RCN Vigo busca rearmarse

De la mano de Luis Vilavedra, el conjunto gallego, que recuperó el waterpolo en 2009, está creciendo a pasos agigantados y ya se pone objetivos más ambiciosos sin olvidar nunca sus orígenes

En 2009, el RCN Vigo, que dio sus primeros pasos en la dársena del puerto de la ciudad gallega, decidió volver apostar por una sección de waterpolo que, tras más de cinco décadas en activo, había desaparecido siete años atrás. Lo hizo creando una escuela que, en su primera campaña, apenas contó con tres alumnos. En la temporada 2010-2011, gracias al efecto llamada y a mucho esfuerzo, el club dio un salto exponencial: consiguieron juntar un equipo de exjugadores y nadadores que comenzó a jugar la liga gallega absoluta. Lamentablemente, esta primera experiencia fue un completo infierno. Pronto cambiaron las cosas. Poco después, pasaron a contar con treinta jóvenes y los resultados mejoraron. De hecho, consiguieron la medalla de bronce en el campeonato gallego, algo que, en ese momento, fue una auténtica sorpresa. Actualmente, cuentan ya con 9 títulos autonómicos entre ligas y copas en categoría alevín, infantil y cadete.

[bs-quote quote=”Ya han conseguido permitirse el lujo de llevar el peso de un partido contra un equipo que ha jugado fases nacionales” style=”style-11″ align=”left”][/bs-quote]

Al frente de este ambicioso proyecto, desde sus inicios, se encuentra Luis Vilavedra, quien en 2011 decidió desvincularse de la natación, disciplina en la que dio sus primeros pasos, llegando a ser becado para ir al Centro de Tecnificación de Pontevedra, para dedicarse exclusivamente al mismo. Precisamente, tras regresar a Vigo se inició en el waterpolo. Lo hizo en una época en la que no existía la liga gallega, motivo por el que debían jugar una “liga galaico-duriense“, en la que se enfrentaban a equipos de la región norte de Portugal. En el 94, tras abandonar la práctica de este deporte, entrenó a su primer club de natación, Tenis Codesal de La Guardia, mientras que en el 97 pasó a formar parte del Galaico de Pontevedra, donde cosechó grandes éxitos durante los siguientes diez años.En 2007, Vilavedra regresó a su casa, un RCN Vigo que le dio la oportunidad de hacerse cargo de las categorías de base del equipo de natación, algo que después, como se ha mencionado con anterioridad, compaginaría con el waterpolo.

Una estrecha relación

Estos años como responsable, según él, han estado llenos de altibajos. “Ha pasado rápido y he disfrutado de grandes momentos muy intensos, pero también ha habido algunos duros en los que nos hemos planteado tirar la toalla”, asegura Vilavedra, quien estuvo a punto de dejar la disciplina del club tras no ser respaldado por la junta directiva cuando deicidió apostar por el waterpolo. Un bache que superó gracias a sus jugadores, de quien dice que siempre le han dado motivos para seguir adelante.

[bs-quote quote=”Ha pasado rápido y he disfrutado de grandes momentos muy intensos, pero también ha habido algunos duros” style=”style-11″ align=”right”][/bs-quote]

En lo que a sus líneas de trabajo se refiere, Luis Vilaverda destaca que su objetivo es lograr que todo el mundo, especialmente los niños, que quiera practicar este deporte pueda hacerlo: “La premisa es que disfruten y se diviertan”. Para que vayan creciendo y progresando, según él cuentan con una herramienta clave: una liga interna que todos ellos, desde benjamines a cadetes independientemente de su nivel, juegan y que les permite iniciarse en la competición. Un hecho que considera vital, más allá del trabajo diario. Por ello, intenta que las diferentes categorías salgan todo lo posible y organiza eventos a los que intenta que acudan entidades de fuera de Galicia, comunidad cuyo gran hándicap es la falta de equipos. En las últimas cuatro temporadas, ya han participado en varias ediciones de torneos de referencia como el Rafa Feliz alevín, el WP Camp infantil, el BW Water My Friend cadete, la Turbo Cup BIWPA juvenil, o el Beach Polo Palamós absoluto. En julio, los alevines jugarán el Habawaba Sapain. Además, ya tienen preparada la IV edición de su torneos para categorías infantil y cadete en Nigrán, y absoluto en el puerto deportivo.

Licencias, en auge

En cuanto al rendimiento, el responsable de la sección de waterpolo del RCN Vigo, club que actualmente cuenta con 110 licencias, 15 de ellas de chicas, cree que el rendimiento de los diferentes equipos está siendo excelente, ya que están peleando por todo. Cabe destacar que ya han sido campeones de Copa en categoría cadete y alevín y subcampeones en juvenil. Además, están jugando por primera vez una liga Femenina absoluta con un equipo extremadamente joven, con dos jugadoras alevines, 2 infantiles, 4 cadetes, 2 juveniles y 1 sola absoluta. “Ya han conseguido permitirse el lujo de llevar el peso de un partido contra un equipo que ha jugado fases nacionales en las últimas temporadas y empatarles en su casa”, explica un orgulloso Vilavedra, quien añade que este año han participado en campeonatos de España infantiles, en los que han cosechado muy buenos resultados.

Para poder seguir en esta buena tendencia, cree que lo que les falta es poder tener más espacio y horarios de trabajo, algo que es un objetivo prioritario. Por ejemplo, los benjamines y alevines salen de la piscina a las 10 de la noche, el resto de categorías más tarde de las 11 y los viernes sale de la piscina casi a la una de la mañana. “Es una barbaridad” asegura el exwaterpolista, quien explica que apenas cuentan con una hora y media(excepto los viernes, que cuentan con tres) de agua diaria para todos los deportistas y que la mitad de ese tiempo solo pueden utilizar en dos calles de una piscina de seis que se ha dividido en ocho para ganar espacio.

Aparte, a corto-medio plazo espera poder crear un equipo absoluto de garantías con todos los jugadores que llegan pisando fuerte desde abajo. Además, espera aumentar el número de chicas para poder competir en todas las categorías. Finalmente, también cuenta con el deseo de seguir dando a todos sus deportistas la oportunidad de jugar, viajar y disfrutar del waterpolo. En esta misma línea, no descarta que el club llegue a competir a nivel nacional. De hecho, trabajan con esa aspiración y cuentan con la intención de crear en los jóvenes la voluntad de crecer para llegar a ese nivel.

twitter-bird@nicolasarlanzon

También podría gustarte
¡Suscribete a WATERPOLISTA.com totalmente GRATIS!
Disfruta de todas las novedades que se publican en WATERPOLISTA.com y muchas ventajas que irás recibiendo semana tras semana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.