La confianza que tiene Eduardo Grandez por la evolución de Perú

Conocemos en WATERPOLISTA.com la situación del waterpolo peruano por medio del capitán de la selección que tuvo una etapa en España por medio del CN Rubí de Primera División Masculina

Al waterpolo peruano le falta “un pequeño salto para poder ser más parejos a nivel competitivoa selecciones como Argentina, Brasil o Colombia. Y justo ese es el objetivo que persigue, sin ir más lejos, la selección de Perú que capitanea Eduardo Grandez, quien reconoce a WATERPOLISTA.com que “el waterpolo en el Perú sufre muchos inconvenientes porque no se han respetado procesos ni se ha hecho muchos programas tanto de base, como de alto rendimiento para tener un crecimiento y desarrollo sostenido. Solo espero y confío que ahora que ha entrado un nuevo comité de waterpolo en la federación con Vicente Hinojosa a la cabeza se logre mejorar en estos cuatro años la situación y se pueda hablar de resultados para continuar procesos“, explica un jugador que ha estado en la Liga española por medio del CN Rubí que milita en la Liga de Primera División Masculina.

En este sentido, el equipo nacional participó en el pasado Campeonato Sudamericano de Buenos Aires, una experiencia que considera como “totalmente atípica”, y “en un contexto de la pandemia que de por sí es difícil competir por el riesgo que existe de contagio“. “Lamentablemente tuvimos la mala suerte de quedar descalificados porque varios del equipo dimos positivo al COVID-19 y no pudimos culminar el campeonato ni luchar por alguna medalla la cual erá nuestro real objetivo“, comenta Grandez, quien por otro lado entiende que “todas estas experiencias se tienen que valorar desde un punto de vista que te ayude a mejorar y aprender”. “Como equipo hemos compartido las malas noticias y el sin sabor de lo que conlleva que varios de nosotros estemos infectados pero con la tranquilidad que estábamos bien. El hecho de no terminar de competir después de más de un año sin competencias internacionales a uno como deportista también lo hunde pero nos hemos unido más, hemos sido solidarios, así como a darle la vuelta a la malas noticias con una actitud positiva, como se tiene que afrontar este tipo situaciones y nos hizo crecer a nivel grupal. Yo me quedo con eso”, reconoce.

Por otro lado, y más allá de esta competición tan diferente lo cierto es que el deportista tiene una propia hoja de ruta que llevar a cabo: “a nivel personal mi objetivo principal es regresar a Barcelona una vez acabe los estudios y ver si aún puedo disfrutar del waterpolo con todas las personas que en los años anteriores se involucraron y me dieron su confianza, así como la familia del CN Rubí, que me abrió sus puertas. Y con la selección nacional, me parece que este es mi último ciclo olímpico, me gustaría irme con alguna medalla y sobretodo dejando algún legado que puedan continuar las siguientes generaciones de waterpolistas peruanos“, sentencia.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.