Gilberto Cáceres levanta el waterpolo venezolano desde el CN Poble Nou

El técnico venezolano lleva ya varias temporadas potenciando la sección de waterpolo del CN Poble Nou, mientras busca incrementar el nivel de nuestro deporte en su país que está en plena preparación para los Panamericanos

Desde la dirección técnica del CN Poble Nou, Gilberto Cáceres controla el futuro del waterpolo venezolano, que se encuentra en plena preparación de la cita de la temporada. “En Venezuela en este momento nos estamos preparando para los Juegos Panamericanos con el femenino. Los juveniles para el sudamericano en Chile, con poca preparación. En el caso del femenino tratar de llevar 3 meses para poder hacer una preparación general. Que busquen mejorar en la parte de natación, fuerza, peso… Haremos un stage en Barcelona del 15 al 20 de julio. Será una oportunidad para que conozcan la cultura deportiva e histórica de Barcelona. Siempre que hacemos algún tipo de preparación en estas tierras estamos entre los primeros lugares porque aquí hay mucha pasión , respeto y que currar duro”, nos ha empezado diciendo.

Además, Cáceres nos ha comentado como se estructura el club. “En club contamos con un alevín, dos benjamines, dos infantiles, un cadete, juvenil, absoluto B y Absoluto A. Los espacios no son grandes, tenemos dos instalaciones CEM Besós y Can Felipa. Trato de organizarlo el espacio lo mejor posible para poder sacar el mayor provecho. Trabajamos los aspectos de fuerza, coordinación y agilidad más el waterpolo. Todos los fines de semana se juega waterpolo por lo tanto entre semana es importantísimo desarrollar las capacidades físicas porque no contamos con estrellas y tenemos que ir desarrollándolos para que corto plazo este de una manera, a media evolucionen y largo plazo puedan ser un equipo”, afirma, contándonos además cuál es el slogan del equipo: “No morimos como individuos. Morimos como equipo”.

Gilberto nos ha narrado como ha llegado a ser responsable de ambos estamentos. “En el mes de setiembre mi amigo Joan Colomer me llamo. Yo en ese momento soy el director técnico de la Federación Venezolana en deportes acuáticos, el presidente de la Liga de waterpolo, el vicepresidente de un medio comunicación Olímpico a parte formo parte del staff del deporte conjunto en el comité Olímpico Venezolano . Y este llevando y luchando el día a día para que nuestro deporte no se cayera por falta de recursos tratando de buscar estructuras”, afirma, al igual que explica que “Joan me llamo y me comento que tenía un proyecto entre manos y me pidió mi opinión. La palabra que me vino a la cabeza fue lealtad desde el 2000 y hasta 17 me ha ayudado y apoyado . Joan estuvo con nosotros al Preolímpico, al Centroamericanos en Cartagena, Sudamericanos en Brasil. Albert Fernández ha dado más de 3 clínicas en Venezuela como club, como FINA, ha estado con nosotros acompañándonos como staff. Ha estado en campeonatos internacionales. Prácticamente es de nuestra familia”, añade.

Un sueño hecho realidad

El técnico y directivo nos ha contado lo que significa para él acercarse a las costas catalanas. “Es un sueño tener esta oportunidad de ir a Catalunya, que toda mi formación sea avalada en una de las estructuras mundiales”. “Hablé con el presidente del comité olímpico venezolano y me dijo ‘vete a formar con conocimientos y valores se puede construir lo que sea’ teniendo la oportunidad de trabajar de lunes a lunes en Catalunya que cada fin de semana hay alrededor de 4.000 personas trabajando. Sin hablar de División de Honor que es el sueño de sueño, el deporte profesional”, nos sigue diciendo.

Gilberto es ahora miembro de la Confederación Sudamericana. “Estoy preparando una serie de recomendaciones de todas estas estructuras en lo formativo, técnico, táctico, en lo gerencial, en la formación para los delegados. En la formación de los encargados y responsables de piletas. En definitiva la certificación de todo el personal que trabaja dentro del polo acuático y dar las herramientas para Venezuela y Sudamérica. Cuando un día tienes la oportunidad de ver el waterpolo europeo en España te das cuenta que aquí se vive el waterpolo da igual la categoría”, afirma.

La historia del ex jugador no deja de ser curiosa. “Fui atleta de la selección nacional más de 15 años. En el año 1998 me retiro. El Ministerio del Deporte y el Comité Olímpico Venezolano me colocan a un profesor ruso que fue el segundo entrenador del equipo olímpico en Moscu. A parte entrenador de los famosos Diablos Rojos del club Dynamo, persona con más de 30 años de experiencia. En ese año nos informan que en el 99 vamos a participar en el Panamericano para luchar por conseguir una plaza para el Mundial. Formamos un grupo con jugadores de 16 y 17 años que captamos y empezamos un sueño. Me retiro como atleta y asumo la preparación con él”, empieza diciendo. Y es que en 1999 participó en el Panamericano, donde consiguieron la clasificación para el Mundial 2001, donde según dice, conoció a Rafa Aguilar y a otros integrantes del cuerpo técnico como Antonio Aparicio o Joan Colomer. “Rafa Aguilar me dijo ‘no quiero hablar de waterpolo. El waterpolo se lleva en la sangre. Ponte en contacto con Joan Colomer para cualquier cosa’. A los 3 meses Colomer me llamo y tuve la oportunidad de entrenar en Barcelona con un equipo de niños en el centro Joaquim Blume”.

Fue una etapa donde en la Blume entrenaban jugadores que luego acabarían siendo referentes en España, como Guillermo Molina o Xavi García, personas que Cáceres conocería junto con otros técnicos con los que se iría cruzando con el paso de los años. “A partir de allí comencé a venir todos los años. En el segundo año me invitan a un stage en Semana Santa y nos fuimos a Hungría con Joan Colomer, Xavi Julià. Viajamos también el tercer, cuarto y quinto año. Tuve el placer de viajar con Dani Nart y Tato Garcia. En 2004 conocí a Beto Fernández. Eran jóvenes muy preparados que siempre buscaban la manera de innovar más allá de que todos conocemos de la fuerza y la resistencia”, sigue contando. Alguno de los jugadores que el técnico entrenó tuvieron la oportunidad de jugar en el CNB. “Seguimos trabajando con ese equipo que gano los panamericanos y fuimos campeones en los sudamericanos en distintas categorías. Fuimos dos veces a la fase final de la Liga Mundial, al Mundial de Argentina y también llegamos a ir a un Preolimpico en Canada”, concluye.

El momento actual

El técnico nos ha contado como es la situación real hoy en día. “En estos momentos tengo a 10 jugadores jugando en distintos clubes de Catalunya y a nivel de España tengo a 2 jugando en Segunda y Primera. En Estados Unidos hasta 7 jugadores jugando para grandes universidades. He podido mandar hasta 7 arbitros al curso FINA. En España tenemos a dos entrenadores trabajando con dos equipos. En estados unidos 3 entrenadores formándose”, dice.

En mi país la situación política y económica ha frenado todo. No tenemos clubes, muy poco movimiento y poco personal. Ahora mismo está la estructura congelada para de cara aquí dos años salir de nuevo con todo lo que tenemos fuera, más comenzar el proyecto que estamos haciendo con niños de 9 a 11 años con 5 fundaciones que tenemos en este momento”, añade Cáceres que  recibió la invitación de Joan Colomer para trabajar con él y sentir la pasión de cada fin de semana tener partidos de liga y conocer la cultura catalana. “En liga catalana hay 3 divisiones dentro de cada categoría además de 1ª 2ª y 3ª catalana”, explica el técnico venezolano, quien considera que “por lo que a mí respecta estoy llevando el cadete, juvenil y el absoluto B. Con el absoluto B hasta el fin de semana pasado estuvimos primeros, a dos puntos del Badía B (3ª catalana) . En el equipo cadete quedamos primeros de la 1ª fase (21-19) y actualmente vamos primeros en la 2ª fase (15-22). Con juvenil conseguimos el cuarto puesto en la 1ª fase (13-23) en la 2ª fase de momento hemos perdido los dos partidos frente Olot (9-8) y Premiá (11-10) por la mínima”, sigue diciendo.

En el club catalán, tanto él como el resto del cuerpo técnico (Yuri Colet y Joan Colomer) están tratando de hacer una estructura donde el trabajo sea sistemático, que cada uno lleve los programas y las necesidades de cada atleta, haciendo mucha hincapié en los ejercicios físicos, la natación y la cohesión grupal. “A corto plazo es intentar dentro de lo posible que todas las categorías consigan el ascenso. El libro que ha hecho Beto y es un gran apoyo para todos los que trabajamos en esto”.

En 5 meses mi vida ha dado un cambio radical. Contento de que mi formación este certificada aquí y pueda dirigir en Catalunya y España. Catalunya ha sido mi escuela”, afirma el ex jugador orgullosamente. Como en Venezuela no es posible mantener una estructura por falta de recursos personal y entrenadores, Gilberto lo está haciendo en el extranjero al mismo tiempo que se forma. “Todo esto que estoy haciendo no lo he pagado de mi bolsillo me lo ha pagado mi país y yo debo retribuirlo y volver a levantar el waterpolo y el deporte nacional en Venezuela”, confiesa, a la par que desvela que “hoy conozco que hay implicadas 1500 personas cada fin de semana en la liga solamente para que se ejecute. Cada equipo tiene 2 entrenadores, 2 delegados, responsables de piscina. “Por lo tanto si no tenemos personal humano, distribución del trabajo, competición sistemática, cantera… En tan solo el arranque en Catalunya hay involucradas unas 3000 personas. Soy feliz de poder formar de esta familia de tener dos grandes amigos Joan Colomer y Beto Fernadez”, concluye Gilberto Cáceres.

twitter-bird@clemenklan

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.