Ona y Laura: sufridoras atípicas en la grada

Ambas colgaron el gorro la temporada pasada después de haber formado parte del núcleo duro de los principales éxitos tanto de La Sirena CN Mataró como de la selección española; disfrutaron como nadie del bronce en LEN Trophy

Laura y Ona. Ona y Laura. Dos emblemas del waterpolo español que después de anunciar el año pasado que colgaban el gorro mantienen a día de hoy una estrecha relación con el balón amarillo en general y con el Mataró en particular. Y es que bajo estos colores, ambas exinternacionales (consiguieron algunos de los mayores éxitos del equipo nacional como la plata olímpica en Londres) se mantienen a las duras y a las maduras al lado de las que durante años fueron sus compañeras y ahora son sus amigas. Es por ello que no faltaron a la cita con la LEN Trophy del pasado fin de semana en El Sorral. Justamente allí ambas lideraron al Mataró dos años atrás en su camino al primer título de Europa de su historia.

Es por ello que son dos voces más que autorizadas para valorar una competición que en palabras de Ona Messeguer, las chicas de Florín Bonca “empezaron con muchos nervios“. “Al principio del primer partido se les notaba pero han ido a más según pasaban los minutos. El mal inicio hizo que no pudieran ganar el primero pero esto no ha sido así con las italianas, puesto que el sábado des del inicio han empezado muy concentradas y con mucha intensidad que ha hecho que estén por delante des del inicio hasta el final“, explica a esta web Ona.

Sensaciones contrapuestas

En este mismo sentido, se pronuncia Laura López, pieza clave del bloque del Maresme. “El viernes jugaron muy desorganizadas, quizá fueron los nervios del primer partido, pero no jugaron como ellas saben hacer. El sábado ha sido todo lo contrario, se ha visto un equipo muy serio y con las ideas muy claras. Sabían en todo momento qué tenían que hacer y han mantenido la calma cuando las italianas ha llevado el juego al limite permitido”, comenta con franqueza la exjugadora madrileña, quien considera que “este bronce supone un antes y un después, han recuperado su juego sacando su mejor versión, lo que les dará mucha confianza de aquí a final de liga. Hoy han demostrado que pueden plantarle cara y ganar a cualquier equipo“. “Espero que nos den muchas alegrías. Creo que este año la lucha por la liga está más compensada que otros años, el Sant Andreu ha mejorado mucho y han sido muy regulares durante toda la temporada ganándose ese segundo puesto, pero el Mataro ha demostrado que también entra en esta lucha y que tiene ganas. Sinceramente espero verlas en la final“, añade.

La inmensa alegría que supone ver triunfar al que durante años fue tu equipo se contrapone a la añoranza de no poder acompañarlas en el agua. “Es fácil y difícil a la vez, ya que en algunos momentos te gustaría echar una mano al equipo“, puntualiza Messeguer quien coincide con Laura López a la hora de reconocer que por momentos “se echa de menos“. “Ha sido complicado, de echo ha sido la primera vez que he tenido ganas de volver a jugar. No me imaginé que se sufriera tanto. Quizás es porque las conozco a todas y he compartido muchos momentos con ellas, pero vives el partido casi como si estuvieras en el agua con ellas sumando momentos de frustración porque no puedes ayudar al equipo. Ahora bien, una vez acaba el partido es increíble la sensación, es una sensación de orgullo, de admiración y felicidad. Al final solo tenia ganas de bajar a la piscina y abrazar a cada una de ellas”, concluye.

twitter-bird@etoster

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.