Serbia entra en una ‘nueva era’ muy alejada de la cima europea

Una desconocida actuación de Serbia en este Europeo de Split confirmó un secreto a voces: la (ya no) temida selección de Dejan Savic ha entrado en una nueva era deportiva, y está obligado ha marcarse ahora los objetivos a medio - largo plazo

Serbia se ha encallado en el Europeo de Split tal y como hiciera en el pasado Campeonato del Mundo de Budapest cuando terminaron en la quinta posición. En esta ocasión finalizaron la cita continental en novena plaza. No obstante, las sensaciones son claras y este nuevo resultado alejado de lo que nos tiene acostumbrados sólo viene a confirmar lo que es un secreto a voces dentro del circuito internacional: la era de dominio de la generación de Filipovic y compañía ha llegado a su fin después de haber logrado entre otros títulos los dos últimos oros en los Juegos Olímpicos de Río y Tokio, en 2016 y 2021, respectivamente. Y es que la salida de un núcleo duro de la selección liderado por Filip, Andrija Prlainović, Duško Pijetlović, Gojko Pijetlović, Stefan Mitrović y Milan Aleksić entre otros, tras la medalla de oro olímpico ha obligado a Dejan Savic a cambiar de perspectiva y poner la mirada en objetivo a medio – largo plazo, porque la realidad pasa hoy día por garantizar que esta selección de serbia no puedo competir con otras potencias en mejor estado como Italia, Grecia, Croacia, Hungría y España. “Este Europeo ha sido definitivamente todo un fracaso. No merecíamos estar entre los ocho primeros. Tenemos que recomponernos para salir de este abismo en el que hemos caído”, reconoció tras la cita Radomir Drasovic.

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.