Felipe Perrone mantiene la esencia del éxito

Junto a Fran Fernández es el único que habiendo formado parte en su momento del inicio de la racha hegemónica allá por el año 2006, continúa activamente en las filas del CN Atlétic Barceloneta; ayer sumó su noveno título copero

El CN Atlétic Barceloneta no suelta el trono de rey a nivel nacional. La entidad marinera sumó en Mataró el pasado domingo su décimo quinto título de Copa del Rey a costa del Barceloneta, alargando su exitoso camino desde que iniciaran su andadura hegemónica allá por el año 2006, cuando se proclamó campeón tras ganar sus tres partidos de forma incontestable. En cuartos, eliminaron al Terrassa; en semifinales, se deshicieron del único equipo que había sido capaz de superarlos ese año, el CN Barcelona, y en la final vencieron al Sabadell, que defendía el título. De esa plantilla, que llegó, además de en un buen estado de forma a nivel físico y anímico, con mucha hambre, en esta edición únicamente repetirán dos integrantes: Fran Fernández y Felipe Perrone.

Ambos guardan un gran recuerdo del torneo. Especialmente, un Perrone que acababa de llegar a un equipo que estaba compuesto, tal y cómo recuerda, por una mezcla de waterpolistas consolidados, expertos y de calidad y una serie de jóvenes con proyección, como ellos dos. Aquel conjunto, dirigido por un Santi Fernández que, según Felipe Perrone, consiguió hacerlos crecer con su alto grado de exigencia, destacó por su definido sistema de juego y la alta compenetración entre los diferentes jugadores. En este sentido, coinciden en que una de las claves de su triunfo fue su innovadora y efectiva defensa. “Nos permitía castigar a nuestros rivales a la contra porque éramos muy rápidos”, recuerda el deportista, quien después de ganar hasta nueve títulos de Copa recuerda esa como la más bonito debido al momento. “Éramos un equipo joven, aún habían muchas dudas, pero a base de mucho esfuerzo logramos vivir un momento inolvidable“, apostilló

La primera piedra del proyecto

Ese sistema del que habla Perrone lo aplicaron en una igualada competición en la que se tuvieron que enfrentar a clubes que contaban con algunos de los mejores jugadores de la época. Por ejemplo, en el CNB jugaban Iván Pérez, Guillermo Molina o Kiko Perrone (hermano de Felipe); el Sabadell tenía a Dani Ballart, Dani Cércols, Gustavo Marcos y Sergi Pedrerol y en el Terrassa se encontraban Xavi García, Svilen Piralkov, Sergi Mora y Florin Bonca. El resto de equipos, como un Sant Andreu que hizo sudar más de lo esperado al CN Barcelona, que también resultaron ser bastante incómodos.

Para los de Santi Fernández, superar a estos equipos y acabar ganando la Copa, que fue el primero de los muchos títulos que consiguieron después, fue un premio al trabajo y fruto de la ambición y las ansias de vencer de los jugadores, entre ellos cuatro que se habían formado en el Barceloneta (David Martín, Marc Roca, Dani Francisco y Albert Español), y el club. “Fueron los primeros pasos de un proyecto que a día de hoy nos permite competir de tú a tú con los mejores de Europa”, afirma Perrone, quien considera que el hecho de ir consiguiendo trofeos ha ido incentivando el deseo de la entidad de seguir progresando. “Me hace pensar en todo lo bueno que me ha pasado durante todo este tiempo”, comenta el internacional por España.

La Champions, ya en la mente

Ya en el presente, Felipe considera que la hegemonía del Barceloneta es algo que ocurre en otros deportes. “Aunque no de manera tan acentuada, si que hay una tendencia de que exista una hegemonía. El Barceloneta lleva muchos haciendo un gran trabajo con el primer equipo y con la cantera, aunque también la inversión que desde el club se lleva haciendo los últimos diez o doce años. Esta combinación de factores ha sido la que ha provocado esta línea de éxito“, comenta a WATERPOLISTA.com un deportista hispano – brasileño considera que la clave pasa porque el equipo cuenta con un gran número de jugadores de talla internacional. “Esto provoca que tengas un nivel de entrenamientos muy alto y una cantidad de partidos a lo largo del año de mucho nivel. Esto no existe para cualquier jugador. Nos ayuda a crecer. Y esto al final es algo de lo que tenemos que estar agradecido a Julián García, y al club que llevan años apostando por el primer equipo“, argumentó.

Con un nuevo título nacional ya en su posesión, el CNAB pone todas sus fuerzas en su reto más ambicioso:  pelear por hacerse con la que sería su segunda Copa de Europa. “El objetivo este año es volver estar ahí, como el año pasado. Al final ganarlo o no depende de mucho. La Final Eight se juega a lo largo de tres días que si fallas ya estás fuera. Diría que nuestra temporada más que ganar la Copa de Europa es el hecho de ir por partes. Conseguir lo que hemos ganado a nivel estatal, conseguir la clasificación para la fase final de Champions, y a partir de ahí ir eliminatoria por eliminatoria”, puntualizó Perrone.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.