Asociación Coruñesa, en las buenas y en las malas

Aunque como club se fundó en 2004, llevan desde los años 80 trabajando por impulsar el waterpolo en la ciudad de A Coruña, y aunque no lo han tenido fácil por falta de piscina donde poder entrenar, siguen al pie del cañón

La Asociación Coruñesa de Waterpolo (ACW) se fundó en 2004 por medio del trabajo de Carlos Cayado que junto a su equipo venía trabajando durante 30 años en la promoción al waterpolo en la ciudad de A Coruña. No obstante, según reconoce a WATERPOLISTA.com el fundador, presidente y entrenador del club “los inicios han sido excesivamente pobres, tan pobres como disponer de una sola calle donde promocionaban el deporte del waterpolo en la ciudad con unos balones de plástico y unas porterías hinchables de apenas 70cm de ancho”. El grupo de era de no más de 10 niños donde estaban incluidos hijos de amigos del club y su propia familia como sus hijos y sobrinos. “Tras 15 años los números están ahí, ya que gestionamos tres clubes de waterpolo y por nuestras manos habrán conocido el deporte del waterpolo más de 300 niños y niñas en este tiempo“, explica el dirigente, quien no oculta que la evolución  ha tenido una cara “dura tanto a nivel personal como deportiva”.

Falta de instalaciones

En cuanto al aspecto deportivo, para Cayado, “ha sido un hándicap el no disponer de una instalación fija donde poder ofertar siempre los mismos horarios y días“, ya que según argumenta “siempre había que buscar un espacio en piscinas donde nadie quiere el waterpolo”. “Para practicar waterpolo en unas condiciones aceptables se necesita espacio de al menos tres o cuatro calles. Sin embargo, las empresas privadas que gestionan instalaciones públicas, no les interesa nada el deporte base. En las cuentas de resultados de sus balances no tienen cabida el esfuerzo, el sacrificio y el tesón que ponen nuestros chicos en el deporte. Sólo tiene cabida el pagar. Pero este cáncer no es sólo en nuestra Comunidad Autónoma, esto es un problema generalizado que sólo se salvan algunos en el hoy“, explica.

Con más de 100 deportistas a día de hoy en sus filas, a corto y largo plazo, el club se marca como objetivo “continuar luchando porque el waterpolo crezca, algo que no es fácil, y ni mucho menos que deje de ser un deporte tan minoritario en nuestra comunidad”, relata Cayado, quien considera que “más de 40 años dedicados al waterpolo en nuestra Comunidad Autónoma da para ver muchas cosas“. “Cuando algunos empezamos en el año 80 éramos tres clubes. Con el paso de los años algunos vimos hasta doce clubes de waterpolo en Galicia y a día de hoy somos entre seis o siete. También hemos conocido tres o cuatro presidentes distintos y el waterpolo no ha crecido“, puntualiza el presidente quien desvela que su responsabilidad “somos nosotros, ya que lo genérico es de competencia autonómica”, sentencia.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.