La solidez: seña de identidad de España

El equipo nacional español ha demostrado valor, calidad, determinación y mucha solidez en la fase de grupos que cerró en Tokio con un total de pleno de victorias

La selección masculina , que ha tenido que sufrir hasta el último partido para obtener esta plaza honorifica, puesto que, debería allanar el camino, aunque la realidad es que, a priori, los peores rivales han estado en nuestro grupo. Se debe respetar a todos los equipos, y más con la igualdad existente, pero, una Serbia, que ha exhibido nombre más que juego, pero siempre un rival peligroso, o Croacia, sorprendida por Australia, con la lección bien aprendida o el mismo Montenegro, han sido una puesta a punto idónea para nuestro siete. Es evidente que Hungría, el waterpolo más espectacular, Grecia, un rival que nos cuesta siempre por su dificultad táctica o Italia, estrategia, estratagema y saber estar, son rivales complicados, pero, en mi opinión, ya hemos pasado por pruebas más complicadas.

El equipo, cada vez más sólido, las medallas en el europeo y mundial último, han dado un plus de confianza que le hace un rival temible. No se ha visto un equipo mejor en estos juegos. Desde la seguridad de López Pinedo en la portería, con un Unai Aguirre llamando a la puerta, a la potencia de Munarriz, con lanzamientos capaces de perforar las redes, la sabiduría de Felipe Perrone, el entrenador en el agua, con firmas de autor, el descaro y categoría de los jóvenes Bernat Sanahuja y Álvaro Granados, quizás el mejor finalizador de la competición, un zurdo, Blai Mallarach, que no sabes el resultado del lanzamiento hasta que el portero recoge el balón del fondo de la portería, la trayectoria no sé ve.

Con Martin Famera y Alex Bustos cargando las espaldas de los boyas contrarios y dos gregarios de lujo, no hay dinero para pagar el trabajo de Fran Fernández y Marc Larumbe. No, no me olvido de los dos boyas, Miguel de Toro, duro, inasequible al desánimo, incomodo, efectivo y, en mi opinión, el detalle que completaba un gran equipo, Roger Tahull, de los pocos centros capaces de hacer gol de jugada, no solo sacar expulsiones o finalizar superioridades.Todo ello en manos de un maestro modelador, David Martín, me hace sentir optimista, convencido que el segundo oro está cercano, entra en nuestras posibilidades, somos un claro candidato y los otros dos cajones del pódium un premio de consolación en el que vamos estar, solo nos falta saber en que lugar.

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.