Elena Padilla: el génesis del waterpolo femenino

Esta apasionada de su trabajo lleva años poniendo en valor el mimo por el trabajo con la cantera del CN Mataró que gracias en parte a su granito de arena es toda una referencia en cuanto a waterpolo femenino

Hay personas que desde la sombra ponen su particular granito de arena con el que ayudar a impulsar el progreso del waterpolo. Y aunque lo vengan haciendo en sus respectivos clubes, éste intenso y destacado trabajo se extrapola con el tiempo a otros clubes, así como a las diferentes selecciones. Éste es el caso de Elena Padilla, integrante del staff técnico del CN Mataró y entrenadora de varios equipos de la entidad del Maresme con quien ha ido ya acumulando múltiples reconocimientos colectivos. El último el título de campeón infantil femenino que sumó en el pasado Campeonato de España celebrado en Málaga. No obstante, es importante poner el foco en el origen de su trayectoria temporada. Una trayectoria que viene ligada directamente a su etapa como jugadora que empezó tarde, en concreto, a los 19 años cuando junto a un grupo de amigas plantearon al club la posibilidad de crear una sección femenina. A partir de ese momento, nada ni nadie ha sido capaz de quitarle el balón amarillo de la mano.

Esa pasión por el waterpolo que llevaba a la práctica como jugadora fue compaginada con sus primeros pinitos como entrenadora, hasta que se retiró en la temporada 2011/2012 y se centró en ocupar el banquillo delos diferentes equipos que forman la cantera del Mataró. Lo cierto es que su incansable trabajo no sólo ha traído consigo resultados a nivel colectivo, sino también a nivel particular, ya que Padilla ha sido parte del crecimiento deportivo de jugadoras de la casa como es el caso de Roser Tarragó, Marta Bach, Ciara Gibson y Helena Lloret, entre otras, con quien la entidad consiguió varias medallas en los diferentes Campeonatos de Catalunya y España donde cabe destacar la plata en ella cita nacional cadete en 2008, la plata en el mismo Campeonato al año siguiente, así como el oro logrado en el Campeonato de España Juvenil celebrado en 2009 en Mataró. Sin embargo, el trabajo de Elena ha ido más allá y su relevancia en el primer equipo con segunda entrenadora (primero con Vicenç Tarrés y más tarde con Florín Bonca) le ha permitido acumular años de experiencia con los que ahora pretende continuar en la promoción del waterpolo con el proyecto que inició en la temporada 2015/2016 con la generación de niñas nacidas en 2004 y 2005 como principales protagonistas. “A ellas les debo mucho, y todos los que rodean a estas pequeñas, que siempre confiaron en mi trabajo, tanto en los buenos como en los no tan buenos momentos. Y como no a mi familia, que desde que empecé a jugar y hasta el dia de hoy, me apoyan y son mis incondicionales número uno“, explica a WATERPOLISTA.com una entrenadora que sólo tiene palabras de orgullo ante el último éxito del Mataró a nivel de categorías.

Si tengo que hacer un resumen o balance del campeonato es positivo al cien por cien, no sólo por la medalla, sino por la experiencia, por el grupo, por la entrega y por el aprendizaje. Cuantas más experiencias y partidos sumemos, más aprenderemos“, comenta Padilla, quien pone en valor las claves que marcaron el Campeonato de España: “la cohesión del grupo, el trabajo diario, asumir roles, respetarnos, tener un objetivo común por encima de los personales y creer y confiar en ellas y en mi, y viceversa. Y llegados a este punto de la temporada, ir al detalle y conocer al rival”, puntualiza Elena, la cual reconoce que éste título supone “un pequeño premio al trabajo, al esfuerzo y los objetivos a largo plazo, puesto que llevamos cuatro años trabajando juntas, creyendo en un estilo de juego y intentando no priorizar los resultados a corto plazo por encima de todo”. Y es que al final, según confiesa la entrenadora catalana, el objetivo pasa por “poder abastecer nuestro primer equipo de jugadoras de la casa, y para ello hay que trabajar duro y a veces es difícil. Si por el camino tenemos premios como este, ayuda a seguir trabajando. Además diez de las jugadoras que conformaron el equipo, la temporada pasada fueron terceras en el Campeonato de España Infantil y nos quedamos con la espinita de poder jugar la final, ya que en semis perdimos en penaltis con CE Mediterrani, así que puedes imaginar la alegría al poder llegar esta temporada a la final. Creo que el poder participar el año pasado, las hizo gestionar mucho mejor los partidos importantes en Malaga. Como te decía, sumar partidos, minutps y experiencias ayuda en el aprendizaje“, sentencia.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.