Patricia Del Soto salió de su zona de confort y volvió a la portería nueve años después

La deportista catalana regresó a las piscinas a sus 40 años de edad para defender la portería del Waterpolo Tenerife Echeyde en la consumación de su ascenso a la Liga de la Primera División Femenina

Nueve años después de su último partido, Patricia Del Soto se volvió a poner bajo los tres palos para con sus 40 años de edad defender la portería del Waterpolo Tenerife Echeyde en su búsqueda por alcanzar la Liga de Primera División. Y lo cierto es que su notable rendimiento ayudó a que por primera vez en la historia, un equipo tinerfeño compita en Nacional femenina. Es por ello que entre otras cosas, la deportista catalana resume la fase de ascenso disputada como “milagrosa”. “Hay que tener en cuenta que el equipo femenino del Echeyde empezó en febrero de este año y que los refuerzos hemos sido jugadoras que hace años (algunas más que otras…) que no competíamos. Conseguir un ascenso de la noche a la mañana como éste me imagino que no es habitual. Personalmente antes del partido contra el Mallorca lo veía bastante negro“, reconoce a WATERPOLISTA.com Del Soto quien desvela que “conseguir el ascenso y formar parte de la historia en un club tan comprometido y con unas compañeras que son todo amor y motivación realmente es más que gratificante”. “De los momentos más entrañables y satisfactorios de mi vida, no sólo por lo que representa para el Echeyde y para el deporte tinerfeño, sino que también por esas caras de felicidad de las chicas“, puntualiza.

En este sentido, Patricia considera que “quien conozca a Albert Español sabe que tiene un don para persuadir fuera de lo normal“. “A parte de los talentos de Albert, formar parte de un proyecto femenino serio y con ambición de subir cada año más alto me tocó la fibra. Me encanta la idea de que promovamos el waterpolo femenino a nivel nacional, que hagamos subir a jugadoras de cualquier parte de España, que aportemos, que visibilicemos y que demos la oportunidad para crecer y brillar en otros rincones fuera de Cataluña“, explica la deportista quien asumió el defender la portería como “todo un reto y una obligación a salir de mi zona de confort”. “Estresante a nivel mental y agotador a nivel físico, ya que nueve años después de mi último partido son unos cuantos años y con 40 años sabía que mis puntos fuertes, los reflejos y la explosividad no serían como antaño. Así que le metí una dosis extra de trabajo mental. Creo que funcionó”, relata una portería que confiesa que le ha gustado volver, porque siente que vuelve “con una madurez y una visión que obviamente ha evolucionado”. “Es como jugar cien por cien en el presente, aunque parezca fácil, no lo es y menos para un/a porter@. Sí que es verdad que hay algo que no cambia, llamémoslo fuego interno en los partidos“, asegura, así como desvela su particular hoja de ruta: “me encanta el proyecto y quiero ayudar a que suba a División de Honor, soy fácil de motivar, sí. Así que, pasado este mal trago de volver a jugar después de nueve años el Echeyde puede seguir contando conmigo, eso sí, priorizando el CE Mediterrani. A parte, el jugar me ayuda a ser mejor entrenadora de porter@s, así que tod@s ganamos“, concluye.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.