Juan Ramón León, al servicio del CN Caballa en cualquier faceta

Aunque se ha tomado un año sabático como deportista para centrarse en las oposiciones, este deportista ceutí mantiene una estrecha relación con el waterpolo por medio del CN Caballa, el club de si vida

Juan Ramón León es deportista federado del CN Caballa desde los nueve años, y en junio, ya cumple 34. “Estuve solo en natación hasta que a mis 15 años, Miguel Ángel Ríos decidió juntar a algunos veteranos del equipo antiguo y algunos niños como lo era yo para hacer el equipo de waterpolo. Durante los años anteriores ya en verano nos ponían a jugar muchas veces y ahí estaba gente como Guillermo Molina, era mi vecino y me llevaba a entrenar cuando era pequeño, supongo que ahí empezó todo”, recuerda con nostalgia el deportista ceutí, quien se encuentra inmerso en plena oposición, por lo que no se ha retirado, sino que se ha tomado un año de descanso para poder preparar bien las pruebas y estudiar. “Cuando mi cuerpo me diga basta y me note más débil o más lento entonces diré que se acabó. En cuanto a mis recuerdos, sobre todo me acuerdo de los ascensos desde segunda andaluza hasta la primera división nacional (en dos ocasiones), del trabajo diario juanto a mis compañeros, también por supuesto de las amargas derrotas de las cuales se aprende tanto”, explica.

| Esfuerzo, sacrificio y superación

En todo caso, para Juan Ramón este deporte simboliza para él, “esfuerzo, sacrificio y superación”. “Es lo que he hecho desde pequeño, lo he vivido en el Caballa, nacido y criado allí, al igual que muchos de mis compañeros como los hermanos Barreiro o Alejandro Villada. Solo estuve fuera cinco años en Granada para formarme y seguí jugando también desde fuera. Para mi es un paraiso al igual que Ceuta, y por eso aunque tuve otras oportunidades decidí volver a Ceuta y al Caballa. Me siento muy agusto aquí”, comenta un deportista que a su vez estas últimas temporadas se ha encargado de dirigir al primer equipo femenino del club. Y es que está al entero servicio de una entidad que desprende buen hacer en cada una de las temporadas donde viene desarrollando un proyecto que se basa principalmente en el trabajo con las categorías inferiores. “En las categorías absolutas lo han hecho muy bien, los chicos aunque perdieron el cruce con Rubi les plantaron cara y las chicas tienen la fase de ascenso a primera a final de mayo, y aun faltan los campeonatos de clubs de categorías“, asegura el técnico.

Por otro lado, León define como “Muy buena” la evolución que ha protagonizado las últimas temporada el club. “Quién habría dicho hace diez años de estar donde estamos y luchar por lo que luchamos?, me siento muy orgulloso de esto. También te digo, ya no como entrenador, sino como jugador, nos ha costado sangre, sudor, lágrimas y algunas cosas más, que han sido unos 17 años anteponiéndolo a casi todo lo demás“, asegura el ceutí que desvela su hoja de ruta a nivel particular: “de momento, estoy enfocado en la fase de ascenso a primera con el equipo femenino, quiero hacer un buen papel pero sin renunciar a nada. Al final, supongo que cuando somos entrenadores, si has sido un jugador trabajador buscas que tus jugadores se comprometan y trabajen como lo haces tú cuando juegas, y muchas veces es difícil enseñar que el talento sin trabajo queda en nada, que hay que acompañarlo. Si a cada grupo que tenga consigo convencerlos de esto, habré conseguido mi objetivo y me daré por satisfecho independientemente del resultado“, sentencia.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.