El regreso de Jorge Carpeño a las piletas

Después de colgar el gorro hace cinco años tras una dilata trayectoria en la que consiguió un título de Liga con el Real Canoe, el madrileño ha combinado este año su labor en los banquillos de Pez Volador con la de jugador en activo en el Brains

El madrileño posó para WATERPOLISTA.com / E.T.

Jorge Carpeño es un clásico del waterpolo en Madrid. Aunque su trayectoria como profesional fue dilatada en el tiempo, lo cierto es que sólo tres fueron los clubes que disfrutaron de su notable juego. El primero el CN Alcorcón donde dio sus primeras brazadas con poco más de ocho años, luego cruzó el Atlántico para recalar en el CN Martiánez en el que militó dos temporadas y por último el Real Canoe NC, entidad en la que explotó y donde a día de hoy ejerce de entrenador tras retirarse hace ahora cinco años. Fue en mayo de 2013, justo después de caer en semifinales ante el CN Atlétic Barceloneta, cuando el deportista madrileño decidió colgar el gorro y poner punto final a su etapa como jugador en activo. Etapa en la que puso su grantito de arena para la consecución de uno de los mayores éxitos del waterpolo madrileño: las dos Ligas logradas en 1999 y 2000 por el Canoe, siendo el único equipo no catalán en amasar un éxito de estas características.

Augura un gran futuro

Cinco años después y aunque sus labor en los banquillos le permite mantener una estrecha relación con las piletas, Carpeño decidió volver a ponerse bañador y gorro a la hora de aportar experiencia y seguridad al también madrileño Brains de Alcobendas. A las órdenes de Javier Sánchez – Toril, Jorge disputó el pasado fin de semana la fase de ascenso a categoría nacional. “Desde que me incorporé tenía claro que mi aportación al equipo tiene que ir en torno a poner un poco de cordura en el agua, al tener en cuenta que se trata de una plantilla joven que tiene bastantes opciones de hacerlo bien en el futuro, pero al que como es lógico le falta algo de experiencia“, comenta a esta web después de acabar el Campeonato de España en segunda posición al caer en los penaltis ante el CN L’Hospitalet.

Aunque a nivel colectivo la sensación con la que acabaron fue cuanto menos agridulce (por segunda temporada consecutiva se quedaron a las puertas del ascenso a Segunda), lo cierto es que Carpeño como gran conocedor del trabajo de los equipos en Madrid augura un gran futuro al club debido a la estructura deportiva que ha logrado formar la Dirección Técnica estos últimos años. Con lo que respecta a las sensaciones individuales, está contento puesto que a sus 42 años logró superar un reto consiguiendo superar la lógica falta de preparación con la “experiencia“, puntualiza un jugador que desde ya pone de nuevo tierra de por medio con el waterpolo en activo, ya que considera que su tiempo como jugador “ya pasó y ahora mi presente y mi futuro pasa por los banquillos…aunque nunca se sabe“.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.