Los cuatro títulos de Alfonso Merino

En su primer año en el Fluvial Portuense, el técnico navarro ha superado con creces las expectativas: ganó cuatro títulos, entre ellos, dos Ligas, tanto con el primer equipo como por el filial; ahora sólo piensa en seguir en Portugal "muchos años más"

El técnico navarro con los títulos / A.M.

Visto lo visto podemos decir que Portugal es un lugar en el que los españoles se gustan (y disfrutan). Después de lo acontecido los últimos dos años podemos decir que a nuestros entrenadores se le da bien las competiciones del país vecino. Primero fue Joan Albella, quien en tan sólo un año al frente de las filas del Fluvial Portuense cumplió con creces su objetivo, llegando a debutar en Champions League, al menos en fase preliminar.

La salida del olotense a la Deportiva Náutica Portugalete dio paso a la llegada al banquillo portugés de Alfonso Merino, un entrenador español que ha demostrado no tener miedo alguno a retos en lugares que para algunos sería todo un pecado. Después de haber estado a los mandos del waterpolo tailandés, el que fuera alma máter del WP 98 02 femenino optó por dar estabilidad a su carrera profesional. Y esa estabilidad ha derivado en una serie de éxitos que según reconoce a WATERPOLISTA.com “ha superado las expectativas que teníamos en un principio“.

Y es que lo cierto es que bajo su batuta el Fluvial Portuense ha ganado cuatro títulos: Supercopa, Copa y dos Ligas: una con el filial en Segunda y otra con el primer equipo, que de esta manera revalidó el título de campeón. Estos éxitos nos dejan una idea: Portugal tiene un claro dominador y su entrenador es español, el cual desvela que “en un principio nos constó un poco jugar al estilo que yo creo que debemos de tener, pero conforme ha ido avanzando la temporada se ha ido viendo mejor a lo que tenemos que jugar”. “Aún queda mucho trabajo y el margen de mejora es amplio“, añade.

Seguirá en Portugal

De las palabras de Merino se deja entrever su continuidad en el Fluvial, puesto que allí se encuentra “cómodo y adaptado“. “Espero seguir esta temporada y muchas más“, desvela el técnico navarro, quien considera clave el buen ambiente “y las ganas de mejorar y ganar“. “Son un grupo que siendo amateur cien por cien lo cierto es que han vivido una constante evolución. Quieren a este deporte y saben que todo pasa por darlo todo en cada entrenamiento“, explica con franqueza Alfonso. Un Alfonso, que más allá de seguir dándole minutos a los más jóvenes en el primer equipo, se marca como objetivo evolucionar hasta el punto de tener un juego que nos caracterice.

Ahora ya en frío y con el trabajo hecho, Merino reconoce que ésta ha sido una de las “mejores experiencias como entrenador“, ya que sus propios jugadores le han enseñado a seguir adelante sin tirar nunca la toalla. “Ganar la segunda división fue una gran alegría sobre todo para los chavales más jóvenes que han trabajado mucho este año, al igual que los absolutos que después de perder el segundo partido de la final contra todo pronóstico (siendo un gran palo) se rehicieron para acabar llevándose la eliminatoria“, puntualiza Merino.

Por otro lado espera que con el paso de los años y gracias al trabajo de todos los actores implicados el auge del waterpolo portugés aumente considerablemente, puesto que es innegable que a día de hoy falta nivel. “De todas formas la liga podría tener mucho mas nivel con los mismos jugadores que hay, pero en Portugal falta mucha cultura deportiva“. Por este motivo, Alfonso no sólo quiere dejar huella en el propio Fluvial, sino que su intención pasa por la de “ayudar a desarrollar el waterpolo en Portugal“, puesto que al fin y al cabo allíi toman como referencia al waterpolo español: “para ellos es un espejo donde mirarse, es el ejemplo a seguir. Va a ser muy complicado pero el waterpolo portugués admira el español“, concluye.

twitter-bird@etoster

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.