfrutando mucho del momento actual, en otro plano diferente. Ahora puedo hacer otras cosas que cuando estaba compitiendo no podía hacer”.

– ¿Que ha sido lo mejor y lo peor como waterpolista?
“Podríamos hablar de un montón de cosas buenas que puede aportar el waterpolo. El deporte más completo (o entre los cinco del mundo), más competitivo, exigente, podríamos hablar horas y horas, pero te comento par de cosas. El trabajo en equipo es primordial, es una de las habilidades que las empresas demandan hoy en día, aprender del otro es primordial para que los negocios funcionen. Todos estos años, la gestión de grupo ha sido clave para nuestros éxitos. Me quedo con eso, lo mejor, el grupo (pude disfrutar de unos ambientes de vestuarios geniales) y las amistades eternas que se crean. Lo peor, por decir algo, las lesiones .

– ¿Qué es lo primero que recuerdas cuando piensas en el día que jugaste el último partido?
“Alegría, emoción y feliz del momento que viví. Un privilegiado”.

– ¿Te hubiese gustado que hubiese sido de otra forma?
“No lo pienso”.

– ¿Como era el Xavi Valles waterpolista?
“A nuestro deporte lo he amado con locura, lo he hecho con la máxima intensidad, con mucha pasión y sacrificio. He aprendido a ganar, a perder, a saber que la motivación es esencial y a que el trabajo en equipo es una gran virtud.
Por eso, creo que siempre antepuse mis actuaciones personales en bien del equipo. Por mi posición, sabía que si no estaba bien posicionado, cerca de la portería rival, nuestro ataque no sería efectivo. Siempre intentar ayudar a cualquier persona del equipo para lo que necesitase. Disfrutar al máximo cada momento vivido, porque la etapa del deporte es corta pero muy intensa”.

– ¿Te ves reflejado en algún jugador que juegue en la actualidad?
“Complicado, las comparaciones no son buenas, nadie es sustituto de nadie, no veo ni un nuevo Jordi Sans, Salvador Gómez, Iván Pérez o yo mismo. Aunque si me dices que te diga algún nombre, Tahull creo que está un paso por delante del resto, aparte, te diría que me gustaría ver como evolucionará el joven boya Oscar Asensio. Internacionalmente, me gusta por técnica y desplazamiento, él boya de la selección Montenegrina de categoria sub.20”.

– ¿Cómo ves el waterpolo de ahora?
“La verdad, que ahora mismo, con la crisis de la Covid, el deporte lo está sufriendo muchísimo. Los clubes, con las restricciones, las bajas de socios, el poco apoyo de las administraciones, a la vez manteniendo los mismos gastos, se hace muy difícil apostar por el deporte de élite. Esta siendo un año, y lo que queda, muy duro, veo difícil la sostenibilidad de este deporte al máximo nivel por parte de los clubes. Por otra parte, hoy en día somos testigos de una lucha tremenda para conseguir el tiempo de la gente. Compañías de entretenimiento, marcas comerciales, medios de comunicación, equipos deportivos, artistas, canales de televisión, sitios web… todos se pelean por un minuto de atención, un clic en un enlace o un comentario en una publicación. La oferta que disponemos para gastar nuestro tiempo es infinita. En deporte, para obtener éxito se tiene que llegar a la gente y ofrecer espectáculo”.

– ¿Y concretamente el español?
“Pues la verdad, difícil de encontrar alguna solución a la financiación de los clubes.Cada vez tenemos más competencias a la hora de captar niños para nuestro deporte base. Tenemos que luchar contra otros deportes que tienen más cabida en la televisión, publicidad, como fútbol, básquet, tenis, y así es difícil que las juntas quieran apostar por deportes que no tienen apenas beneficios. Si tuviéramos más captación generaríamos más dinero y los clubes podrían hacer un replanteamiento de la situación. Eso añadido a que cada vez más los entrenadores no son 100% profesionales (dedicación completa), con los sueldos actuales, no pueden dedicarse por completo a entrenar solo, tienen que compaginarlo con otros trabajos. Eso influye en el rendimiento y formación de los jóvenes. En el ámbito de Federación, creo que la selección está en buenas manos, con mi amigo y excompañero de infinitas batallas David Martin. La metodología que se implantó en su día en el CNAB y ahora en la selección está dando su fruto y creo que es un buen camino para conseguir resultados en la selección. Fácil no hay nada, pero si es cierto, que cogiendo a la base del titular del CNAB, más incorporaciones de jugadores contrastados, más la suma de experiencia de Pinedo y Perrone y sobre todo la gestión de grupo de David, ara que España siga luchando por las medallas”.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.