Croacia vuelve al podio tras tres ediciones ausente

Tras ser campeones del mundo en Budapest, los croatas se vuelven a colgar una medalla en un Europeo tras superar a Italia por 10-8

Pasar de un oro mundialista a un bronce en un Europeo podría considerarse un fracaso. Pero estar entre las tres mejores es siempre motivo de alegría, sobre todo teniendo en cuenta que Croacia no ha podido contar con el mejor jugador del mundo, Sandro Sukno. Los croatas encarrilaron el partido en el tramo inicial ante una Italia que se conectó tarde.

Estratosférico. Así podría definirse el primer periodo de una Croacia que salió dispuesta a dejar el partido encarrilado cuanto antes. Dieron la sensación de lograrlo con un parcial de 4-0 que dejó fuera de combate a los italianos, a los que les costó entrar en el partido. Cuando lo hicieron, ya fue demasiado tarde para evitar el festival ofensivo de su rival. Los tantos, obra de Maro Jokovic, Ivan Buljubasic, Loren Fatovic y un Xavi García que, una vez más, volvió a tener un gran número de aficionados aupándole desde la grada.

Mucha más igualdad presenciaron los espectadores que se acercaron a la pileta en un segundo acto que fue todo un intercambio de golpes. Primero fueron los italianos los de reaccionaron con dos goles consecutivos de Nicholas Presciutti y Pietro Figlioli. No bajaron los brazos los croatas, que respondieron con sendas dianas de Andro Buslje y Luca Loncar. El tercero en la cuenta de Italia llegó de la mano de Vincenzo Renzuto, un gol que Fatovic respondió de manera rápida al contraataque. No serían los últimos tantos de un segundo cuarto en la que Italia mostró una cara muy diferente. Otros dos tantos seguidos de Valentino Gallo y Willy Molina les sirvieron para irse al descanso con una desventaja de dos goles (7-5).

Un partido de dos partes

No duró mucho la euforia en el Settebello, ya durante los cuatro primeros minutos del tercer acto, en el que ambos combinados fueron perdiendo frescura a medida que avanzaba el cronómetro, Fatovic y Busjle se encargaron de devolverles el parcial. Lo rompió Di Fulvio con el que sería el último tanto de un periodo mucho menos intenso en el que Croacia se limitó a intentar mantener el resultado frente a una Italia poco acertada de cara a puerta y lejos de su mejor versión.

Poca más historia tuvo un último periodo en el que Croacia mantuvo la misma dinámica y no buscó herir más a una Italia que se dedicó, en cierto modo, a maquillar el resultado. En el bando croata, marcó Loncar, mientras que, por parte de los italianos, volvieron a aparecer dos de sus jugadores más destacados a lo largo del torneo: Di Fulvio y Gallo, que anotaron las dos últimas dianas de un encuentro que acabó con un engañoso 10-8.

twitter-bird@nicolasarlanzon

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.