full screen background image
Search

Felipe Perrone: “El proyecto del CNAB está por encima de todo el dinero”

2801

Felipe Perrone posa para WATERPOLISTA.com ayer viernes después de de la entrevista en pleno barrio barcelonés de Poblenou / M.C.

Cualquier presentación posible se le queda corta. Felipe Perrone es uno de esos deportistas que te gana con tan sólo verle jugar. Su trayectoria deportiva es sinónimo de éxito y constancia. Ahora el jugador hispano – brasileño afronta una nueva etapa en el CN Atlétic Barceloneta, el cual dejó hace dos años para poner rumbo a Croacia. Allí jugó bajo la disciplina del VK Jug. Tras dos temporadas plagadas de títulos (ocho de los nueve disputados), Perrone regresa a la que siempre ha sido su casa y con quien espera volver a triunfar en Europa. Todo esto con la mirada puesta en la selección española, puesto que aunque aún no hay nada cerrado, ambas partes (RFEN y jugador) están por la labor de materializar su regreso al equipo nacional de cara al Europeo de Barcelona del próximo año. Horas después de firmar su contrato con el combinado marinero, Perrone concedió una entrevista en exclusiva a WATERPOLISTA.com en pleno barrio barcelonés de Poblenou.

– ¿Cómo te sientes en tu vuelta a España?
“Me siento muy feliz. El Barceloneta es un club de los pocos que apuesta por el waterpolo en España, a mí me hace mucha ilusión poder formar parte de este proyecto. Y esta vez tiene un punto especial, que es este proyecto de tres años hasta llegar a Tokio 2020. A nivel de club, el hecho de haber quedado campeones de Europa en 2014 nos da esta seguridad de que lo podemos volver a hacer”.

– ¿Te esperabas una acogida así?
“No me lo esperaba, pero me alegro mucho, esto es parte del deporte. Vengo de un club muy activo en redes sociales, el waterpolo está muy presente en la prensa y en la ciudad y me alegra que con mi fichaje estemos consiguiendo que se hable de waterpolo y que la gente esté pendiente de qué hará el Barceloneta el año que viene”.

– ¿Qué motivos te han llevado de vuelta a casa?
“Lo primero es creer en este proyecto, en el club y en las ganas que hay de construir un equipo.Y también poder estar al lado de muchos de mis amigos (Pinedo, Fran…) y poder compartir este momento con los jóvenes como Alberto Munárriz y Roger Tahull. Paralelamente, estar la selección. Volver al Barceloneta abre la puerta de la selección, que es algo que todavía hay que meditar y confirmar, pero poder volver a la selección española es algo que me ilusiona mucho”.

“Vuelvo porque confío en el proyecto, me reencuentro con muchos de mis amigos y tengo la opción de volver a la selección”

– ¿Podemos decir entonces que Felipe Perrone será el próximo jugador de la selección de David Martín?
“A ver, a ver… Todavía no lo puedo confirmar, pero creo que hay intención de las dos partes. El paso de venir al Barceloneta, que era el más importante, ya lo he dado. Sería muy bonito si llegara a pasar”.

– ¿Has hablado ya con el nuevo seleccionador?
“Sí, David Martín es un gran amigo mío y a pesar de que tengamos esa distancia en el sentido deportivo y profesional –ya que él es el seleccionador–sí que hemos tenido algo de contacto.Me consta que a David le hace ilusión que el hecho de haber vuelto al Barceloneta me abra la puerta de la selección”.

– ¿Qué te parece el proyecto en el equipo nacional?
“Confío al 100%, creo que David Martín ha demostrado con creces su capacidad. Además, muchos de los jugadores son mis amigos y viendo la ilusión y la calidad que tienen, yo no tengo ninguna duda de su capacidad de hacer cosas muy grandes”.

– ¿Te ha tentado el Pro Recco, según apuntaban algunos medios italianos?
“No he tenido ningún tipo de contacto con el Pro Recco este año, curiosamente. Otros años sí que ha habido este contacto, pero concretamente este año no. Aunque me han llamado otros clubs de Europa”.

– ¿Te planteaste otras opciones?

“Siempre que vengo a España es un cálculo de cuánto dinero voy a perder, aunque esto ahora no es el tema. A mí el proyecto me hace tanta ilusión que en este momento no doy ninguna prioridad al tema económicoy sí a lo que pueda construir aquí en España. Si el Pro Recco me hubiera llamado esta temporada, no creo que nada hubiera cambiado, la verdad es que estoy seguro que lo que voy a vivir en el Barceloneta y, si todo va bien, en la selección, no lo puedo tener en ningún otro lado”.

– ¿En qué sentido?
“Ya he jugado en el Pro Recco, vengo del Jug y sé que las sensaciones que tengo aquí no las tendré en ningún lado porque creo que va más allá de lo que es el deporte y de lo que es el tema económico. Hemos montado un grupo de gente que lucha por el waterpolo español, que quiere al waterpolo español en la cima y a mí me hace muy feliz poder volver a formar parte de esto”.

“Lo que puedo vivir en el Barceloneta y, si todo va bien, en la selección, no lo puedo vivir en ningún otro sitio”

– ¿Cómo describirías los dos años jugando en Croacia?
“Espectaculares, no me esperaba que fuera así. Llegué allí con el equipo sin haber ganado nada los dos últimos años y junto con Xavi García y Josip Vrlić, dos de mis mejores amigos, empezamos un nuevo proyecto.El hecho de vivir el waterpolo como un deporte de la ciudad, muy reconocido, ha sido una experiencia muy bonita. Cada día apareces en la prensa y los partidos se emiten cada semana por televisión. Es una manera muy distinta de ver el deporte y por eso me fui al Jug Dubrovnik”.

– ¿Os esperabais tantos éxitos?
“El primer año nos dijeron que el objetivo era ganar un trofeo y al final ganamos todos los cuatro, fue espectacular. Y luego el segundo año repetimos y solo nos ha faltado la Copa de Europa, que nadie esperaba que fuéramos a llegar a la final”.

– ¿Te arrepientes de algo?
“Nunca me he arrepentido de ninguna de las decisiones que he tomado a nivel deportivo y espero que siga así. He podido conocer otras culturas jugando 3 años en Italiay 2 en Croacia, y hacer muchos amigos. Además, he aprendido el italiano y el croata. El waterpolo, además de ser mi profesión, me ha permitido vivir experiencias que mucha gente no puede vivir”.

– ¿Qué echarás en falta de Croacia?
“El reconocimiento deportivo que hay y que en España no hay tanta repercusión. Los ambientes antes de los partidos, especialmente en Dubrovnik, y que después de cada partido la gente hable es algo muy especial”.

– ¿Qué te ha aportado Vjekoslav Kobešćak durante tu etapa en el Jug?
“Él fue un jugador de alto nivel y tiene esta cercanía con nosotros que le permite entender muy bien al jugador. En el equipo que montamos eso fue muy importante y bonito de vivir. Cada entrenador tiene sus características, pero en su caso con una miradaVjekoslav es capaz de entender al jugador”.

“El Barceloneta es un equipo que aprende a base de victorias. La Copa de Europa de 2014 es el camino a seguir para repetirlo”

– Y ahora será Chus Martín el encargado de entrenarte…
“Tengo confianza total en Chus Martín y es otro de los motivos por los que estoy aquí. No sé cuánto tiempo un entrenador no llevaba un equipo español a ser campeón de la Copa de Europa, y él lo consiguió con el Barceloneta. Chus cuenta con un reconocimiento a nivel europeo y, aunque los otros equipos tengan más presupuesto, tenemos equipo para competir. Es un gran entrenador que nos puede hacer jugar de una manera que pocos equipos pueden”.

– Has hablado de Xavi García como uno de tus mejores amigos: ¿Qué te ha supuesto poder volver a jugar con él en el Jug?
“Me acuerdo cuando íbamos a jugar las semifinales de la pasada Final Six que hablé con Xavi y le recordé una de las anécdotas de cuando jugábamos juntos en el CNB. El primer partido cuando vine a Europa, a Barcelona, con 15 años, lo jugué con Xavi. Estábamos en el Club Natació Barcelona y en un partido de categorías creo que yo hice 7 goles y él 5. Estaba súper nervioso y me acuerdo mucho de este partido. Y después de esto aún coincidimos en el Barceloneta, en la selección y ahora recientemente en el Jug Dubrovnik. Tener a Xavi en Croacia me ha hecho muy feliz, ha sido un gran apoyo emocional. Llegas allí, no hablas el idioma y tenerlo al lado fue perfecto”.

– ¿Has podido hablar con Xavi después de tu decisión de volver al equipo marinero?
“Sí, la verdad es que le cuesta asumirlo, porque hemos hecho un grupo bonito que ha durado dos años, cosa no muy común en el waterpolo. Tomar la decisión y romper un poco el grupo no le hace muy feliz. Pero lo entiende, sabe que así funciona el deporte y que había razones muy grandes para venir aquí”.

– ¿Apoyaste a Xavi en su decisión de jugar con Croacia?
“Después del momento difícil de dejar la selección española, fue muy bonito ver como Xavi le dio la vuelta con la selección croata y se acabó llevando una medalla Olímpica. Cuando lo vi en semifinales y en la final garantizando la medalla estuve a punto de llorar. Viéndole por el comedor de la Villa Olímpica me vino esa sensación de que la vida tiene caminos que nunca te esperas…”

“Xavi fue un gran apoyo emocional cuando llegué al Jug, estuve a punto de llorar cuando se llevó la medalla en Río”

– Y en tu caso, ¿te tentó la selección croata en algún momento?
“Se hablaba mucho de esa posibilidad, pero nada oficial. En ningún momento tuve este interés. Tengo lazos muy fuertes con España, mi abuela era catalana y desde pequeño he tenido la nacionalidad. Creo que gran parte de mí es española y una parte es brasileña”.

– Hablemos del Perrone brasileño ahora… ¿Cómo viviste la situación del waterpolo en Brasil?
“Es muy triste, yo fui allí con un objetivo, tenía la sensación que era algo que tenía que hacer. El waterpolo con una Olimpíada en casa asume otra dimensión y era una oportunidad única para desarrollar el deporte. Se han mantenido muchos proyectos sociales, yo incluso sigo con uno para niños. Perodesafortunadamente, la ocasión de seguir apostando por todos estos proyectos después de los Juegos Olímpicos se ha desaprovechado.Los casos de corrupción han tenido también un impacto muy duro en el deporte. Creo que era muy importante para todo el waterpolo nacional esta selección de Brasil, es una lástima…”

¿Te has sentido en algún momento decepcionado o engañado?
“Engañado no. Decepcionado sí, sobre todo porque yo creo que todos los que hemos jugado al waterpolo sabemos los beneficios de este deporte. El ADN de este deporte es el juego en equipo, el sacrificio… Desde pequeño ya aprendes lo que es el sacrificio, la importancia del trabajo en equipo, porque siempre dependes de que alguien te dé un pase”.

– ¿Cuál es tu techo?
“Hay siempre la discusión de si se aprende más con la derrota o con la victoria. Seguro que con la derrota se aprende mucho, pero he visto una entrevista con Manel Estiarte en la que él dice que aprende más con la victoria. Y creo que, en el caso del Barceloneta, nosotros también hemos aprendido más con las victorias. El hecho de ganar la Copa de Europa en 2014 y los últimos resultados en Europa han marcado el camino y han demostrado que se puede repetir”.

“Estoy muy contento por volver a jugar con compañeros, pero a la vez triste por la marcha de Minguell o Roca”

– ¿Cuáles son los objetivos a nivel de club?
“Seguir dominando el escenario nacional. Sabadell viene haciendo un proyecto increíble y cada vez es más difícil ganarles, así que tampoco podemos olvidarnos de esto. Y,por otra parte, llegar a una Final Six. Una vez estás allí, nunca sabes lo que pasará y así lo hemos visto en los últimos años”.

– ¿Has podido hablar con algún futuro compañero?
“Sí, hablo siempre con ellos. Por un lado, tengo muchas ganas de volver a compartir vestuario con muchos jugadores, pero también tengo una cierta tristeza porque jugadores que llevaban muchos años en el club como Marc Minguell o Marc Roca se van. Entonces es una mezcla de volver a compartir vestuario con muchos compañeros y una tristeza porque algunos cierran su etapa en el Barceloneta”.

– ¿Qué opinas sobre el cambio de reglamento que propone FINA?
“Mucha gente está en contra, pero yo desde una perspectiva global no he notado grandes cambios jugando en piscina de 25 metros. Una vez se reduce la piscina, después evidentemente hay que bajar el tiempo. La reducción de la piscina sí que ayudaría a eliminar los metros muertos de la transición, pero si se baja el número de jugadores entonces estaríamos hablando de otro deporte. Por otro lado, lo de jugar con 11 jugadores es una exigencia del Comité Olímpico. A pesar de no estar de acuerdo, ¿si te lo exige el Comité Olímpico que vamos a hacer? Yo incorporaría el sistema del balonmano, que permite tener a 2 jugadores fuera que podrían entrar en caso de lesión”.

– ¿Qué le dirías al aficionado al waterpolo en el día que se conoce tu vuelta al CNAB?
“Que disfrute, porque en España y especialmente en el Barceloneta se hacen grandes esfuerzos para tener a un club representando al país a nivel europeo. Cuando miras los partidos de Copa de Europa y ves como juega el Barceloneta, se nota mucho el sello personal del equipo. En el Jug todos los jugadores miden 2 metros y pesan muchos quilos, son profesionales cobrando buenas cifras. Pero en España tenemos este semi-profesionalismo, casi amateur, y aun así podemos competir con ellos. Por eso espero que la gente disfrute y valore el esfuerzo que se hace”.

twitter-bird@marti_cerca
EDICIÓN VÍDEO: ENRIQUE RUÍZ




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *