Fran Orizo marca las prioridades

A pesar de haber caído en Cuartos ante el CN Rubí, las mañas regresaron a Zaragoza con la satisfacción de haber dado la cara y con la intención de cumplir el objetivo de este curso: poner tierra de por medio con sus principales perseguidores y conseguir la salvación

La Escuela de Waterpolo de Zaragoza protagonizó junto al CN Rubí uno de los partidos de mayor intensidad de la jornada de Cuartos de Final de Copa, donde las aragonesas salieron con hambre logrando dominar en gran parte del partido. Sin embargo, la falta de acierto en los instantes finales le acabaron pasando factura. “Es un partido que teníamos muy estudiado y en los tres primeros cuartos hemos jugado francamente bien. El equipo ha estado físicamente bien y si es verdad que en último cuarto aunque hemos tenido muchos palos, han sido muchos palos de cansancio, ya que el equipo al final ha pinchado un poco. Todo lo enchufados que hemos estado en los tres primeros cuartos lo acabamos pagando físicamente en el último”, explicó a WATERPOLISTA.com desde la franqueza un Fran Orizo que reconoció también que para ellos “hubiera sido bonito dar la sorpresa”, pero que aún así está “orgulloso y contento”, a pesar de que considera que “no se puede bajar los brazos cuando lo tienes tan cerca”.

¿Y ahora qué? Tras esta intervención en el torneo del KO, la EW Zaragoza se vuelve a poner en modo Liga para cumplir sus objetivos vitales, que no son otros que el de intentar evitar, primero, la última plaza y después no promocionar. Para cumplir tal fin, Orizo cree que su equipo está “jugando bien pero quizás le falta un poco más de suerte. Sin ir más lejos, ante Rubí en el último cuarto hemos caído físicamente, pero en los dos primeros cuartos nos podíamos haber ido un poquito más en el marcador. Al final es cuestión de tiempo que el trabajo salga. El equipo está trabajando y jugando bien y las cosas tienen que salir”, comenta mientras tiene la mente puesta ya en el transcendental compromiso ante el CN Moscardó,su rival más directo por evadir la plaza de promoción a final de temporada, ya que considera que “se ha abierto una brecha amplia con el Sant Feliu”. “Nuestros objetivos tiene que ser realistas, primero tratar de evitar el descenso directo y después de salvar la promoción con los otros dos equipos que están por debajo de nosotros, por lo que debemos pensar ya en el duelo directo ante el Moscardó. La Copa tiene que servir para refrendarnos en el juego que estamos realizando de cara a afrontar este importante compromiso. Tenemos que trabajar aspectos mentales y físicos más que tácticos o técnicos”,concluyó.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.