Oriol Albacete y Martí Sabaté acaban con el mito del portero suplente

Estos dos jóvenes porteros, que comparten cada fin de semana minutos bajo los tres palos del equipo de Can Roses, han logrado que el CN Rubí a parte de ser líder de Primera División sea el segundo equipo menos batido de la categoría

El CN Rubí está un año más peleando por ganar la Liga de Primera Divisiópn y hacerse con un título que ya conquistaron en el pasado. Este año se encuentran líderes de la categoría, pero mantienen una dura pugna con otros clubes y saben que el puesto que da acceso a División de Honor no será fácil de conseguir. Dos de los responsables del buen hacer del equipo catalán son Oriol Albacete y Martí Sabaté, porteros de la entidad. Ambos están jugando la mitad de los minutos cada uno y están siendo protagonistas, pues mantienen al Rubí como el conjunto menos goleado de la Liga. Esto ha hecho que lo de Dani Gómez estén en lo más alto de la clasificación y puedan luchar un año más por el título.

Tanto Oriol como Martí han atendido a WATERPOLISTA.com y han repasado sus inicios y su carrera, pero sobre todo nos han contado lo que se siente al jugar uno al lado del otro en un deporte donde lo habitual es que sea un solo cancerbero el que defienda la portería de los suyos. Aunque hoy comparten portería, sus inicios no fueron exactamente los mismos, ya que Oriol se formó en el Terrasa y Martí lleva toda su vida en el Rubí. En lo que si coinciden ambos cancerberos es en cómo definirse, ya que ambos dicen tener una “mentalidad positiva”. Como dice Martí, “intento olvidar los errores lo más rápido posible y seguir adelante”, y en la misma línea se mueve su compañero de equipo. Y es que el recuerdo del debut en ligas nacionales es distinto para los jugadores. Oriol que considera que fue un momento en el que el nivel de exigencia subió exponencialmente, no tuvo tanta continuidad al principio como Martí, que reconoce que empezó su primera temporada con inseguridades, pero que poco a poco, empezó a coger confianza y a pasárselo mejor.

Dos historias cruzadas

De una forma o de otra, ambos waterpolistas han acabado siendo compañeros en Can Roses y ambos se reparten minutos en la portería en una temporada en la que están luchando por el título. “Está siendo un año duro, pero al mismo tiempo divertido, ya que cada partido es una gran lucha y no hay ningún encuentro que se pueda considerar tranquilo. Es una de las ligas más igualadas y duras  ya que se puede perder con cualquiera”, nos cuenta Martí de la actual temporada. Además de la igualdad, Oriol ha destacado también otras cosas en su nueva aventura, en la cual reconoce que está “volviendo a disfrutar de este deporte”. “Tenía muchas ganas de tener un poco de continuidad dentro del agua y estoy muy agradecido por la oportunidad que me han dado. También estoy muy contento de poder compaginar al 100% los estudios con el waterpolo”, añade el catalán.

Ambos porteros esperan aportar “seguridad” en la portería para que los jugadores “se sientan respaldados” y los dos coinciden en que el objetivo el actual año es “pelear por los 3 puntos en cualquier piscina”, ya que aunque las cosas no salgan bien, quieren darlo todo en el agua. De momento esta filosofía no les ha ido mal y las palabras de los cancerberos se mueven en la misma línea que las de Javier Carrasco, que dijo a esta misma web que querían ganar la Liga.

Halagos mutuos

Los dos waterpolistas han tenido grandes palabras para su compañero de posición, y se han mostrado encantados de compartir portería en el Rubí. Orios, que quiere sentirse bien dentro del agua, dice que quiere, junto con Martí, romper el mito del portero suplente. “Los dos damos el 100% cuando jugamos y esto se ve reflejado en una competencia sana entre nosotros, que afecta positivamente al rendimiento del equipo y recíproca, en la que yo aprendo de él y él de mí. Yo creo que ambos sabemos que somos importantes en el transcurso de los partidos y que tenemos que estar acertados si queremos que las cosas salgan bien”, explica.

Martí, aun juvenil, y que quiere llegar en un futuro a jugar en División de Honor con el Rubí, también ha hablado de su compañero. “Es todo un lujo compartir portería con Oriol. Es un jugador muy trabajador y serio y eso hace que nuestros entrenos sean de nivel muy elevado ya que los dos tenemos muy claro que tenemos que estar al máximo nivel para ayudar al equipo. En cada entreno aprendo mucho de él y el también aprende di mi y eso nos ayuda a ir mejorando poco a poco cada día”, nos cuenta un portero que aunque solo juegue dos partes, considera que sigue teniendo una gran función. De momento, ambos porteros están haciendo un trabajo digno de mención, y compartiendo minutos han conseguido desterrar el mito del portero suplente dejando su portería a 0 y ayudando al Rubí a ser uno de los favoritos para ganar la liga de Primera División masculina.

twitter-bird@clemenklan

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.