El sueño del CW Sant Adrià

La entidad catalana que milita a día de hoy en la Primera catalana aspira a jugar la fase de ascenso a Segunda División, que viene a ser uno de los retos de un club familiar y humilde que preside Dani Gómez

A día de hoy el CW Sant Adrià se encuentra en la Primera catalana y se quedó a la puertas de jugar la fase de ascenso el año pasado tras quedar Primero en la Liga Catalana. Parte de esta culpa la tiene Iván Pérez, que hizo ascender al club recientemente antes de poner rumbo a otros objetivos. Este año, el equipo se encuentra luchando por quedar volver a quedar primeros y jugar la fase que puede colocarles en Segunda División poniendo así el broche de oro del proyecto.

Desde el club nos han empezado hablando de lo importante que fue la llegada de Iván Pérez al proyecto. “Llevábamos tiempo intentando crear la Escuela de Waterpolo, ya que los espacios de los que disponía el Club para entrenar eran a partir de las 21h en el Poliesportiu Ricart, impidiendo poder disponer de niños para poder crear categorías inferiores a la absoluta. Teníamos el conocimiento, que Iván estaba interesado en regresar de Venezuela, donde estaba realizando las funciones de Seleccionador Absoluto Femenino”, nos revela Dani Gómez, el presidente del club.

La etapa de Iván Pérez

El ex internacional estuvo interesado cuando se le expuso el proyecto de fomento del deporte, que llegaba a todas las edades. Desde el club se realizaron las gestiones necesarias para que dieran validación al proyecto todos los entes implicados, especialmente la gran predisposición del Ayuntamiento al Fomento y Desarrollo de los deportes minoritarios, destacando especialmente el Regidor de Deportes, Juan Carlos Ramos, que creyó en el proyecto y ayudó a que el Gestor en aquellos momentos de la instalación Municipal Marina Besòs, diera la aprobación a la creación de la Escuela de Waterpolo de Sant Adrià.

Para la directiva “Iván fue una parte importante para que todos los entes creyeran y confiaran plenamente en la creación de la EWSA y para su rápida expansión”, algo que confirman las estadísticas de un equipo que pasó en menos de un año de 20 deportistas a cerca de 80. Está claro que la inestimable labor del antiguo boya permitió a la entidad poder tener categorías y crecer en cantidad y en calidad. El club ha llegado a su situación actual gracias a todos los agentes integrantes de la entidad, deportistas, familiares, amigos, entrenadores, junta, Ayuntamiento… y consiguió pasar de 20 a 170 waterpolistas en sus dos primeros años antes de sufrir el cierre de la instalación Marina Besòs durante un año, donde perdieron a más de 40 integrantes, especialmente pre-benjamines. “Fue un año complicado, pero la gran voluntad de todos, hizo que superáramos los problemas”, nos dice Dani Gómez.

Después de la reapertura de la instalación y con gestión municipal, el club ha empezado dar un gran salto de calidad, realizando un gran trabajo los técnicos y deportistas, y llegando a tener al inicio de temporada 180 deportistas. El Sant Adriá quedó Campeón de Primera División catalana en la temporada 2017-2018, teniendo todas las categorías cubiertas desde benjamín a Juvenil (ascendiendo en las clasificaciones todos los equipos entre el 10 y el 20 de Catalunya), equipo femenino absoluto, dos absolutos en 1ª y 2ª División respectivamente y dos equipos Máster, un logro muy notorio tras no hacer mucho tiempo desde que partieron de cero.

Llegar a Segunda Masculina, el objetivo

El club tiene diferentes objetivos para el futuro más inmediato, entre los que se sitúan establecerse entre quince primeros de Catalunya, consolidar el equipo femenino absoluto en los primeros lugares de la Primera División catalana, poder hacer equipos de categorías femeninos y, sobre todo dar el salto a la 2ª División española con el primer equipo absoluto, después de haber quedado Campeón de la 1ª División catalana la pasada temporada, algo que demostró la evolución del equipo. Uno de los mayores ejemplos de la buena gestión que está realizando el combinado catalán es la cantidad de deportistas que tienen. Actualmente integran todas las categorías 162 deportistas, aunque al inicio de temporada llegaron a tener hasta 180, una cifra nada desdeñable para un club pequeño. Gracias a la directiva, hemos podido conocer la evolución en cuanto a número de integrantes, y las cifras no engañan.

En la primavera de 2014, el inicio del proyecto, había 20 deportistas al Sant Adriá, que ascendieron a 80 al final de 2015. En la 2015/16 ascendieron a 170 deportistas, cifra que bajó al año siguiente (130) por el cierre ya mencionado de la piscina de Marina Besòs. Los 180 deportistas que han llegado a tener al inicio de la presente campaña (160 ahora) constituyeron un récord para el equipo.

Dani Gómez nos ha contado como ha conseguido llegar el club a la actual situación, muy positiva a estas alturas. “Para llegar a la situación actual del club a nivel deportivo, los factores relevantes son la gran calidad de los técnicos, la buena planificación de la temporada, el gran trabajo de los deportistas y la gran ayuda y colaboración de los delegados y padres en todo momento, para que se puedan dar todos los factores”, nos dice, quien también ha hablado sobre la posibilidad de volver a quedarse sin piscina, algo que ya ha ocurrido, aunque en esta ocasión el directivo es más optimista. “Estamos confiados en que el CWSA va a poder estar en Marina Besòs muchos años más, aunque con algunas incertidumbres, como el Proyecto del From Maritim Litoral, en la que están implicados los terrenos de la instalación y del que participan varios entes”.

La apuesta por el waterpolo femenino

El Sant Adriá ya tuvo equipo femenino de la mano además del mimo entrenador cuando estaban en el Poliesportiu Ricart, y no tenían escuela. Esa experiencia dio buenos resultados, y en la temporada 2013-2014, sólo perdieron dos partidos, pero al ser equipo de nueva formación, no pudieron competir para los primeros puestos de la Primera División Catalana. Este año el conjunto catalán ha querido volver a apostar por el waterpolo femenino, tal y como nos cuenta el presidente. “Seguimos con el proyecto de entidad integral, donde queremos abarcar y mejorar día a día todos los equipos posibles y, hemos conseguido tener el equipo femenino absoluto gracias al mismo técnico que años atrás lo creó. En el conjunto hay una mezcla de veteranía y juventud, que hace que vayan mejorando día a día todas las integrantes”, nos cuenta.

El objetivo es tener a medio plazo tener el equipo luchando por quedar campeonas de 1ª División Catalana y, conseguir tener más equipos de categoría femenina. Llegando a conseguir tener cubiertas todos los equipos posibles en las ligas de todas las competiciones aspirando a los primeros puestos en medio-largo plazo”, concluyen desde el Sant Adriá.

twitter-bird@clemenklan

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.