Año nuevo… ¿hegemonía en jaque?

CN Sabadell y CN Atlètic Barceloneta. Los dos grandes nombres de nuestro waterpolo. Triunfadores en 2019 mientras otros equipos invierten cada vez más e intentan cerrar el hueco ¿Lo lograrán en un futuro no muy lejano?

El 2005, último año en el que el Club Natació Atlètic-Barceloneta no gana la División de Honor –ahora Liga Premaat– masculina. 2010. Último año en el que la femenina no va a parar a manos del Club Natació Sabadell. Blanco y en botella. Nadie pone en duda que estos dos equipos de época han dominado el panorama nacional en la última década. En el caso de las sabadellenses, se puede hacer extensible incluso a nivel europeo con las cinco Euroligas cosechadas.

A nivel numérico y de palmarés, 2019 ha sido otro año más en el camino de ambos equipos. 14ª liga consecutiva para los de Chus Martín y 9ª para las de David Palma. Hasta ahora han sido vidas paralelas pero, con el paso de los meses, una de las dos parece ir tomando otros rumbos. No es el caso de la del Atlètic-Barceloneta. Con un presupuesto de Champions –el gran objetivo de la entidad–, el respaldo de Zodiac y la base de la selección, los marineros no tuvieron problemas para mantener a raya a los equipos que siguen un escalón por debajo. El Terrassa de Dídac Cobacho, en clara línea ascendente, se postuló como la alternativa en la fase regular y el CNB del eterno Toni Esteller lo intentó en la final, especialmente en el segundo partido en la Nova Escullera. Pero hace años que todos esos intentos se quedan en nada. Esta temporada, con los refuerzos de Mike Bodegas, Milan Aleksic y Miguel de Toro, parece que la vida seguirá igual a nivel doméstico. Más profundidad de plantilla que, de momento, se ha traducido en cero puntos perdidos por el camino.

Más complejo de analizar es el caso del Astralpool femenino. El 2019 estaba diseñado por y para ganar la quinta Euroliga en casa. Se consiguió. A nivel doméstico, el Sant Andreu de Javi Aznar hizo exprimir al máximo al pentacampeón europeo en la final. Y, a partir de ahí, el caos. Desbandada, fichajes y más fichajes. Nuevos poderes en la liga, el resurgir del Mataró de la mano de Marina Zablith y la ascensión del Medi. El Sabadell, que llevaba 241 partidos consecutivos ganando en la fase regular, claudicó 12 años después. ¿Qué pasará a partir de ahora? Es la pregunta más atractiva pensando en un 2020 que tiene como aperitivo la Copa de la Reina de febrero. El equipo vallesano lo pasó mal con las dos derrotas en liga, la de la Supercopa de Europa y la primera en la fase de grupos de la Euroliga. Apareció entonces el espíritu del campeón y se hace difícil pensar que, al nivel que mostraron las de David Palma contra el UVSE, puedan ceder el trono. Y más, con los refuerzos canadienses y con tiempo para compactarse como bloque. Atlètic-Barceloneta y Sabadell. Sabadell y Atlètic-Barceloneta. Los dos grandes nombres de nuestro waterpolo. Triunfadores en 2019 mientras otros equipos invierten cada vez más e intentan cerrar el hueco. ¿Lo lograrán en un futuro no muy lejano?

twitter-bird@PauVituri

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.