Julia Hurtado, ejemplo de compromiso

La joven jugadora es, con 33 goles es la máxima goleadora de una AE Santa Eulàlia en la que se siente como en casa siendo una de las principales referencias en el agua para el que equipo que entrena Jordi Timblau

Cuando hay que reír se ríe y cuando hay que trabajar se trabaja. Aunque en ocasiones, debido al buen feeling existente entre todas sus integrantes, predomine lo primero. Así es, según la máxima goleadora del AE Santa Eulàlia de Primera División, Julia Hurtado, el día a día de un equipo que es como una segunda familia para ella.

Un conjunto que, tal y cómo explica, esta temporada se está mostrando bastante irregular. “Ha sido como una montaña rusa”, comenta la jugadora, quien asegura que al principio el compromiso era máximo pero que con el paso del tiempo el rendimiento del equipo ha ido decayendo. Para poder remontar la mala racha de resultados en la que están sumergidas, cree que, por muy difícil que les resulte, tienen que entrenar más fuerte y tener más constancia. Básicamente, porque es consciente de que todas tienen un gran potencial que no deben desaprovechar.

En este sentido, si dan lo mejor de ellas mismas, cree que pueden llegar muy alto porque lo único que les falta es este esfuerzo y dedicación que ella reclama. “Confío y deseo que el año que viene el AESE muestre su verdadera cara”, afirma Hurtado, quien se muestra segura de que cuentan con la capacidad necesaria para estar en la parte alta de la tabla.

Un pilar en su vida

A nivel personal, la waterpolista, a la que siempre le ha costado sentirse con la confianza necesaria para dar lo mejor de sí misma, se está sintiendo muy cómoda, algo que le hace asumir sin problemas la responsabilidad que el entrenador y sus compañeras han depositado en ella. En esta misma línea, considera que esta confianza es básica en un deportista: “Es como un pez que se muerde la cola: no confías en ti misma, no te sientes bien, no juegas como tú quieres jugar y no das todo lo que puedes dar”.

[bs-quote quote=”Confío y deseo que el año que viene el AESE muestre su verdadera cara” style=”style-11″ align=”left”][/bs-quote]

Desde bien pequeña, Julia Hurtado, que dio sus primeros pasos en el CE Mediterrani, se dio cuenta de que esta disciplina era una de sus pasiones. En el club barcelonés, la joven, que se define como una jugadora muy ambiciosa a la que, a pesar de que ha aprendido a hacerlo, no le gusta perder y a la que le encanta jugar en equipo, estuvo hasta el primer año de juvenil. Después, la waterpolista, que cree que su punto fuerte es su lanzamiento y que le falta fuerza y cuerpo para destacar en defensa, dio el salto al Hospitalet antes de llegar al AESE ya en categoría absoluta. En todos estos clubs, según ella, le han enseñado a jugar de manera colectiva, a saber que no todo depende de una jugadora sino de todas y que no hay nadie prescindible en un equipo.

[bs-quote quote=”Quiero seguir jugando hasta que no pueda más” style=”style-11″ align=”right”][/bs-quote]

Además, considera que el waterpolo, al que define como una vía de escape que le permite desconectar de todo lo que sucede fuera del agua, le ha aportado valores tan importantes como la empatía, el respeto y la tolerancia. Eso sí, no le resulta nada fácil compaginar la práctica deportiva con su vida personal. “A veces es frustrante porque supone requiere mucho compromiso y constancia, es difícil renunciar a cosas porque tienes que entrenar o partidos”, afirma Hurtado, quien cree que al final todos los esfuerzos realizados merecen la pena por todo lo aprendido y disfrutado. Es más, considera que esto, que le da fuerzas para seguir adelante, le ha hecho ver que si es capaz de esto ya no hay nada que se le pueda resistir.

En cuanto a objetivos, la jugadora del AESE, que es consciente de que en algún momento tendrá que escoger entre sus estudios o trabajo y el waterpolo, únicamente se plantea disfrutar. “Quiero seguir jugando hasta que no pueda más”, concluye Julia Hurtado, quien se muestra segura de que si algún día tiene que dejarlo no será por voluntad propia. Ella jugaría toda la vida.

twitter-bird@nicolasarlanzon

1 comentario
  1. Elena dice

    Felicidades wapisima, estamos orgullosos de ti, sigue así y no pares.
    Tu prima Elena

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.