‘Vísteme despacio, que no tengo prisa’

"Debemos de ser conscientes de que los jugadores jóvenes pueden no tener el mismo nivel de rendimiento, puesto que las acciones del juego determinantes las realizan con menos fuerza", comenta el columnista de WATERPOLISTA.com

El waterpolo es mágico. En efecto, una vez que llama a tu puerta, es casi imposible que vuelva a salir. ¿Por qué? Seguramente cada uno de nosotros y nosotras argumentaría una razón diferente, por lo que no se puede explicar. No obstante, todavía es un deporte “minoritario”. Todavía. En consecuencia, los entrenadores y entrenadoras a menudo tenemos dificultades para encontrar jugadores y jugadoras, debido a los contínuos abandonos relacionados con los estudios, el trabajo, y en este momento, también por el COVID-19. Por esta razón, frecuentemente promocionamos y subimos a jugadores y jugadoras jóvenes y adolescentes para que jueguen en los equipos absolutos. ¿Os suena?. Sin embargo, estos jugadores y jugadoras quizás no están preparados o preparadas para jugar ya que pueden encontarse en período de desarrollo y madurez.

Como entrenador me ví reflejado en la situación previamente expuesta y nos hizo reflexionar dentro del grupo de investigación porque no solo ocurría en mi Club (Leioa Waterpolo), tanto en la sección masculina como en la femenina, sino también en otros equipos. Por ese motivo, nos preguntamos si estos jugadores y jugadoras jóvenes estaban realmente preparadas para entrenar y competir con los equipos absolutos. Para ello, estudiamos las diferencias en los parámetros antropométricos y en la fuerza muscular de jugadores y jugadoras de dos categorías distintas, cadetes y seniors.

Sabemos que en el waterpolo el tamaño del cuerpo es fundamental no solo por las numerosas acciones que implican contacto físico, sino también porque un mayor volumen corporal conlleva a obtener mejores posiciones en el agua, y alcanzar y controlar los pases de manera más adecuada durante el transcurso del partido (Tsekouras y cols., 2005). Además, la fuerza y el rendimiento son proporcionales al tamaño muscular (Kubo y cols., 2006). En nuestro estudio, por un lado, observamos que los jugadores de la categoría senior tuvieron un mayor peso corporal y muscular en comparación con los jugadores cadetes, además de un mayor perímetro del brazo. A su vez, los jugadores de la categoría senior realizaron también más fuerza en cada una de las pruebas analizadas, no así en relación al peso corporal. Por otro lado, en las mujeres no observamos diferencias significativas ni en la antropometría ni en la fuerza muscular entre las jugadoras cadetes y las senior. Por lo tanto, las jugadoras cadetes están físicamente preparadas para competir y entrenar con equipos de alto nivel en términos de medidas antropométricas y fuerza muscular, a diferencia de los jugadores cadetes (Barrenetxea-Garcia y cols., 2019). Interesante.

Estos hallazgos son particularmente relevantes para los entrenadores y entrenadoras. Debemos de ser conscientes de que los jugadores jóvenes pueden no tener el mismo nivel de rendimiento, puesto que las acciones del juego determinantes (saltos, lanzamientos, luchas y desplazamientos) las realizan con menos fuerza. Además, estas diferencias demuestran que si ambos grupos de edad entrenan juntos, los entrenadores y entrenadoras deben implementar programas de entrenamiento de fuerza individualizados y adaptados para cada grupo, teniendo en cuenta estas diferencias y analizando la progresión de las adaptaciones fisiológicas de los jugadores jóvenes. ¡Fundamental! No podemos construir una casa desde el tejado. Por el contrario, se ha destacado que las jugadoras cadetes están preparadas para entrenar y competir junto con las jugadoras senior. No obstante, el hecho de que estén físicamente preparadas no significa que deban jugar directamente porque existen otros parámetros a tener en consideración como los elementos cognitivos (técnica y táctica, individual y colectiva), psicológicos (gestión de emociones) o la experiencia. Por lo tanto, mucho cuidado porque ellos y ellas son nuestro auténtico tesoro. No lo olvidemos.

Vísteme despacio que no tengo prisa.

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.