Esta España nos invita a soñar

Veintiséis años después de la amarga plata Olímpica en Barcelona 92, las Picornell estuvieron de parte de los de casa; lo harán ante Serbia mañana sábado

Las Bernat Picornell le debían una a los españoles y la espera ha valido la pena. Tras un cuarto de siglo con la espina clavada, España tumbó a Italia en un apoteósico partido que se decidió con polémica y por la mínima (8-7). El combinado liderado por David Martín sacó el coraje necesario para vencer a una Italia que levantó un 4-1 en contra. La afición, de menos a más, fue clave para un final de partido vibrante. Inauguró el marcador un Mike Bodegas que empezaba marcando terreno en la posición de boya, pero que no apareció más en todo el partido. El 0-1 fue un espejismo. A la jugada siguiente, Felipe Perrone igualaba con un palo-gol espectacular en jugada de hombre de más.

A partir de aquí empezó el ‘show’ de Dani López Pinedo en la portería. El portero del Barceloneta, enchufadísimo toda la noche, hizo valer su 70% de efectividad en paradas con cinco en los primeros seis primeros minutos. En la otra portería, Del Lungo le negaba el gol a Alejandro Bustos en un palmeo y a Álvaro Granados tras un lanzamiento en jugada en superioridad. Así acababa un primer cuarto en el que reinó la igualdad (1-1).

A la vuelta, Pinedo siguió con la persiana bajada y Perrone siguió siendo decisivo. Tras una magistral asistencia al máximo goleador español, Roger Tahull ponía por delante al combinado nacional. Al gol del joven jugador le seguirían un zurdazo de Blai en superioridad y otra diana de Alberto Munárriz en hombre de más. Tres de cinco en superioridades para España y 4-1 en el marcador. Una de las claves, la solidaridad del equipo. Una jugada lo ilustró perfectamente: ‘pressing’ al cuello de España, Del Lungo se ve obligado a meter el balón en la boya y recuperación de los anfitriones.

Respuesta de Italia

Tras el parcial de 4-1 llegaría la respuesta de la Settebello, de la mano de Vicenzo Renzuto, que recortaba distancias con dos goles, uno en superioridad y el otro tras una falta en la línea de cinco metros. 4-3 al final del segundo acto y todo por decidir. Italia culminaba la remontada con tantos de Echenique y Di Fulvio (4-5) solo empezar el tercer cuarto, después de que España desaprovechara dos jugadas en hombre de más. Le devolvió Italia el parcial de 4-0 a España y se desinfló la Picornell. Antes del final del acto, Mallarach rompió la racha de ocho minutos sin ver puerta, aunque nuevamente Di Fulvio golpeó para los italianos poniendo el 5-6 a falta de seis segundos.

En el inicio del último cuarto, Di Fulvio hurgó en la herida ampliando la ventaja de su equipo a dos goles (5-7). Cuando todo parecía perdido salieron los jóvenes al rescate. Primero Tahull, que metía su segundo gol desde el palo y después Granados, que se estrenaba en el partido, pusieron a la selección en el partido.

Cinco minutos de infarto

Con el 7-7 empezó otra semifinal. En los primeros minutos, intercambio de superioridades que ningún equipo consiguió transformar. Tras estos minutos de indecisiones, apareció la figura de Fran Fernández. En una internada de las suyas por la derecha, Tahull se encargó de abrir espacio y Fran no falló: 8-7 y locura en las gradas a falta de 1:34.

Munárriz tuvo la sentencia tras una falta inmejorable en cinco metros, pero la última sería para los italianos. Se aparecieron los fantasmas en las Picornell, aunque el público apretó de lo lindo en el tramo final. Expulsión del mismo Fran a falta de 30 segundos y el empate estaba ahora a tocar para los de Campagna. La movieron bien los italianos hasta que encontraron el hueco. El balón pudo entrar, pero el juez de gol dijo que no. El gol de Fran ya vale una medalla, aunque el sábado se verá si se convierte en el primer oro europeo de la historia para el equipo español.

twitter-bird@marti_cerca

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.