El ‘rifirrafe’ del Quadis CN Mataró – Real Canoe NC, al descubierto

El encuentro celebrado en la Joan Serra entre catalanes y madrileños estuvo cargado de intensidad y polémica con una acción entre Samuel Ruíz y Víctor Gutiérrez que provocó una 'tangana' con los dos banquillos en el agua

El partido celebrado el pasado sábado en la Joan Serra se podría definir en varias palabras: intenso, frenético e incluso (vistas las imágenes) muy polémico. El Quadis CN Mataró – Real Canoe fue el partido elegido por la RFEN para ser retransmitido en streaming por la plataforma LaLiga4Sports. Y sinceramente, no defraudó a nadie. Tuvo emoción pero sobretodo se convirtió en uno de los partidos más interesantes de este Campeonato, al menos hasta el momento. Aunque el waterpolo es un deporte de contacto en el que existen jugadas parecidas que pueden llegar a hacer mucho daño al jugador, es cierto que ésta en cuestión ha traído cola en las últimas horas, fruto -quizás- de la repercusión que han tenido las imágenes, puesto que en muchas ocasiones la falta de pruebas gráficas complica el espíritu crítico del espectador ante situaciones similares.

 

 

 

 

 

Ya desde el inicio la igualdad que reflejaba el electrónico se tradujo en una desbordada intensidad en el agua. No obstante, fue en el tercer tiempo cuando acabó por explotar un clima de expectación absoluta que imperaba en una piscina a rebozar, que no paraba de animar. Fue entonces cuando en un mano mano entre el defensa local Samuel Ruiz y el boya del Canoe, Víctor Gutiérrez terminó con un golpe del madrileño al jugador de 17 años. Una acción que pasó desapercibida no sólo para los colegiados, sino para muchos de los asistentes que vieron como acto seguido se armó una importante tangana con gran parte de los banquillos de ambos equipos en el agua, algo que no esta permitido. Intercambio de improperios, golpes y las expulsiones definitivas de Albert Merino del Mataró y de Eugenio de Grado por parte de los visitantes por “brutalidad” en el momento del ‘rifirrafe’.

Existe el contacto

Una vez vistas las imágenes por televisión se comprueba que el golpe existe. Imagenes expuestas, que cada uno saque sus conclusiones. Sin embargo, el hecho está en que al darle en el labio y tocar con los dientes superiores, se parte y sangra. Es más el jugador local no entró más al agua. La trifulca entre jugadores de ambos equipos terminó con Víctor Gutiérrez indemne.

166 reproducciones

Algo que a posteriori ha sido criticado por el entorno del Mataró. En el acta del partido se describieron los hechos, pero no se especificó nada relacionado con la acción que desembocó la trifulca -es decir el golpe-. Sin embargo, analizadas las imágenes se ve como el codazo es posterior, puesto que la acción viene de atrás cuando yendo ambos jugadores nadando a los dos metros el jugador madrileño suelta el brazo y le propina un golpe en la boca a Samuel Ruiz que continúa defendiendo en la posición de boya. El jugador parecía estar KO tocándose la cara. Hasta que finalmente se aparta cuando al pasarse la lengua por el labio se da cuenta del corte y de que está sangrando. En ese momento se aparta y recibe un codazo.

De esta manera quedó el labio del jugador del Quadis CN Mataró, Samuel Ruiz después de recibir un duro golpe por parte del boya del Real Canoe NC Madrileño, Víctor Gutiérrez; tuvo que ser intervenido / R.A.

Según aseguró Javier Cáceres a esta web, ha existido en las últimas horas contactos entre ambos jugadores, habiéndose disculpado Gutiérrez con el jugador catalán que al momento fue trasladado al hospital donde fue intervenido por un cirujano plástico, quien le coció la herida. “Esperemos que no le quede mucha marca”, explican desde el Club.

El encuentro tuvo un momento de descontrol en el que el delegado de la RFEN, Josep María Castella tuvo que tomar partido para apaciguar las revueltas aguas. Finalmente, el Mataró terminó venciendo al Canoe logrando tres puntos que le permite mantenerse en la cuarta plaza. No obstante, la cosa no terminó allí y algunos de los protagonistas hablaron en zona mixta. Sin ir más lejos, el equipo local publicaba un tuit en el que se podía leer: “El Mataro no se arruga ante la violencia del Canoe y con un público excelente se aferra a la victoria final por 11-9“.

 

 

 

 

 

En este sentido, el técnico local, Beto Fernández fue tajante en sus declaraciones a los medios de comunicación: “Sufro mucho por mis hombres y más por un chico como Samuel Ruiz que el otro día cumplió 17 años y que hoy se va a casa con el labio partido por la mitad. Y que el infractor de esta acción quede impune. Sinceramente me disgusta.”. “Creo que no le hacía falta hacer esta acción. Si hubiera sido valiente se lo hubiera hecho a Ramiro y a lo mejor no sale vivo de aquí. Pero claro se lo hace al pequeño del equipo y a mi personalmente me toca el corazón esto“, llegó a decir.

[su_button url=”http://waterpolista.com/2017/12/beto-fernandez-javier-caceres-apaciguan-las-revueltas-aguas/” target=”blank” style=”ghost” background=”#d4e7fb” color=”#000000″ wide=”yes” icon=”icon: plus-square” icon_color=”#101614″]Repasa las palabras de ambos técnicos en el artículo ‘Beto Fernández y Javier Cáceres apaciguan las aguas’ donde hablan abiertamente de lo ocurrido (en frío y en caliente)[/su_button]

Palabras que son reprobadas por su homólogo madrileño, Javier Cáceres que en declaraciones a esta web explica que “no fueron afortunadas, y así se lo he dicho, pero entiendo que son fruto del calentón“. “En situaciones como estas es mejor ser prudente, porque la historia ha demostrado que lo que hoy ha sido por la acción de un jugador del equipo contrario, el día de mañana es por uno del tuyo“, añadía.

twitter-bird@etoster

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.