La situación de los clubes ‘más humildes’

Sentamos en 'La Mesa Redonda' a seis clubes de diferentes puntos de la geografía española que sin representación en categoría nacional sufren como todos los efectos derivados de la crisis sanitaria del Covid-19

La situación derivada de la crisis sanitaria del coronavirus ha hecho mella en la estructura deportiva y económica de las diferentes entidades deportivas del país. Ningún club es ajeno a los efectos del Covid-19. Tanto las entidades con representación en categoría nacional como aquellos clubes que vienen desarrollando su actividad en una región concreta con un objetivo claro: el fomento del waterpolo entre sus deportistas. Por este motivo nos sentamos en ‘La Mesa Redonda’ con representantes de seis clubes de diferentes puntos de la geografía española para valorar su situación actual y analizar el panorama que se les presenta de cara a una próxima temporada llena de incertidumbres.

| Club Waterpolo Carthago

Para el Club Waterpolo Carthago han sido unos meses “muy complicados“. “A dos días del inicio del estado de alarma nos vimos obligados a cancelar la actividad del club ya que un miembro del absoluto masculino dio positivo por COVID y, a partir de ahí, empezamos a trabajar para intentar que nuestros deportistas no se desligasen del día a día del club. Durante estas semanas hemos ido prescribiendo ejercicio físico a nuestros jugadores y realizando un campeonato de conocimientos teóricos”, comenta Ángel Nieto, responsable técnico de la entidad de la Región de Murcia, el cual explica que con el paso a la fase 2 empezaron a ver La Luz al final del túnel. “El Ayuntamiento de Cartagena se puso en contacto con nosotros para ofrecernos una instalación para poder reanudar la actividad. El pasado miércoles tuvimos la primera toma de contacto con los jugadores, con un jugador por calle y un tiempo de entrenamiento muy limitado para que al menos puedan tocar agua y balón el mayor número de deportistas posibles de categoría cadete hasta absoluta. No obstante, el gran grueso del club que son las categorías más jóvenes, aún se encuentran a la espera de poder retomar la actividad y ansiamos su regreso”, asegura.

En este sentido, el entrenador considera que hasta el momento del parón de la competición estaban en la fase más importante de la temporada, donde se iban a disputar las plazas para los campeonatos de España. “Estaba siendo una campaña muy positiva para el club. El gran escaparate, que son los equipos absolutos estaban rindiendo a gran nivel, el masculino se proclamó campeón de liga por primera vez y el femenino continuaba con su dominio regional a pesar de encontrarse en un cambio generacional. Por otra parte, lo más pequeños estaban afianzándose en nuestro deporte y el resto de categorías inferiores seguían progresando y peleando por las competiciones regionales”, argumenta Ángel, quien explica que la paralización de la actividad económica ha sido “completa”. “Las cuotas a nuestros deportistas no han sido giradas y los entrenadores nos encontramos en ERTE. Así mismo, el Club Deportivo Santa Ana, instalación dónde entrenamos, ha paralizado el cobro del alquiler, pudiendo desahogar de ese modo las cuentas del club en estos meses sin ingresos“, asegura el técnico, quien por último reconoce que ahora mismo piensan en poder volver a su instalación y que sus deportistas regresen al agua. “La unión y la ambición del equipo absoluto masculino nos anima a plantearnos la posibilidad de querer luchar por el ascenso a nacional“, sentencia.

| Waterpolo Pontevedra

El Waterpolo Pontevedra se acogió a un ERTE una vez se decretó el estado de alarma. Sin embargo, han intentado mantener activos a sus diferentes deportistas. “Durante estos meses hemos venido desarrollando actividades, juegos, concursos sobre todo pensando en que los/las más pequeños/as no perdiesen el vínculo con el club y con el waterpolo“, explica el presidente del club, José Tellería, quien asegura a un par de veces a la semanas se realizaban entrenamientos conjuntos por categorías a través de Zoom para mantener un poco la condición física. Y es que hasta el momento del parón de la competición por la crisis sanitaria, a nivel deportivo la temporada estaba siendo en general “positiva”, aunque según explica su presidente “con algunos resultados y momentos un poco titubeantes sobre todo en categoría absoluta masculina“. “En cuanto a las chicas, aunque tenemos un equipo absoluto femenino muy joven (basado en juveniles y cadetes) la verdad es que este año teníamos la ilusión de hacer un buen papel en la fase de ascenso para tratar de pelear por el ansiado ascenso a categoría nacional. Y en los equipos de base, muy bien…el objetivo con ellos/ellas es que aprendan y se diviertan con el waterpolo. Aunque gusta ganar, los resultados son secundarios”, explica José Tellería. 

En este sentido, la entidad gallega se vio afectada a título económico, teniendo en cuenta que cesó toda la actividad, “pensando en nuestros socios decidimos dejar de cobrar las cuotas mensuales y, consecuentemente ante la falta del principal canal de ingresos del club, no podíamos asumir el coste del cuadro técnico y era solicitar un ERTE o afrontar su despido“. Los tres entrenadores desde el primer momento nos apoyaron en la decisión de que para salvaguardar la viabilidad del club ellos también debían hacer ese “sacrificio”. Además, el club llegó  a acuerdos con las empresas que gestionan las piscinas donde entrenaban para suspender el pago del alquiler de agua. Así que ahora mismo los gastos son mínimos, los básicos de funcionamiento del club (asesoría, bancos,…). “Por suerte, tengo que agradecer a nuestra masa social que ante la situación planteada, voluntariamente una parte importante ha decididoseguir pagando sus cuotas a pesar de no estar recibiendo todos los servicios y actividades normales del club. Es una muestra de compromiso e implicación con el club por su parte en momentos difíciles que no podemos olvidar y debemos agradecer“, asegura.

A nivel económico, tenemos la duda de sí con la coyuntura económica que se presenta, las empresas patrocinadoras/colaboradoras van a seguir apoyando nuestro proyecto

José Tellería – CW Pontevedra

Bajo un panorama lleno de incertidumbre, el Pontevedra trabaja para marcar una hoja de ruta propia que programar de cara a la próxima temporada. “A nivel social, esperemos no perder por el camino muchos socios. A nivel económico, pues con la duda de sí con la coyuntura económica que se presenta, las empresas patrocinadoras/colaboradoras van a seguir apoyando nuestro proyecto. Y a nivel deportivo, preocupados por cómo gestionar todo el tema de la seguridad de nuestros/as deportistas cuando podamos volver a la “normalidad” y expectantes por las normas y protocolos que tengamos que cumplir cuando se reanuden las competiciones…y si hay suertey no hay nuevas oleadas del dichoso bicho. Desde luego la temporada 20-21 será un reto para todos los agentes implicados, desde los clubes hasta la propia federación y los gestores de las piscinas. Esperemos que todos estemos a la altura. Seguro que sí“, sentencia.

| Real Club Naútico de Vigo

A diferencia de otros clubes, el Real Club Náutico de Vigo cuenta con una instalación propia en la que desarrollar su actividad. Este hecho ha provocado que con la entrada de la Fase 2 puede comenzar a realizar algunos entrenamientos en grupos muy reducidos y con las restricciones impuestas por la situación. “Veremos cómo se Irán reincorporado los deportistas y si tenemos suerte y no sufrimos demasiadas bajas”, explica Luis Vilavedra, responsable del Área de Waterpolo del RCNV, quien por otro lado desvela que la temporada hasta el momento, estaba siendo la mejor. “El equipo juvenil se proclamó campeón y ya tenía billete para el Campeonato de España, en categoría absoluta, en chicos tras ser subcampeones de Copa cayendo en la final in extremis por 10-9, ya teníamos ventaja en semis del play off para jugarnos la final con serias opciones de cara al título y a participar en cto de españa de Tercera División o fase de ascenso. Las chicas por su parte estaban a una victoria de disputar también la final de play off. Además los infantiles ya eran virtuales campeones de una liga que no se pudo finalizar. Sin duda nos ha llegado esta situación en el peor momento posible a nivel deportivo”, explica.

Por otro lado, a nivel económico el club lleva ya varios años inmersos en un proceso concursal, por lo que la situación “ya era delicada de antemano”. “Esta prevista la salida del concurso de acreedores en los próximos meses con un nuevo proyecto de viabilidad. Ahora tendremos que ver cómo afecta esta situación realmente a nivel de cuotas de socios y deportistas para asegurarnos un futuro que ahora mismo es incierto“, asegura el responsable de waterpolo del club quien ya trabaja en la próxima temporada: “se plantea ahora mismo con tanta ilusión como incertidumbre. Esperamos que la línea de trabajo de estos años no se rompa. Si conseguimos mantener a la mayoría de nuestros deportistas creemos que podremos seguir aspirando a cosas importantes. Todos estamos pendientes de los nuevos sistemas de competición para comenzar a trazar un plan de futuro y buscar nuevos objetivos y motivaciones que estimulen a nuestros deportistas“, concluye.

 | Club Waterpolo Algeciras

Desde el pasado 13 de Marzo, la Delegación de Deporte del Ayuntamiento de Algeciras, propietaria de las instalaciones deportivas donde entrenamos, suspendieron todas las actividades y escuelas deportivas así como decretó el cierre de las instalaciones, y esto paralizó en seco la actividad del Waterpolo Algeciras, parón que siguen sufriendo a día hoy pues aún estando en Fase 2 de desconfinamiento, la piscina municipal sigue cerrada debido a que aprovechando el cierre se han acometido trabajos de mantenimiento y mejora en la misma, que aún están por terminar.

Habrá que renegociar con patrocinadores su apoyo económico en un marco de crisis económica donde el deporte en general y el waterpolo en particular es un gran olvidado

David Armenta – CW Algeciras

Lo cierto es que hasta la suspensión de las competiciones, la valoración que hacen de la temporada era bastante buena. “Para nosotros la situación ha coincidido con un cambio de ciclo, empezábamos la temporada con la incorporación de un nuevo Director Técnico, Luis Arostegui, que al llegar al club se encontraba con un equipo absoluto que venía de ganar dos años consecutivos la liga de Primera División Andaluza, la máxima categoría en Andalucía, pero a su vez era un equipo formado con jugadores muy veteranos, por lo que ha sido todo un reto empezar a trabajar pensando en el futuro, se ha renovado el equipo con jóvenes jugadores de la cantera con una media de edad de 18 años, que en su primer año han sido capaces de mantener la categoría asegurando una 7 plaza incluso antes de llegar a la última jornada. Desde el club pensamos que esto es un gran logro para el equipo que refuerza el trabajo con la cantera y nos hace soñar con el futuro”, explica el presidente de la entidad andaluza David Armenta, quien puntualiza que por otra parte, hay un aspecto importante: “en el desarrollo deportivo ha sido la formación de un equipo femenino Infantil/Cadete con el que estamos sembrando la semilla para intentar volver a tener equipo femenino en la máxima categoría en Andalucía, precisamente una de estas jugadoras estaba ya en la preselección para disputar el campeonato de España por Federaciones territoriales con la Selección Andaluza. Los equipos bases siguen creciendo poco a poco más despacio de lo que nos gustaría pero acorde al espacio disponible de piscina que disponemos”, explica el máximo dirigente.

Por otro lado, el presidente del club explica que “gracias al escaso nivel de endeudamiento del club, se han podido afrontar los pagos comprometidos sin grandes dificultades, además hemos reducido los gatos fijos a lo mínimo, pero a su vez, los ingresos también se han reducido a mínimos tanto en las cuotas de los socios, como los derivados por las cancelaciones de las escuelas de waterpolo, también algunos patrocinadores debido a la situación de parón económico nos han congelado los pagos”, argumenta Armenta, el cual prevé un inicio de temporada “complicado” tanto en el plano deportivo como económico. “Habrá que renegociar con patrocinadores su apoyo económico en un marco de crisis económica donde el deporte en general y el waterpolo en particular es un gran olvidado. En lo deportivo nos encontraremos con un colectivo que va a estar sin entrenar ni competir más de cinco meses, eso es mucho tiempo, debido a que en verano no disponemos de ninguna instalación donde poder continuar entrenando, lo que hará que la temporada empiece con muchas dificultades a la que costará cogerle el ritmo”, sentencia.

| Waterpolo Donostia

La situación del Waterpolo Donosti desde que se decretó el estado de alarma y al tener que estar obligados a estar confinados en sus casas fue de paralización de toda su actividad durante las primeras semanas. “Al ver que las cosas no mejoraban y sin posibilidades de entrenar ni competir, tuvimos que realizar un ERTE a los tres entrenadores del club, dimos a las familias la posibilidad de rebajar las cuotas mensuales al 50% y empezamos a organizar entrenamientos virtuales divididos por categorias dos días a la semana“, explica el presidente de la entidad vasca, Iñaki De Santos, quien explica como mantuvieron la actividad: “un día hacemos físico y otro les damos teoría a base de vídeos y partidos grabados. La directiva ha seguido trabajando para cuando entremos en el final de la desescalada en la posible vuelta de la nueva realidad, y la autoridades nos permitan jugar a waterpolo, en la organización de las actividades que desarrollamos en verano, como son los cursos de waterpolo en la playa para niñas y niños de 8 a 14 años y los campeonatos senior de waterpolo playa femenino y masculino que celebramos en agosto en la playa de la Concha en Donostia-San Sebastián“, puntualiza.

En este sentido, De Santos considera que la temporada que estaban realizando hasta el momento era “buena”. “Con el primer equipo hemos quedado tras la paralización en la quinta plaza en la Liga Euskal Herria pero con aspiraciones de subir algún puesto. Con el equipo Cadete Mixto sí que teníamos muchas ilusiones pensando en ganar la liga, pero todo se ha quedado en nada. En Infantiles y en el segundo equipo senior esta temporada nos ha servido para aprender y mejorar mucho”, asegura el dirigente, quien por otro lado explica que en el plano económico están con bastante incertidumbre “al tener una pérdida de ingresos por las cuotas. Durante el ERTE el club se ha comprometido con los trabajadores a completar su sueldo para llegar al 100% de su salario. Damos las gracias a las familias que han mantenido sus cuotas para ayudar al club“, explica De Santos, quien por último marca la hoja de ruta para la próxima temporada: “la vemos con mucha preocupación y con muchos interrogantes por cuándo podremos empezar y de qué forma. Nos preocupa mucho el tema de la piscina, en qué condiciones nos dejaran entrenar, si podrá haber contacto entre jugadores. Nos preocupa cuantas bajas de jugadores tendremos respecto a esta temporada, y sobre todo es el tema de la captación de nuevos jugadores, porque es en primavera y verano cuando realizábamos la mayor parte de las acciones de captación en colegios y al estar cerrados desde marzo lo vemos muy difícil“, sentencia.

twitter-bird@waterpolistacom

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.