España renace para llevarse el bronce

La selección española se saca la espina de la dura eliminación ante Grecia y finaliza en tercera posición su participación en el Europeo

Si la selección española femenina ya pasó por encima de Hungría en la primera jornada de este Campeonato de Europa de Barcelona, en el partido por el tercer y cuarto puesto fue toda una apisonadora. 6-12 ganaron las de Miki Oca, que se quitaron el mal sabor de boca que les dejó la dura eliminación ante Grecia y se adjudicaron un nuevo metal. Un bronce que se llevaron tras dar una nueva exhibición de carácter y orgullo ante un rival que casi no dio señales de vida.

Sentenció por la vía rápida España este partido que ninguna de las dos selecciones parecía tener ganas de jugar. Un 3-6 de parcial en la primera mitad, ante unas húngaras desaparecidas en combate, sirvió para levantar un poco los ánimos tanto de las internacionales españolas como del público de las Picornell, que volvió a estar apoyando al equipo en todo momento. Arrancaron fuerte las locales, que anotaron en sus dos primeros ataques gracias a dos buenos lanzamientos de Pili Peña y Anni Espar, que volvió anotar poco después.

Se sumaron a la fiesta Mati Ortiz y Anna Gual, a las que se unió Maica García en un segundo acto en el que España, en la que anotaron gran parte de sus integrantes, no perdió la concentración en ningún momento. Obviamente el ritmo no fue el de un partido normal, pero el combinado nacional no se dejó sorprender por una Hungría que dio la sensación de renacer, tras marcar un único tanto en el primer periodo, obra de Dorottya Azilagyi, con un parcial de 0-2 con tantos de la propia Azilagyi y de Krisztina Garda. Pero acabó siendo un mero espejismo.

Un ataque coral

Se volvió a salir la selección española en el tercer periodo, en el que dio la estocada final a su rival con cuatro goles consecutivos. Muy inspiradas en ataque se mostraron las españolas, especialmente una Gual que anotó dos tantos seguidos. La acompañaron en esta faceta anotadora Pula Leitón y Clara Espar, que marcaron sus primeros goles (3-10). En defensa, lideradas por una renacida Laura Ester que se salió durante los treinta y dos minutos, realizaron también un gran trabajo que les permitió secar a su rival.

Una Hungría que se aprovechó de la desconexión de las españolas, que ya se sabían prácticamente vencedoras, en el último y definitivo acto, en el que se impusieron por 3-2. En el bando español cerraron el marcador Bea Ortiz y Marta Bach, mientras que para las húngaras, que marcaron en dos ocasiones en los dos últimos minutos, cuando toda la piscina ya estaba de celebración, maquillaron el resultado Rita Keszthelyi y Anna Illes.

Abrazos, lágrimas, caricias llenas de cariño… Estos fueron los grandes protagonistas tras la bocina final en una Picornell que volvió a presenciar un nuevo éxito del waterpolo femenino español. No fue un oro, pero las jugadoras de Miki Oca volvieron a demostrar que son todo un ejemplo a seguir en cuanto a su capacidad de reacción y superación.

twitter-bird@nicolasarlanzon

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.