Andrea Blas: “Esos años me enseñaron que si quieres algo, con trabajo y disciplina puedes lograrlo”

La ex waterpolista aragonesa desvela en WATERPOLISTA.com sus sensaciones cuando se cumple el décimo aniversario de la medalla de plata que la selección española femenina logró en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, preámbulo de los innumerables éxitos que terminaría de cosechar el waterpolo español

Andrea Blas hizo realidad uno de sus sueños. Y lo hizo con su participación en los Juegos de Londres en 2012. “Recuerdo cada detalle como si lo estuviera viviendo ahora mismo: prepararnos para la ceremonia de inauguración, el pabellón de las comidas, el camino a la piscina. Cada día que pasaba era algo único“, reconoce a WATERPOLISTA.com la ya ex waterpolista aragonesa que desvela que aunque “éramos las novatas en unos Juegos, sin duda alguna, nuestro objetivo era conseguir el oro”, detalla, a la vez que desvela que el camino previo hasta la cita fue duro y complicado. “En mi caso, al ser de Zaragoza, muchos días fuera de casa entrenando con la selección en el CAR, en Barcelona, quizás lo que más cuesta arriba se me hacía, pero siempre he dicho que eran mi segunda familia…y todos esos días merecieron la pena“, detalla Blas, que ya recordando el Campeonato, considera que aunque el objetivo podría ser el oro, “íbamos sin ninguna presión y confiando mucho en nosotras mismas y en el trabajo que habíamos hecho hasta llegar allí“, puntualiza.

Sin embargo, a pesar de ir partido a partido, la notable primera fase que protagonizaron (terminaron primeras de grupo), les hizo ampliar sus expectativas iniciales. “Con opciones de medalla nos veíamos desde el primer momento que conseguimos el pase en el preolímpico, pero si es cierto que conforme fueron pasando los partidos e íbamos avanzando en las diferentes fases, ese sueño cada vez se iba haciendo más realidad“, detalla Andrea que al igual que han venido haciendo otras de sus compañeras pone en valor la palabra equipo, “con todas sus letras”. “Tanto dentro como fuera del agua, y eso sin duda, es algo fundamental, ya que nos entendíamos todas a la perfección, fruto de haber trabajado mucho tiempo juntas. Además, entre los puntos fuertes, estaba nuestra defensa que era algo que nos destacaba como equipo, pero es verdad que en el ataque tampoco nos quedábamos cortas“, insiste entre risas una deportiva que vio cómo a pesar de no tirar nunca la toalla acabaron cediendo ante Estados Unidos. “Imagino que tenían más experiencia en una final olímpica sin duda, y una preparación conjunta durante más tiempo, entrenando juntas durante todo el año olímpico, y como ya he dicho antes, en un deporte en equipo eso es fundamental”, comenta la zaragozana, que desvela que una vez sonó el pitido final, “los primeros minutos fueron de rabia y tristeza”. “Lo habíamos tenido en la punta de los dedos y se nos había escapado nuestro objetivo, pero la verdad que duró poco, en cuanto fuimos conscientes de lo que realmente habíamos conseguido, esa tristeza se convirtió en alegría y emociones que pudimos compartir con todos los familiares que vinieron a vernos“, recuerda, a la vez que pone en valor lo que significó esta plata: “más que estos JJOO, fue el trabajo que año tras año seguíamos haciendo, porque en esta vida sin esfuerzo y compromiso pocas cosas se consiguen. Sin duda, todos esos años, me enseñaron que si quieres algo, con trabajo y disciplina puedes conseguirlo, y a día de hoy, sigo con esa mentalidad y luchando por todo lo que me propongo“, concluye.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.