Emilio Bautista: “La evolución es positiva, aunque siempre debemos ser más exigentes”

Conocemos en WATERPOLISTA.com la situación deportiva del waterpolo de la Comunidad de Madrid por medio de su Director Técnico quien desvela el reto más importante que tienen ahora por delante

Actualmente el waterpolo madrileño cuenta con 1.070 fichas de jugadores y jugadoras y con todo ello buscan salir adelante y continuar promocionando el balón amarillo en la región. Algo que tiene sus particulares obstáculos debido, principalmente, a la falta de espacio para que los clubes desarrollen la actividad deportiva de forma autónoma, siendo éste uno de los grandes retos a mejorar, más allá que se busca desde la Federación autonómica, que más allá de poner el foco en el nivel competitivo se busque una mejora en el trabajo de las categorías inferiores. Sobre todo ello habló en WATERPOLISTA.com Emilio Bautista, Director Técnico de la FMN.

– ¿Cuál es la situación actual del waterpolo en Madrid?
“La situación es bastante delicada, teniendo en cuenta las posibilidades que tienen los clubes para desarrollar la actividad. Sólo un club dispone de instalación propia y el resto depende de las cesiones de espacio y horario en instalaciones municipales, colegios o los espacios que cede la Comunidad de Madrid en su instalación (M-86). Los espacios son bastante limitados y los horarios tampoco son los adecuados para poder desarrollar un waterpolo que pueda abarcar desde la iniciación con escuelas hasta los equipos de categoría absoluta”.

– ¿De qué manera ha sido la evolución en los últimos años?
“A pesar de lo expuesto en la respuesta anterior, creo que los clubes están haciendo un gran trabajo y un grandísimo esfuerzo adaptándose a estas dificultades, tanto entrenadores como directivos, que en en el 99,9% de los casos son padres/madres de deportistas. Por tanto creo que la evolución es positiva, aunque siempre debemos ser más exigentes. Quizá el dato más relevante de esta evolución es el elevado número de equipos que tenemos compitiendo en las ligas nacionales”.

– ¿Ante qué retos se presentan a corto medio plazo?
“En mi opinión el reto más importante, dejando a un lado los resultados en competición, sea conseguir que los clubes tengan la opción de desarrollar su actividad de manera más autónoma. Esto resulta muy difícil si no disponen de una instalación en la que puedan tener una gestión de la misma, aunque sea compartida con las instituciones (Ayuntamiento, Comunidad de Madrid)”.

– ¿De qué manera es positivo la participación de equipos en categoría nacional?
“Muy positivo. La competición nacional es la más motivante para los jugadores y las jugadoras. También es la que más les aporta para su desarrollo a nivel competitivo, y aunque en algunos casos pueda parecer que es “empezar la casa por el tejado”, puesto que las categorías inferiores no estén del todo desarrolladas, es una referencia importante para los jugadores y jugadoras que empiezan. Esto no tiene que ser un impedimento para que el trabajo con la base deje de ser prioritario.En definitiva es el futuro de los clubes”.

– ¿De qué manera crees que está afectando el coronavirus al waterpolo?
“Sin entrar en aspectos psicológicos, que seguramente también nos están afectando a todos, está siendo difícil la adaptación a los problemas que surgen de un día para otro (contagios, cuarentenas, desplazamientos perimetrados, etc…) Estamos muy acostumbrados a tener todo muy planificado y agendado, pero en estas circunstancias no nos queda otra que ser positivos e ir haciendo lo que podamos para que tanto entrenamientos como competiciones se vean afectados lo menos posible. Lo mejor de todo es que cada día que pasa queda uno menos para que salgamos de esto…”.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.