La nueva aventura de Omar Montiel en México

El que fuera integrante del combinado marinero está al frente de la selección de México junto a Max Aguilar; tanto uno como otro amasaron años de experiencia en España, donde reconocen haberse formado como deportistas

Hemos viajado al otro lado del charco, concretamente a México. Allí hemos podido hablar con Omar Montiel, que dirige la selección mexicana de waterpolo junto a Max Aguilar. Ambos ex jugadores tienen un extenso pasado en España, donde practicaron el deporte del balón amarillo durante un largo periodo de tiempo, sobre todo Montiel que ha estado con nosotros para repasar su pasado en la liga española y su presente y futuro en México.

El actual técnico comenzó haciendo natación antes que waterpolo, un deporte que con 14 años no quería realizar hasta que su madre le aseguró que ya le había inscrito y que no había marcha atrás. “Desde ese momento no paré y siempre jugué con la selección tanto en categorías como hasta mi retiro”. nos dice Omar que tuvo su primer contacto en el 98’, justo cuando hoy su compañero en el banquillo de México estaba en el Poble Nou de Manolo Delgado. “Vinimos a hacer stage de 6 meses unos cuantos jugadores y ahí me di a conocer”, cuenta un técnico que puntualiza que posteriormente volvió ya en noviembre del mismo año “porque el Poblé Nou me quiso fichar pero en México me informaron tres meses más tarde. Aun así me aventuré a irme a Barcelona con 100 dólares y la esperanza de que el Poble Nou me estaba esperando, pero no fue así. Ignacio Lobera logró que pudiera fichar por el Valencia, que por aquel entonces buscaba subir de categoría con un proyecto ambicioso. Ahí comenzó mi trayectoria por varios clubs y varias divisiones de la liga española”, añade.

El ex de entre otros equipos , la Askartza o el Olot, nos ha contado que Max Aguilar vivió una aventura similar, aunque con pequeñas diferencias. Su hoy compañero llegaba a Poblé Nou por la relación entre el Presidente Padros y el Vicepresidente de waterpolo de México Julián López, aunque al contrario que Omar su mejor waterpolo lo alcanzó en Estados Unidos.

Una carrera que tocó su techo en el Barceloneta

El antiguo jugador nos ha contado el nivel que había cuando llegó a la liga a finales de los 90’. “Había un gran nivel en la liga y muchos extranjeros de gran nivel, no quiero decir que haya bajado el nivel, más bien creo que la liga ha hecho un ajuste y han tenido que trabajar más en la cantera y por eso ha seguido el cambio generacional y la buena salud del waterpolo español”. La trayectoria que ha tenido le ha llevado a jugar por numerosos clubes en diferentes puntos de España, incluido el Barceloneta club con el que llegó a jugar cuando contaba con 28 años. El fichaje por el histórico conjunto catalán es el mejor recuerdo que guarda en su memoria el entrenador mexicano. “Ya no creía posible llegar a jugar en División de Honor”, confiesa. La aventura también le influyó en lo personal, pues fue allí donde tuvo a sus hijos y donde hizo amistades que según nos cuenta, aún conserva.

Una nueva aventura en su México natal

Omar se encuentra ahora en dirigiendo la selección de México junto con el ya mencionado Max Aguilar. Como en toda América Latina, la situación que se ha encontrado es complicada y con poco presupuesto, aunque es optimista de cara al futuro. “Ahora hay un grupo de trabajo más pro waterpolo, de D.T está Raúl de la Peña, con el femenil está Fausto Vázquez y Max Aguilar y un servidor con el varonil”, cuenta el ex jugador, quien piensa que la diferencia con el pasado es la experiencia y la trayectoria que avala al nuevo staff técnico. “Estoy trabajando con un grupo joven, un grupo que quiero que llegue al siguiente proceso de Centroamericanos y Panamericanos, hacemos mucho énfasis en los fundamentos del waterpolo y mucha disciplina, que creo hacía falta reforzar”, afirma.

El míster nos ha hablado de los objetivos que tiene el equipo. “Nuestro principal objetivo es igualar el lugar pasado de México en los Juegos Panamericanos (quedaron en quinto lugar) y digo principalmente porque de no lograrlo el waterpolo moriría durante mucho tiempo en México, no somos conformistas obviamente vamos por todo y por todos siendo realistas y competitivos”. “Queremos crear una identidad y un estilo de juego propio de la selección mexicana”, sentencia Omar Montiel.

twitter-bird@clemenklan

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.