Patricia del Soto: “Lo importante es aparentar que todo va bien, pero no somos tontas”

Hablamos con Patricia del Soto, una de las mejores porteras españolas de la historia, que pasó por clubes de máximo nivel como el CE Mediterrani, el CN Sabadell, el Olymoiacos CFP, Ethikos Piraeus o NO Vouliagmeni

Cuando Patricia empezó a jugar con 14 años, apenas se habían asentado los cimientos del waterpolo femenino. “Todo se estaba creando de la mano de Mar Sanromá. El waterpolo femenino tenía pocos clubs, pocas jugadoras y poca competencia a nivel nacional”. Esto ahora ha cambiado notablemente, y es que como afirma del Soto: “Hoy en día es un deporte conocido en cualquier rincón del país, hay muchísimas niñas, categorías, el CAR de Sant Cugat que trabaja las bases”. Sin duda, la competencia entre los equipos favorece que aumente la calidad de nuestras deportistas hasta llegar a ser Campeonas de Europa, como es el caso de nuestra selección absoluta, quien tiene gran culpa de este progreso. “Ese cambio no habría sido posible sin el medallero que lleva coleccionando la selección absoluta femenina. Ver tanto éxito continuo motiva a muchísimas niñas a jugar al waterpolo, y por supuesto, apostar por el deporte en sí”.

Esta evolución del waterpolo femenino empezó con el CN Sabadell, que empezó a pagar de manera profesional a sus jugadoras. “Yo me tuve que ir en 2005 a la liga griega para cobrar y jugar en una liga fuerte y profesional. Blanca Gil tuvo que hacer lo mismo en Italia”, reconoce Patricia. De la misma manera, cree que el cuerpo técnico de la selección, entre otras cosas, es muchísimo más completo y profesional, y a más recursos y exigencia, más éxitos y calidad. Aunque para del Soto “aún queda muchísimo camino por recorrer”. “La apuesta por el deporte femenino es grande, en mi opinión porque no paran de ganar medallas, pero aún con una desigualdad enorme”. Entre los puntos que destacan esta desigualdad están:

– “No puede ser que un club de división de honor no pague ni desplazamientos a sus jugadoras, mientras que su equipo masculino cobra por ser de los últimos de la liga y se pega viajecitos por las islas de preparación. Se me cae la cara de la vergüenza ajena que me produce”.

– “Que haya entrenadoras de categorías que cobren menos que entrenadores de las mismas categorías”.

– “Que en selecciones españolas femeninas de categorías no haya ni una primera entrenadora, y las hay muy buenas”.

– “Que una de las mejores jugadoras del mundo cobre la mitad en su club que jugadores que ni están en la selección”.

– “Que jugadoras que hacen doble sesión y a las que se les exige compromiso en uno de los cinco mejores clubs femeninos de España cobren 200€”.

– “Que en la pancarta de la Copa de la Reina que sostenía el CN Sabadell tras haber ganado, pusiera ‘Campeón’. No cuesta nada añadir unas letras, es ridículo”.

– “Que tanto en la RFEN como en el recibimiento en la Moncloa a nuestras y nuestros campeones no se utilice lenguaje inclusivo tiene delito”.

Y créeme que podría seguir y seguir. Creo que hacer cuatro fotos con la ‘manita’ en el ojo puede hacer sentir mejor a muchos, o las fotos que seguramente veamos el 8 de marzo de la falsa igualdad. Lo importante es aparentar que todo va bien, pero no somos tontas y no nos conformamos con el postureo y su intento de tener la conciencia tranquila”, sentencia del Soto, quien está ahora en el cuerpo técnico del CN Molins de Rei como entrenadora de porteras y porteros, quienes para ella son “el/la gran olvidada”.

twitter-bird@jplazar7

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.