El impulso al waterpolo maño de Paula Esteban

La entrenadora aragonesa afrontó su última participación como seleccionadora infantil, mientras que se marca como objetivo personal seguir creciendo en las filas de la Escuela de Waterpolo Zaragoza

Paula Esteban es presente y futuro del waterpolo en Aragón. La ex jugadora ejerció de seleccionadora del equipo infantil en el pasado Campeonato de España por Federaciones Territoriales. Además, es segunda en la Escuela Zaragoza asistiendo a Fran Orizo, primer entrenador del club que milita en la Liga PREMAAT Femenina. Todo ello después de comenzar en el waterpolo por medio de la natación. “Lo practicaba desde muy joven y a los 15 años decidí probar el waterpolo. Me cansaba ya de nadar y mi hermana había hecho waterpolo y me gustaba. Entonces fui a la Escuela de Waterpolo, único club que tenía femenino en Aragón. Y ya me quedé y hasta hoy. Fue en el 2001. Empecé siendo muy floja. Pero al final como la cabezonería maña manda, entrenos a todas horas hasta el 2013 que me retiré muy bien jugando en Europa. Mi relación con el waterpolo empezó poco a poco hasta marcar mi vida, mi trabajo, mi todo, mi prioridad ante todo des de que probé el waterpolo”, nos cuenta.

Después de toda una carrera, Esteban ha llegado a los banquillos de su club. “Soy entrenadora de la Escuela Waterpolo Zaragoza. Llevo la categoría alevín, donde este año tenemos tres equipos. Hasta el año pasado llevaba también la benjamín. Luego voy de segunda entrenadora con todas las categorías. Ahora especialmente hago de segunda de Fran Orizo. Él me ha enseñado casi todo el waterpolo que sé. Es mi principal referencia”, comenta Paula, quien nos ha hablado de su relación con Orizo. “Cuando dejé de jugar perdí un poco mi identidad y ahora que a partir del año pasado voy de segunda con el equipo, voy a los partidos, sesiones de entreno, tomamos decisiones juntos. Estoy muy contenta de estar con el porque es una persona que vive su trabajo y le encanta. Siento que estoy aprendiendo de la mejor persona que podría aprender en ese ámbito”, cuenta. Además, la entrenadora dirige a la selección aragonesa de categoría infantil femenina. “Este es el séptimo año que la he llevado y va ser el último. El año que viene cedo el relevo, no sé muy bien quién lo cogerá. Imaginó que será Luis, que es mi compañero. Yo creo que ya he terminado esta etapa”, nos revela

“Exigente, divertida y dialogante”

Paula se ha definido como entrenadora. “Intento ser exigente, divertida, dialogante. Me gusta mucho que se cumplan las normas de puntualidad, intensidad y rendimiento. A la vez me gusta mucho trabajar la parte psicológica del jugador, conseguir esa complicidad y que confíen en sí mismos. Yo empecé de muy mayor y era bastante insegura lo cual hizo que en los primeros años fuera bastante paquete. Luego con el paso de los años, leyendo y formándote como entrenadora, te das cuentas que haces muchas cosas en tu etapa de jugadora por miedos, dudas e inseguridad. Por eso intento hacer hincapié en esto hoy que está de moda el coaching, que a mí me ha gustado siempre. El tema del coco es muy importante sobre todo en el femenino, porque tenemos otras necesidades. El waterpolo femenino es súper trabajador pero en el tema de la cabeza nos entran muchas dudas a veces”, nos cuenta.

Aquí en Zaragoza cuesta que saquen el carácter, porque al haber tan pocas chicas algunas ya tienen el puesto asegurado. Pero aun así me gusta que ser cañeras, que luchen. A mí nadie me ha regalado nada. Empecé siendo muy floja y lo que he llegado a conseguir ha sido por trabajo y por esfuerzo, y me gusta que la gente sea así. Me gusta premiar a la gente que trabaja, me gusta la gente que se vacía en el agua, añade Esteban, quien ha seguido explicándonos cuál es su visión desde el banquillo. “A la vez intento ser muy técnica, explicar muy bien cómo se hacen las cosas. En la parte de jugadas que en la categoría alevín queda un poco lejos, en la selección infantil y en el primer equipo lo puedo trabajar y me siento bastante realizada en ese sentido, el poder ayudar a gestionar las emociones y en el apartado de jugadas. Sobretodo creo que soy comprometida, estoy a disposición del club. Soy una persona muy de club la verdad. Es un club pequeño, muy familiar y me gusta mucha esa unión”, sentencia sobre este tema.

Sus funciones en la EWZ

Paula ha continuado hablándonos de cuáles son sus funciones en su club. “Soy entrenadora de categoría alevín mixta, aquí en Aragón entrenan todos juntos chicas y chicos, segunda en el resto de categorías. Entreno también un día a los benjamines. Estoy varios días con Fran con el absoluto femenino, pero sobretodo alevín”, afirma, a la par que desvela que lleva “siete años y tengo una buena experiencia. Pero sí que la realidad de Aragón respecto a la selección es un poco peculiar, no se llega a ser una selección real. Hasta ahora solo había la Escuela Waterpolo Zaragoza en femenino pero ahora también tenemos al Olivar que tiene alevín e infantil femenino. Este ha sido el primer año que de verdad hemos tenido una selección real de 23 niñas. Han entrado cuatro alevines porque hay muy poco nivel, pero las que vienen por debajo vienen apretando. Pero crecemos muy poco en esta comunidad en general. Yo empecé en el 2001 y estamos los mismos clubes que hay ahora. No sale ningún club en Huesca, Teruel… y respecto al femenino pues aún menos. Las ayudas a la promoción se hace muy poca en general”, añade.

Para Paula, si se quiere ser realmente competitivos en este tipo de campeonatos haría falta que el resto de clubes de la comunidad de Aragón sacaran femenino también y al poder ser que surgiera algún club más. “Tenemos muy pocas instalaciones, tenemos muchos problemas con el agua pero para hacer la lista solo tuve dos entrenos después sí que tuvimos un fin de semana bastante intenso con Madrid y Valencia”, dice Esteban, quien considera que “es complicado que las niñas sean intensas porque al final ellas cuentan y ya saben que van a ir seguro. La niña que es competitiva por si misma genial pero el resto les cuesta un poco arrancar. Este año estamos contentos. Las niñas han competido de verdad por primera vez. Yo habiendo jugado en División de Honor tantos años y competición europea no me gusta ir a un Campeonato de España y quedar séptima. Me gustaría que Aragón en un futuro pudiera estar más arriba, que las niñas lucharan por tercer o cuarto puesto. Pero ahora me parece un poco irreal con la situación que tenemos aquí, el año pasado acabe un poco disgustada y este año he asumido que este es el nivel que tenemos y que hacemos milagros”, sigue diciendo Paula.

Esteban ha insistido en este argumento. “Al final la Escuela la mantenemos arriba partiendo de muy pocas niñas, de muy poca competición, es una liga muy pequeña de cuatro clubes es una comunidad que constantemente estamos luchando. Como seleccionadora estoy contenta con mi papel durante siete años. En los cinco primeros con Carlos Esquerra, de mi club y estos dos últimos con Luis Romero, del Olivar. Hemos intentar sacar todo lo que podemos de las niñas. Este es el último año. Trabajo por muchas empresas, hago natación de varias edades, estoy con la Escuela, hago aquafitnness, doy clases del curso de socorrista y necesitamos parar en algún ámbito”, afirma añadiendo que “ahora vendrán generaciones de chicas que van apretar 2007-2008. Estoy contenta las chicas han hecho un buen grupo con ambiente muy chulo”.

Su reto, seguir creciendo

Esteban ha terminado la entrevista hablando de sus retos, y afirma que el principal es “seguir creciendo con el club”. “En primer lugar mantener la categoría de División de Honor. Para mí es un orgullo que niñas que han empezado conmigo empiecen a formar parte del absoluto, y sobretodo ver el compromiso que niñas pasen de esa etapa complicada 16-18 años y sigan queriendo jugar a waterpolo y hacerlo en la Escuela. Con las cadetes y juveniles que vamos a jugar la fase de ascenso a Primera en Talavera. En principio vamos con el objetivo de que las chicas jueguen pero no renunciamos a luchar por el ascenso. Sería un sueño para muchas y sería una solución por la falta de competición regional y tenemos muchas jugadoras que dan el salto a División de Honor aun estando muy verdes. Si conseguimos jugar en Primera las chicas llegarían al absoluto con más nivel y confianza”, comenta.

“En alevín voy a ganar la Liga Aragonesa y ojala el año que viene volver a ganar con otro de mis equipos. Me estoy formando estoy haciendo el curso de entrenador superior, la fase común. Ayer era el último día para mandar un trabajo y durante el Campeonato he aprovechado los huecos, pero no me ha dado para terminar todo lo que tenía pendiente. Seguir firmando, conociendo, aprendiendo del waterpolo en general y ojala algún día darle el relevo a Fran en el primer equipo”, concluye Paula Esteban.

twitter-bird@clemenklan

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.