Ángel Moliner: “Hemos de trabajar en la visibilidad del waterpolo”

El máximo responsable de waterpolo en la directiva de la RFEN hace balance del curso deportivo en WATERPOLISTA.com después de un verano plagado de éxitos

Un verano para el recuerdo. Aunque desde el primer momento niega cualquier posicionamiento triunfalista como resumen de lo acontecido desde el mes de julio hasta el día de hoy, Ángel Moliner se muestra satisfecho y orgulloso en WATERPOLISTA.com de los éxitos amasados por el waterpolo español desde categoría absoluta hasta categorías juvenil y junior. El vocal de waterpolo en la directiva de la Real Federación Española de Natación (RFEN) saca pecho del trabajo que desde hace años comandan desde el órgano federativo con el respaldo de clubes y deportistas. Además nos desvela su opinión sobre los cambios en la normativa que sufrirán diferentes competiciones nacionales.

– ¿Qué balance haces del Europeo?
“No quiero pecar de triunfalista pero en mi opinión, y no es sólo la mía, ha sido el mejor campeonato de Europa de todos los realizados hasta hoy. Y todo ello durante unos momentos difíciles donde no era tan fácil lograr un buen entendimiento. Creo que la excelente colaboración entre la Federación Española de Natación y la Federació Catalana de Natació y el soporte de las instituciones encabezadas por el Ajuntament de Barcelona, la Generalitat de Catalunya, la Diputació y el Consejo Superior de Deportes han permitido culminar un excelente campeonato a pesar de los momentos políticos vividos”.

– ¿Crees que a nivel organizativo se cumplieron las expectativas?
“En lo organizativo no sólo se han cumplido sino que se han superado las expectativas. Hemos sido capaces de generar un escenario extraordinario, nunca visto antes en un Campeonato de Europa. En cuanto la organización ha sido impecable, todo ha funcionado realmente muy bien. Todos los equipos participantes coinciden en lo mismo, un gran campeonato, el mejor hasta ahora”.

– ¿Con qué sensaciones se marcharon de Barcelona los de LEN?
“Muy buenas, con un gran reconocimiento a la organización. Tanto es así que gracias a este campeonato y todos los anteriores que se han ido celebrando en Barcelona durante los últimos años, se ha abierto la posibilidad de que Barcelona sea nombrada Capital Europea del Waterpolo. Se está trabajando ahora mismo en ello y esperamos que en los próximos meses se materialice esta candidatura en una realidad”.

– Se escucha la posibilidad de repetir la organización, ¿cómo lo ven desde la RFEN?
“Ahora mismo quisiera ser prudente con este tipo de rumores. Vamos a centrarnos en la capitalidad de Barcelona que es un concepto mucho más potente y que puede generar objetivos más amplios”.

– A nivel deportivo, ¿qué balance se hace de la competición?
“En lo deportivo ha sido histórico. Ha sido la primera vez que España obtiene medallas en la categoría masculina y la femenina a la vez. Creo que esto ya dice mucho. Siempre queremos aspirar a más, al oro, pero nunca antes habíamos estado tan arriba con los dos equipos”.

– ¿Qué crees que se ha podido dar para ver a una selección masculina tan diferente?
“Se está haciendo un gran trabajo en los clubes desde hace años. Hay mucha calidad en los jugadores, también en los jóvenes. Las federaciones territoriales también están desarrollando un gran trabajo, cada vez mejor. Y el cuerpo técnico ha sabido canalizar este trabajo obteniendo unos buenos resultados. Hemos vuelto a las medallas después de 9 años. Trabajar es la clave y llevamos años con un gran trabajo a todos los niveles”.

– Desde la RFEN, ¿esperaban un resultado de estas características?
“Sabíamos que tenemos un buen equipo y con un gran potencial. Era una cuestión de tiempo que fructificara y nos ha llegado en casa, en el Europeo. No ha sido una gran sorpresa, aunque efectivamente los resultados han llegado en el mejor escenario”.

– ¿Cómo defines el papel de David Martin como seleccionador?
“Medalla de plata en el europeo después de perder la final en los penaltis contra Serbia… Me quedo con la imagen de Dejan Savic, uno de los mejores entrenadores, inclinándose ante David al final del partido, lo dice todo”.

– ¿Qué tal viste el papel de las chicas?
“Otra medalla, esta de bronce. Perdimos la semifinal ante Grecia que acabó campeona. Todos queríamos el oro pero es muy difícil, hay varios equipos muy igualados, con un gran nivel. Grecia jugó mejor ese día y ya está, esta es la realidad. Otro día será al revés y será Grecia la que quedará por detrás. Esto es la competición, nadie tiene asegurada la victoria, hay que jugar”.

– ¿Puede ayudar estos resultados a la promoción del waterpolo en España?
“Sin lugar a dudas ha de ser así, estos resultados deben ayudar al crecimiento del waterpolo. Esperamos tener más soporte de las administraciones y más visibilidad en los medios de comunicación. Hemos de trabajar en este sentido”.

– Tras estos resultados obtenidos este verano por todas las selecciones españolas, ¿qué radiografía haces del waterpolo?
“No es sólo este verano. Desde el 2010, de los 14 títulos de categorías que hemos disputado, hemos conseguido 12 medallas. La diferencia es que este verano hemos tenido además las dos medallas de las selecciones absolutas. Lo he dicho antes, esto es un gran trabajo a todos los niveles y que ya viene de unos cuantos años atrás”.

– ¿Qué futuro auguras viendo los que vienen por detrás?
“Muy bueno, no sólo por los que vienen por detrás sino también por todo el excelente trabajo que se está haciendo que permite generar continuamente nuevos jugadores de calidad. Si seguimos así nos esperan buenos años por delante”.

– ¿Cómo valoras por encima los diferentes cambios en la normativas de waterpolo que se quieren aprobar?
“Personalmente me gustan. Creo que van en la buena dirección. Ahora se están probando los cambios menos profundos pero los cambios importantes son los que están por probar más adelante. Creo que van a proteger mejor a los buenos jugadores y las buenas acciones en el agua y, en consecuencia, deberían permitir un waterpolo de más calidad mejorando el espectáculo. Pero primero habrá que probarlos en competiciones absolutas para ver si realmente producen los efectos esperados”.

– ¿Cuáles crees que son los mas notorios?
“Son los de la segunda remesa, la que aún no se prueban este verano para no alterar el ciclo olímpico. Destacaría dos, la ampliación a falta personal de muchas faltas que hoy son ordinarias y la sanción como penalti de cualquier falta dentro de 6 metros cuando el atacante ha ganado la posición, aunque tenga la pelota en la mano. La primera porque actualmente estamos aceptando que el defensor pueda destruir el juego atacante con una simple falta que apenas tiene penalización, sólo una falta ordinaria. Si queremos proteger el atacante que quiere “hacer cosas” debemos sancionar más grave las acciones destinadas a destruir sus intentos de creación de juego. Actualmente estamos favoreciendo al defensor que puede elegir el momento, lugar y la falta para contrarrestar una acción de ataque, sin más consecuencias, lo tienen demasiado fácil. La segunda defiende el concepto de la ventaja como algo “sagrado”. Un atacante que gana la ventaja ha de ser “intocable” y cualquier falta destinada a hacerle perder la ventaja se ha de castigar duramente, especialmente dentro del área de 6 metros”.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.