Los cambios normativos propuestos, al detalle

Después de la ratificación de la Junta Directiva de la RFEN, ésta presentará en la Asamblea General del próximo 6 de octubre los cambios propuestos para las normativas de la 2018/2019

Para sumergirnos en este particular análisis normativo, vamos a incidir en primer lugar en Las Ligas Nacionales. Más allá de los principales cambios, hemos de partir que tanto la División de Honor Masculina como la Primera División se mantendrán con el mismo formato, al igual que el sistema de promoción. Sin embargo, la Liga de Segunda División será objeto de una modificación significativa, puesto que se prevé un formato con dos descensos y dos ascensos, provenientes de una innovadora propuesta para el playoff de ascenso, ya que la Tercera División (competición autonómica) se modifica y pasa a tener el valor de título, sin llevar éste a la condición de equipo con derecho a ascender a Segunda División, otorgándose las plazas de ascenso a los dos semifinalistas del playoffs, creado al efecto. Mientras tanto, en las competiciones femeninas todo seguirá de la misma manera, al no existir propuestas de modificación.

Los playoffs de ascenso a Segunda División se jugará con un máximo de ocho equipos con sistema eliminatorio partidos de ida y vuelta en cuartos de final y semifinales. Se tendrán en cuanta las seis ligas territoriales con mayor participación de clubes tendrán una plaza, Mientras que la dos plazas restantes será el Área de WP que las asignará según los siguientes criterios: a) Proyectos deportivos de alto interés b)Territoriales sin representación y con algún equipo de contrastada competitividad c) Siguiendo la clasificación del punto primero

Por su parte, tanto en la Copa del Rey como de la Reina se incorporará para éste próximo curso na teórica ventaja para el equipo organizador, ya que en el transcurso del sorteo se le liberará de estar en la zona del cuadro del mejor clasificado de Liga, es decir del plantel que termine como líder la primera vuelta. Por otro lado, mientras que las Supercopas (tanto masculina como femenina) continuarán igual con sus respectivas peculiaridades, los Campeonato de grupos de edades sufrirán varios aspectos a destacar.

En primer lugar, el Campeonato Infantil Masculino y Femenino tanto por clubes como por Federaciones Territoriales será protagonista de importantes variaciones. Una de ellas es que los partidos serán de seis partes de cinco minutos sin detener el cronómetro. En este sentido, se incorpora la puntuación al juego llimpio con clasificación final propia para equipos y aficiones. Por otro lado, de manera concreta al Campeonato por FFTT, la RFEN ha decidido añadir el término Open con el que se espera que participen equipos de otras nacionalidades.

En los Campeonatos de España de categoría infantil, los partidos constarán de seis partes de cinco minutos de juego y no se detendrá el cronómetro si no es por lesión o incidencia, a indicación del árbitro. Los descansos serán de dos minutos entre partes. Por su parte entre el tercer y cuarto periodo se procederá al cambio de banquillo. El tiempo de posesión será de 30 segundos y se parará normalmente en todas las paradas de juego. Por otro lado, después de un gol, el equipo que debe poner en juego el balón lo realizará inmediatamente cuando todos los jugadores de su equipo hayan regresado a su propia mitad de campo de juego. Los jugadores del equipo que ha marcado gol no podrán volver a tener la posesión del balón hasta que todos sus componentes regresen a su propia mitad de campo de juego. Durante los cuatro primeros períodos no se pueden hacer cambios (a excepción de las circunstancias de sangre o tres faltas personales). Se permite realizar todos los cambios necesarios en las dos últimas partes del partido, por la zona habilitada para tal fin, situada en el lateral del banquillo y entre la línea de medio campo y su portería, y no podrá incorporarse el sustituto hasta que el jugador saliente no haya salido del terreno de juego. Por último, no existe posibilidad de pedir tiempos muertos.

Y es que la intención de la Federación Nacional pasa por potenciar el waterpolo base. También con la inclusión de competiciones para niños y niñas de categorías alevin y prebenjamin con relación al HaBaWaBa 2018/2019, un evento con el que intentarán dar respuesta a una realidad de nuestro deporte que, hasta ahora, la RFEN había seguido con interés y que ahora considera oportuno reglamentar para dar el correspondiente seguimiento y mejora de estos torneos.

Similar a éstos torneos de categorías encontramos la integración en la normativa de los campeonatos de waterpolo playa, con su particular regulación bajo el título de Beach Polo. Lo cierto es que es una realidad por la que vale la pena apostar, ya que debemos tener en cuenta la espectacularidad de la disciplina, así como el marco idóneo en cuanto a lugar y fechas a la hora de ayudar a la promoción y difusión de nuestro deporte. Sin lugar a dudad es una jugada ganadora en todos los aspectos.

El ‘A’ sobre el ‘B’

En el campo de los aspectos generales, más allá de las puntualizaciones sobre delegados federativos, evaluadores y sus funciones, que era necesario especificar, se propone algún punto de importancia, por ejemplo, que los equipos B, no puedan clasificarse por encima del A, lo que impediría que equipos descendidos mantuvieran su categoría con el ascenso de su segundo equipo, como ha sucedido en alguna ocasión. Incluso la pasada temporada.

Los clubes de waterpolo podrán acordar la constitución de uno o varios equipos filiales, en los términos establecidos en el Libro VII y Libro X del Reglamento General de la RFEN. De acuerdo con lo establecido en el capítulo 2 Llicencias, las Federaciones Autonómicas estarán obligadas a remitir a la R.F.E.N., antes del inicio de la competición, una relación de todos los/as waterpolistas de los clubes con equipo/s filiales, tanto masculina como femenina que vayan a participar en competiciones estatales absolutas o en fases autonómicas que habiliten para una competición estatal absoluta, con indicación del equipo al que estén adscritos. Sin dicho requisito los equipos filiales no podrán participar en la competición nacional, si fuese el caso. El incumplimiento de esta norma, además de las consecuencias que determine el Reglamento Disciplinario de la RFEN, imposibilitará la participación de clubes en las competiciones afectadas.

Además se añaden algunos párrafos a la reglamentación para cambiar de equipo durante la temporada, con un redactado que puede producir cierta confusión, así mismo se precisa sobre el cumplimiento de las sanciones en situaciones diversas y los desempates en las clasificaciones. Por último, en el apartado de concesión de sedes se añade la fórmula de ampliación de número de equipos a las FFTT a las que se les haya concedido, en el caso de que el equipo organizador no estuviera clasificado. Siempre que dispongan de una única plaza para participar.

twitter-bird@GasparVenturaM

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.