El CN Barcelona logró un merecido billete para la final de la Liga PREMAAT Masculina a costa del CN Terrassa

El equipo de Toni Esteller asaltó el Área Olímpica de Terassa para hacerse con el billete para disputar desde el próximo miércoles la final de la Liga PREMAAT Masculina ante el CN Atlétic Barceloneta

La final de la Liga PREMAAT Masculina ya tiene protagonistas: el Zodiac CN Atlètic-Barceloneta -que esperaba rival hoy- y el CN Barcelona Vista que, rizando el rizo, ha podido ganar en el complicadísimo feudo del CN Terrassa, actual subcampeón, por 8-9 y se lleva el gran premio de jugar nada menos que la finalísima de la Liga Premaat de División de Honor con un 1-2 de infarto, ganando los dos partidos en Terrassa y perdiendo el suyo de casa por penalties. Solo se puede felicitar a ambos clubes y aficiones por una semifinal realmente apasionante entre dos grandísimas escuadras.

Partido igualadísimo, como no podía ser de otra forma en esta serie. Y ambientazo ‘terrible’, con más de un centenar de metros de pasillo a la entrada a la piscina de ‘marea roja’ para animar al local CN Terrassa por parte de una afición para la que se acaban los calificativos, como también demostró en la Nova Escullera. Pues todo eso fue lo que tuvo que levantar el equipo de un hombre superlativo, historia del waterpolo con mayúsculas, que sigue demostrando su enorme impacto en este deporte, Toni Esteller, que sí, que fue con su equipo “a muerte”. Sus chicos apretaron y se colocaron delante en el primer parcial (2-3). Un aviso.

Un partido igualado

El segundo cuarto fue de pura intensidad, con un 4-4 de parcial donde los fulgurantes ataques de ambos conjuntos se impusieron a las defensas. Y es que hubo dos colosos ofensivos que lideraron con 3 tantos sus respectivos ‘ejércitos’, Alberto Barroso y Guus van Ijperen. Seguía arriba el CNB en el descanso largo por un tanto (6-7) suficiente para estar en la final. Los de Dídac Cobacho, otro enorme estratega de los banquillos, no habían dicho la última palabra, y menos ante sus entregados fieles.

En el sprint final, que bien podía abocar a un desenlace más que incierto, Terrassa igualó la contienda a 8 con un 2-1 muy importante para sus aspiraciones. Todo estaba en tablas a falta de 8 minutos… o penaltis. Pero no hubo que llegar a las penas máximas. Un 0-1 de Víctor Flores para rematar al semifinal e un intensísimo cuarto y billete del CNB para la finalísima, con tres bolas extras la semana que viene ante el vigente e intratable campeón, el Zodiac CN Atlétic Barceloneta de Chus Martín.

twitter-bird@waterpolistacom

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.