Jesús Montaner: “Si los niños no pueden entrenar por falta de piscina, el club no tiene futuro”

Conocemos la delicada situación de la entidad zaragozana en WATERPOLISTA.com por medio de su vicepresidente, quien explica que el principal problema radica en la falta de instalación

La situación de la Escuela Waterpolo Zaragoza es límite debido a un cóctel de circunstancias que ha provocado que la coyuntura de la entidad sea “muy complicada“, debido en gran parte a que su actividad depende del uso de piscinas de índole municipal. A su vez, en este caso en cuestión, existe un agravante: la piscina donde habitualmente entrenan y juegan como es la del Parque de Bombera no ha abierto en toda la temporada. “Sólo el equipo de División de Honor puede entrenar en buenas condiciones, paradójicamente mejor que en temporadas anteriores, ya que al estar restringidos los accesos para los usuarios, disponemos de más espacio. Pero el resto de equipos, sobre todo los de categorías, si se han visto afectados por esas restricciones y únicamente entrenan en piscina un día a la semana durante 45 minutos“, reconoce a WATERPOLISTA.com el vicepresidente de la entidad zaragozana, Jesús María Montaner ‘Tano’, quien a su vez explica que esta situación está afectando de forma importante a la coyuntura financiera del club. “Los ingresos propios se han reducido en un 60% al disminuir el número de deportistas del club y no poder realizar unos campos de iniciación que también suponían una fuente de ingresos. Por otra parte las instituciones nos han reducido un 80% las ayudas que nos concedieron la pasada temporada“, asegura.

En este sentido, Montaner explica que “la continuidad del club depende de la reapertura de la piscina del Parque de Bomberos”. “La solución que hemos buscado este año es un parche puntual pero no se puede prolongar en el tiempo. Aunque el equipo de División de Honor está entrenando en buenas condiciones, no hay que olvidar que en la piscina donde lo hace no se puede jugar waterpolo porque se hace pie. Nuestra filosofía es trabajar con niños y niñas que se forman en el club, si estos no pueden entrenar, por no disponer de instalación, está claro que el club no tiene futuro”, asegura el directivo del club, que por otro lado confiesa que en estos duros momentos, “hemos tenido un gran respaldo de la RFEN desde el primer momento que se conoció nuestra situación, tanto por parte de Fernando Carpeta como de Rafa Aguilar. También nos han ayudado los clubes zaragozanos del Olivar y Stadium Casablanca que nos permiten jugar en sus piscinas los partidos de ligas nacionales. No podemos decir lo mismo de las instituciones locales. El Ayuntamiento cierra Bomberos pero le dice al Gobierno de Aragón que no ordene cerrar los centros deportivos en caso de mayores restricciones. Además se han negado a adaptar las tasas por uso de las instalaciones al número de niños que pueden entrenar por calle. Cada hora de entreno nos cuesta 6€ por deportista, incluidas las jugadoras de División de Honor”, comenta, al igual que avisa que “el Gobierno de Aragón nos ha reducido notablemente las ayudas y lo ha hecho a temporada vencida cambiando las reglas de concesión de ayudas una vez finalizada la temporada pasada. No es para sentirse orgulloso del trato que nos están dispensado nuestras instituciones al club en el que jugó durante toda su carrera deportiva, Andrea Blas, única deportista femenina de la ciudad de Zaragoza que ha conseguido una medalla olímpica”, concluye.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.