CN Ciudad Alcorcón: como construir un club desde la base

Desde noviembre de 2010 la voz cantante del waterpolo en Alcorcón tiene nombre y apellidos; conocemos el pasado, presente y futuro del CN Ciudad Alcorcón por medio de su presidente, Paco Ortega

El presidente del Alcorcón Francisco Ortega se ha pasado a hablar con WATERPOLISTA.com de los inicios del club madrileño y contarnos cómo se construye una entidad desde la base. Herederos del mítico equipo madrileño del Ondarreta, el directivo ha repasado la historia de la nueva entidad desde sus inicios, el 18 de noviembre de 2010, hasta hoy en día, en el que el club ha evolucionado y ha alcanzado un crecimiento meritorio y exponencial. Ortega nos ha contado como fueron los inicios del club de Alcorcón. “Ante la inviabilidad de continuar con la gestión del anterior Club, debido a sus deudas económicas con la Federación, agencias de viajes, proveedores, etc, un grupo de socios fundadores, decide registrar la nueva entidad como primer paso de cara a la siguiente temporada”, nos ha contado.

Durante la temporada 2010-11 todos los deportistas se ven obligados, por normativa, a competir con el Club con el que habían suscrito licencia Federativa, a pesar de estar en plena disolución, con todos sus trabajadores sin percibir nóminas”, añade el presidente, que ha querido aprovechar para agradecer el sacrificio y la generosidad de todas esas personas, que entrenaron a sus deportistas sin cobrar. Como ya hemos comentado, el Club Deportivo Elemental Natación Ciudad Alcorcón, se registró como entidad deportiva de la Comunidad de Madrid el 18 noviembre de 2010. Tras esto, se registraron como entidad de participación ciudadana en el Ayuntamiento de Alcorcón el 1 de marzo de 2011, comenzando la actividad deportiva en la temporada 2011-2012 en las disciplinas de natación y waterpolo, que eran además las modalidades que el antiguo Club había tenido en el pasado.

La influencia del Ondarreta

Francisco también nos ha reconocido que el Alcorcón “surge de las cenizas del anterior Club, que desapareció después de más de 30 años de historia y un grandísimo palmarés”. También nos ha contado que del mítico club esperan recibir “su filosofía primigenia, de trabajo, sacrificio, responsabilidad y fomento del deporte de base”. El directivo ha querido también recordar como era la situación del waterpolo en la ciudad, la desaparición del anterior Club y como se llegó a la formación del nuevo. “En el año 2010, la situación deportiva del waterpolo en la ciudad era inmejorable, no así la gestión por parte del Club. El número de deportistas que practicaban natación y waterpolo era de 450 en el Club y de cientos de alumnos en las escuelas del extinto Patronato Deportivo Municipal”, recuerda, añadiendo además que “el Club tenía la gestión integral del Polideportivo de Santo Domingo y existían en la ciudad otras dos instalaciones públicas (Los Cantos y La Canaleja , en la actualidad, de gestión privada) con Escuelas Municipales que dotaban de cantera a los equipos de competición”.

A nivel de Club, Equipos masculino y femenino tanto de natación como de Waterpolo, en máxima categoría, equipos de categorías inferiores al máximo nivel, con varios equipos Campeones de España, pero los entrenadores y resto de trabajadores, sin cobrar nóminas. Un Club en quiebra, pero una ciudad con deportistas a un gran nivel y una cantera inmejorable”, nos dice Francisco Ortega.

Unos comienzos llenos de incertidumbre

El presidente del club madrileño ha reconocido que los inicios no fueron fáciles. “El comienzo de la actividad deportiva en la temporada 11-12 fue de incertidumbre total. Por un lado, nuevo gobierno Municipal, nacido de las elecciones de mayo 2011, privatización de la gestión en Los Cantos y La Canaleja, recuperación de la gestión Municipal de Prado de Santo Domingo, fuga de deportistas, etc…”, nos dice.

“El paso más importante que se dio en esos momentos, fue lograr la confianza en el proyecto por parte del Ayuntamiento de Alcorcón y la cesión de espacios en la piscina de Prado de Santo Domingo para el inicio de la actividad deportiva en septiembre de 2011. Toda la actividad municipal de las otras piscinas se trasladaba al Prado y había que dar cobertura a los usuarios, Escuelas municipales, Club de Triatlon (CTOA) y al CNCA”, nos relata Ortega. Francisco también ha resaltado el apoyo del Ayuntamiento y en particular de la Concejalía de Deportes, que según sus palabras, “fue básico y fundamental para la continuidad de la Natación y el Waterpolo en la Ciudad , donde estuvieron en serio peligro de desaparición”.

Además, el presidente también recuerda que tanto la Federación Madrileña de Natación (FMN) y La Federación Madrileña de Salvamento y Socorrismo (FMSS) “apoyaron desde un principio a la sostenibilidad de la actividad deportiva en la instalación y a día de hoy son dos colaboradores imprescindibles para toda la actividad que realizamos en Prado de Santo Domingo cada fin de semana”, y ha querido agradecer a las entidades su apoyo en esos difíciles momentos. Pero para Ortega, las claves para que el proyecto saliera adelante fue de la gente que se dedica desinteresadamente al waterpolo. Así, Paco ha querido resaltar “el gran esfuerzo de todos aquellos padres y madres de deportistas que han colaborado y colaboran con las distintas Juntas Directivas, que se han ido conformando a lo largo de estos años y que con su esfuerzo personal, al margen de sus responsabilidades laborales, han hecho posible el crecimiento del Club año tras año”. Y no sólo a ellos, sino también ha querido acordarse de todos los técnicos, entrenadores y monitores, que “decidieron quedarse con nosotros a pesar de la incertidumbre inicial y a todos los que vinieron después y que con su apoyo hicieron posible la progresión del Club”.

La transición de lo viejo a lo nuevo

Paco nos ha seguido contando como fueron los inicios del club. “La situación deportiva en la temporada 2011/12 reflejaba un desequilibrio claro entre las dos disciplinas del Club. Por un lado, en natación se mantuvo un grupo de deportistas con muy buenas perspectivas de futuro, avalado por muy buenas marcas y por el otro en Waterpolo hubo fuga de jugadores al resto de equipos de la Comunidad (varios de ellos son jugadores de las selecciones nacionales en la actualidad), desapareciendo las categorías absolutas, juveniles y cadetes, quedando de manera reducida, los infantiles, alevines y benjamines que durante esa temporada formaron nuestros equipos de competición”, ha dicho, resaltando el valor de todos aquellos que decidieron permanecer en la ciudad y que confiaron en el proyecto.

El mandatario también ha contado que “a lo largo de estos años, se ha recuperado la cantera y el deporte de base de competición. Jóvenes talentos van emergiendo de nuestra estructura y el futuro está en su compromiso e implicación con el Club, al margen de sus aspiraciones personales”. “Es muy difícil conjugar esos dos aspectos de lo colectivo y lo personal y lograr la permanencia de nuestros mejores deportistas, es un reto para el Club”, ha añadido.

La situación actual, “muy buena”

Paco Ortega nos ha reconocido que a día de hoy, la situación del Club se podría definir como de muy buena. “En el ámbito deportivo, las secciones de natación y waterpolo están integradas por unos 350 deportistas entre Escuelas y grupos de Competición. Tenemos cubiertas todas las categorías de Competición desde Benjamín a Absolutos. Se participan en todas las competiciones Territoriales organizadas por la FMN y a nivel nacional en los Campeonatos de España organizados por la RFEN para los cuales se haya obtenido la correspondiente clasificación”, ha comentado.

También ha resaltado el bienestar económico de la entidad. “En lo económico, la situación del Club es saneada, ajustando temporada tras temporada los ingresos y los gastos. El presupuesto por temporada está alrededor de los 175.000€ con unos ingresos que provienen fundamentalmente de nuestros socios/abonados, subvenciones recibidas de la CAM y Ayuntamiento”, nos dice Ortega, añadiendo que “en lo laboral, tenemos una plantilla de 18 trabajadores (Entrenadores, monitores, médico y DUE), estando al corriente de cuotas en la Seguridad Social y nuestras obligaciones tributarias”.

El objetivo, llegar a nacional

El presidente nos ha contado cuáles son los objetivos del club madrileño de cara al futuro, el mayor de todos ellos, llegar a categoría nacional. “Es un objetivo que nos gustaría alcanzar tanto en natación como en waterpolo y cuya consecución dependerá del grado de implicación de todos los estamentos del Club, JD, socios, técnicos y deportistas. La falta de equipos en categoría nacional supone un hándicap a la hora de la fidelización de nuestros deportistas, que se ven atraídos por otras opciones. No obstante, creemos que se conseguirá de una manera natural, como resultado del trabajo bien hecho, temporada a temporada”, nos dice.

Ortega también cuenta todo lo que supondría para el club alcanzar este objetivo. “Un salto de calidad y un nuevo reto a asumir por parte de todos. El ascenso de cualquiera de los equipos absolutos, tanto de natación como de waterpolo, supone dotar de partidas presupuestarias adicionales para cubrir los gastos Federativos, desplazamientos, etc…”, nos dice, añadiendo que pensamos que la situación económica del Club permitiría inicialmente, afrontar ese reto, siempre con los pies en el suelo y asegurando el trabajo con la base y los salarios de los trabajadores del Club”. Para el directivo la clave no está en lograr el ascenso, sino en el mantenimiento de categoría, una vez logrado éste. Hay que tener en cuenta que la Comunidad de Madrid pone como condición necesaria para participar en la convocatoria de subvenciones, un año de antigüedad en la categoría. Sin ese tipo de subvenciones u otro tipo de patrocinios es difícil mantener esos equipos en el tiempo, de una manera dilatada”, nos cuenta.

La base y la filosofía, los pilares de la entidad

Para conseguir el ansiado ascenso, el club tiene claro que la clave es el trabajo de la base. “En este tipo de deportes, es fundamental el trabajo con la base. Desde un principio, hemos trabajado con la cantera y en la actualidad se está realizando una labor esencial en lo relativo a Escuelas de Precompetición , con tres niveles distintos N1,N2, N3 y nivel cero de natación. De ahí, deben surgir los futuros nadadores y waterpolistas del Club”. El directivo tiene clara también la filosofía del equipo, y apuesta por ella para conseguir los objetivos del futuro. Para Francisco Ortega, estos valores son “el crecimiento deportivo, con implicación y esfuerzo de una masa social comprometida con el Club, sin abandonar la cantera y con una base económica sólida, que nos permita afrontar un futuro prometedor, sin olvidarnos del pasado reciente”.

twitter-bird@clemenklan

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.