Dani Esforzado: “El primer reto de Colombia es la formación de entrenadores”

El catalán Daniel Esforzado está dando forma al waterpolo colombiano desde la selección y desde el banquillo del Antioquia; el español habla de su experiencia en WATERPOLISTA.com

Con 20 años de trayectoria en los banquillos, Daniel Esforzado es una de las claras referencias técnicas en Colombia. Allí se siente como pez en el agua. El respeto que se ha ganado desde su llegada al país es impagable. No sólo es el principal responsable el equipo de Antioquia (uno de los mejores del país), sino a su vez ostenta el cargo de seleccionador nacional. De familia acuática, con tan sólo tres años dio sus primeras brazadas. Ya con 14 años jugó su primeros minutos como jugador del primer equipo del CN Barcelona con quien ganó cuatro Ligas y cinco Copas del Rey (1989, 1991, 1995, 1996, 2002). Además fue internacional con España hasta en treinta y seis ocasiones entre los años 1995 y 1997. No obstante, su principal razón de ser le llevó a combinar a la perfección su trayectoria como profesional con su formación, siendo licenciado de INEF por la Universidad de Barcelona. Después de dirigir a varios equipos en Barcelona de diferentes edades, Daniel tiró de valentía para emprender un camino que no sería nada fácil, sabiendo que la situación entre un país y otro son a día de hoy bastantes diferentes. Sin embargo, con la misma autoridad con la que llegó, el técnico catalán ha logrado poner las bases a falta de un mayor respaldo, sobretodo a nivel nacional. Justo después de disputar en Perú el Sudamericano en el que la selección de Colombia terminó en tercera plaza (perdió en semifinales ante Argentina), el español concedió una entrevista a WATERPOLISTA.com donde hace balance de su carrera como entrenador al otro lado del charco.

– ¿Cómo se ha llevado estos meses en relaciono al Covid-19 en Colombia?
“El confinamiento se realizó muy pronto y los contagios han sido relativamente bajos. Pero aquí hay mucha gente que vive al día y su ingreso diario es vital. Ahora se está permitiendo cierta actividad económica y la gente empieza a actuar normalmente, los casos empiezan a aumentar y la sanidad de aquí no es tan solvente como en España”.

– ¿Cómo lo has llevado tú a nivel personal?
“Familiarmente mis hijos llevan tres meses en casa y eso nos ha permitido realizar actividades que nunca habíamos realizado antes, y estrechar la relación. Económicamente los recortes han sido muy duros, por lo que hemos tenido que ajustarnos. Y profesionalmente los entrenos del equipo son diarios, virtuales y hacemos reuniones con los psicólogos dos veces por semana. A nivel Internacional habíamos iniciado los entrenamientos con el equipo colombia femenino para la preparación del Campeonato Suramericano, pero ahora está todo en el aire. Particularmente he recuperado algunos proyectos que había dejado pendientes por falta de tiempo y me estoy poniendo al día”.

– Cuál es la situación actual del waterpolo en Colombia?
“En Colombia, como en la mayor parte de Suramérica, es difícil. Aquí la falta de presupuesto, las enormes distancias, la falta de buenas infraestructuras de comunicaciones terrestres y la peculiaridad de que ningún club tiene una instalación propia, hace que la competición y por lo tanto el crecimiento, se complique (los espacios y los horarios dependen del ayuntamiento o del gobierno propietario de la instalación, por lo que las decisiones las toman gente alejada de la piscina e incluso alejada del deporte). Afortunadamente en los pocos lugares donde se practica el waterpolo hay una muy buena cantera de locos por el balón amarillo y cada vez entrenadores mejor preparados. Desde la Liga de Natación de Antioquia hemos iniciado un curso de entrenador de waterpolo que permitirá una formación muy completa a todos los niveles a técnicos y deportivos y a entrenadores de actividades acuáticas. Esto permitirá iniciar actividades de waterpolo en zonas doónde solo se hace natación o incluso en zonas donde simplemente haya piscinas adecuadas para la práctica de waterpolo”.

– ¿De qué manera ha evolucionado en estos años?
“Colombia siempre ha tenido buenos jugadores. Algunos han dado el salto a Europa y lo han hecho a un nivel muy alto. También ha habido jugadores de altísimo nivel que no han salido nunca de aquí, por lo que no han podido demostrar en Europa lo que podían hacer, pero te aseguro que podían haber estado en lo más alto. Suramérica con hermanos Perrone, Echenique, Idárraga, A. Pirela, I. Fernández… y Centroamérica con Iván Pérez, Amaurys Pérez, Armando Fernández, Raúl de la Peña…, estos son algunos ejemplos que muestran que el semillero latinoamericano pone piezas indispensables en los mejores equipos del mundo. Claro está que el salto a Europa no es fácil, pero los equipos europeos deberían poner más atención porque continúan apareciendo jugadores con un potencial extraordinario. Colombia juvenil participó en el mundial de Hungría 2018 ofreciendo un muy buen nivel, tanto técnico como táctico, y sorprendiendo a muchos entrenadores. Lamentablemente la gran diferencia de competición que hay entre las diferentes ligas europeas y la colombiana, en número de equipos, número de partidos, intensidad en los entrenos,…hace que la distancia se vaya ampliando”.

– ¿Cuáles son los retos a los que se enfrentan?
“El principal reto de Colombia, creo yo, es la formación de entrenadores. A partir de aquí la captación de participantes, el aumento de las competiciones internas a todos los niveles, y facilitar la posibilidad de salir al extranjero individualmente mediante becas y como equipo. Para que todo esto sea posible es indispensable el apoyo de las instituciones, ya sean públicas o privadas”.

– A nivel de club, como se presenta la temporada próxima, ¿habrá mucho cambio debido al coronavirus?
“Los clubes tienen unos ingresos y unas posibilidades de actuación muy limitados. Esto dificulta los campeonatos nacionales por lo que el verdadero peso de la competición colombiana radica en los campeonatos e selecciones interregionales, de cuyos resultados se definen los seleccionadores y los jugadores que participarán en los eventos internacionales. Este año deberíamos haber jugado 4 paradas, pero el coronavirus ha obligado a solo hacer 1 en Noviembre, donde se decidirá el campeón colombiano 2020”.

twitter-bird@waterpolistacom

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.