El reto del Olivar: acceder (al fin) a la categoría nacional

Junto al Coordinador Técnico de la entidad aragonesa conocemos en WATERPOLISTA.com la situación actual de un club que busca continuar en la lucha por el ascenso a la Segunda División Masculina

Hoy día el Waterpolo Olivar tiene unos retos muy claros de cara a que su proyecto deportivo continúe a adelante. Y es que la vuelta de la actividad, y particularmente del waterpolo, a esta entidad aragonesa fue lleno de palos en las ruedas, debido a que en octubre comenzaron la temporada con todas las medidas sanitarias correspondientes, y los confinamientos perimetrales que impidieron, entre otras cosas, la asistencia de algunos deportistas, más allá de que en el mes de noviembre cerraron las piscinas, por lo que no fue hasta diciembre cuando volvieron a abrir las instalaciones y se trabajó el físico en el exterior, intentando en todo caso mantener “toda la motivación posible”. “La vuelta fue una inyección de moral para todos, pero principalmente para deportistas y técnicos“, comenta el Coordinador Técnico, Enrique García quien puntualiza que en el mes de febrero comenzaron los partidos y “aunque de una manera muy regulada por la situación sanitaria estamos volviendo a tener al aliciente de poder competir“.

En este sentido, García asegura a WATERPOLISTA.com que “evidentemente ha habido que superar muchas situaciones para las que nadie estaba preparado, pero se están superando con la unión de todos. Hay más gastos debido a la adaptación a la normativa sanitaria, pero la amplia disponibilidad de espacios exteriores ha permitido afontar con solvencia el cierre del deporte en espacios interiores”, asegura el responsable técnico del club que por otro lado que en torno al 10% han sido las bajas que ha sufrido el club. Sin embargo, a pesar de ello continúan trabajando. “La competición se ha iniciado en pequeños formatos para minimizar los fines de semana de partidos, por ahora sin incidencias y contentos por poder volver“, asegura al igual que reconoce que está siendo una temporada de “altibajos, ya que es complicado para todos, y poner un objetivo deportivo no ha sido la prioridad”. “Ahora bien, están siendo bastante positivos, la labor de las categorías inferiores está siendo fantástica“, asegura.

En esta línea, y teniendo en cuenta estas premisas el reto si se realizan los Campeonatos de España “es poder participar”. “En categoría cadete y alevín hay un grupo que puede optar a ello, al igual que el infantil femenino. Nuestro objetivo más ambicioso vuelve a ser el ascenso a Segunda División Nacional, la estructura está formada para ello“, explica García, quien por otro lado da su punto de vista en relación a la situación en la que se encuentra el waterpolo en Aragón: “la cosa está complicada, ya que somos cuatro clubes y E.W. Zaragoza tiene una situación que esperemos resuelvan positivamente, ya que dependen de instalaciones públicas. Nuestras ligas son cortas, y si a esto le unimos la no posibilidad de salir fuera a competir a torneos, se hace más difícil todavía. En la comunidad es importante que se mantengan los equipos nacionales, que lo están haciendo muy bien, y les mandamos la mejor suerte siempre, pero nosotros tenemos la ambición de llegar más pronto que tarde a estar ahí“, concluye.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.