El adiós de Nin a su querido CN Rubí

El técnico ha decidido por voluntad propia abandonar la disciplina del conjunto catalán tras 27 largas temporadas de total esfuerzo y con la sensación de haber cumplido con creces su trabajo en Can Roses

El técnico catalán este año / SIMÓN NOGUERA

llevaba algunos meses barajando la posibilidad de abandonar definitivamente la faceta de entrenador y creo que lo mejor para el equipo y para la entidad es dar paso a otra persona, joven, preparada y con ilusión”. Así justifica Nin Aguilar, quien ha estado 27 temporadas al frente del CN Rubí, su salida del banquillo del conjunto catalán. Una marcha que también achaca a la incapacidad de transmitir la ilusión necesaria para alcanzar los objetivos marcados por el club.



A pesar de que ahora tendrá mucho más oportunidades para poder disfrutar de sus dos nietos y recuperar el tiempo perdido con sus tres hijos, Laia, Maria y Guillem, y poder dedicarse exclusivamente a la dirección de la empresa textil que capitanea desde hace 21 años, no ha sido una decisión nada sencilla. Y es que ha abandonado la que ha sido su casa desde la temporada 84/85, en la que le dieron de compaginar su condición de jugador con la de entrenador. “He pasado los mejores años de mi vida deportiva en el club, se lo debo todo”, afirma Aguilar, quien solo tiene palabras de agradecimiento para los cinco presidentes que ha tenido: Joan Ollé, Joan Manel Sampons, Joan Vinyes, David Alonso y David Ortiz, que siempre le han dado todo su apoyo. Además, también las tiene para el delegado del equipo, Juan Antonio Calero, que se ha mantenido año tras año a su lado.



La mejor generación

Obviamente, durante toda esta etapa ha vivido grandes momentos, que van desde el primer ascenso en la Lliga Catalana, que se produjo cuando todavía no contaban con una piscina cubierta, hasta el ascenso a División de Honor. El técnico también guarda con mucho cariño en su memoria el primer partido que ganaron con los infantiles frente al CN Martorell con la generación del de los años 79, 80, 81 y 82, que fue la que, según él, puso las bases de lo que la entidad es hoy en día. Tampoco podrá olvidar, por lo especial que fue, el ascenso a 2ª Nacional que consiguieron en Málaga, ya que les hizo ver que estaban haciendo bien las cosas. Unos avances que, años más tarde, dieron sus frutos cuando en la 14/15 consiguieron alcanzar la máxima categoría, en la que vivió otro bonito momento cuando coincidió con su hermano, al que admira.

“Se está haciendo un gran trabajo, mantener el equipo femenino en la máxima categoría y el masculino en Primera no es nada fácil teniendo en cuenta nuestra estructura de club humilde”

En cuanto a los más amargos, Nin Aguilar recuerda lo mal que lo pasó cuando, después de 13 temporadas, el CN Rubí tomó la decisión de no renovarle porque querían hacer un cambio. “Entendí las explicaciones pero me sentó fatal, el waterpolo para mí lo era casi todo”, explica el técnico, quien también guarda un amargo recuerdo de los diferentes descensos que le ha tocado vivir. Aparte del duro descenso de División de Honor, categoría a la que le hubiese gustado devolver al equipo, tampoco olvida el de la temporada 2011/2012 a Segunda, que se produjo tras una dura derrota en la piscina del Metropole tras un partido que dominaron hasta los minutos finales: “Íbamos ganando a poco de finalizar el encuentro y teníamos la salvación, pero acabamos perdiendo y quedamos últimos. Fue muy triste”.



Ahora, como un aficionado más, disfrutará del gran futuro que le augura al Rubí. “Se está haciendo un gran trabajo, mantener el equipo femenino en la máxima categoría y el masculino en 1ª no es nada fácil teniendo en cuenta nuestra estructura”, afirma el entrenador, quien destaca tanto la labor en la coordinación de Dani Gómez como la de David Martín, David Carrasco y Ferran Pascual. Eso sí, considera que todavía falta mucho trabajo por delante. Especialmente, en lo que se refiere a dar entrada en el primer equipo masculino a jóvenes jugadores formados en la cantera y que estos asuman más protagonismo.



twitter-bird@nicolasarlanzon

1 comentario
  1. Toni dice

    Gracias Nin, eres un referente para mi. A pesar de las diferències parte de lo que soy me lo enseñaste tu (infantil y juvenil en Terrassa y tres años en Rubí Absoluto).Nunca podre olvidar nuestras charlas waterpolisticas, tu dedicacion y entusiasme por el waterpolo. Eres responsable de que ame a nuestro deporte. Disfruta de esta Nueva etapa.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.